Proceso de recuperación de la economía global comenzará en el año 2021

Juan Bautista Salas | Foto: Archivo IMP |

De acuerdo con las proyecciones de economistas internacionales, la economía a nivel global iniciara en el año 2021 un proceso de recuperación, que también se registrará en América Latina, aunque con mayor lentitud.

Así se desprende de las exposiciones  realizadas por los reconocidos economistas Jorge Sicilia y Germán Ríos, durante su participación en el foro “Latinoamérica despierta a una nueva realidad económica, propuestas para surfear la ola”, organizado por la Confederación de Industriales de Venezuela (Conindustria), actuando como moderadora del panel la economista Sary Levy Carciente, individuo de Número de la Academia de Ciencias Económicas.

Las palabras de apertura del foro, estuvieron a cargo del presidente de Conindustria, Adan Celis Michelena, quien  indicó que este encuentro tiene como objetivo llevar un mensaje que nos oriente hacia donde pueden dirigirse las tendencias y hacia donde se puede buscar una guía como empresarios, como industriales por dónde conducir nuestros negocios.

“Todos estamos conscientes de la realidad del país y de nuestra querida Venezuela, pero más allá de eso, tenemos que seguir apostando a innovar, a seguir con nuestras industrias, nuestros negocios, a seguir creando valores en la sociedad, a seguir apoyando a nuestros colaboradores, que hoy en día la única esperanza que tiene esa familia es ese trabajo y esas posibilidades que les damos en la empresa privada, es nuestra responsabilidad y nosotros tenemos que seguir conscientes de eso, pero dentro de esta realidad se presente este evento, un encuentro refrescante, esperanzador y que nos puede decir hacia donde podemos ir”, dijo Adán Celis.

En las palabras iniciarles Sari Levy señaló que el 2020 ha sido un año inusitado que “nos ha sorprendido con la pandemia del Coronavirus, que a diferencia de las múltiples crisis que hemos vivido en el último medio siglo, esta crisis tiene un origen externo a la economía, pero la afecto desde el momento inicial, en simultaneo se sintió el impacto de la demanda por el confinamiento como el shock de oferta por la disrupción productiva, lo que la hizo incomparablemente más deletérea en términos socioeconómicos y obligó a un conjunto de políticas monetarias y fiscales para palearlos.

Tanto Ríos como Sicilia coincidieron en  señalar que el 2021 será el año de la recuperación de la economía tanto a nivel global pero también se  percibirá en América Latina y a pesar de de que estamos acostumbrados a recibir choques externos, nunca antes habían  llegado todos al mismo tiempo, primero el confinamiento, pero también el choque del turismo, de las remesas, de los comodities y el choque de la salida de capitales, afirmando que manejar esto en la región ha sido más desafiante que en cualquiera otra de las regiones en el mundo.

Se alerta que como efectos colaterales de la crisis, preocupa a los especialistas, la situación fiscal y los niveles de endeudamiento, porque durante una pandemia la única forma de salvar las economías es manteniendo a flote a las empresas y a la familia y los gobiernos que han  tenido la capacidad de hacerlo han gastado dinero en  transferencias directas a las personas y también han tratado de ayudar a las empresas a través de líneas de crédito.

También se indica que tal vez el endeudamiento no represente un gran problema, pero siempre y cuando tengas quien te lo financie, pero el problema es que al ser países en  su gran mayoría de ingresos medios no estamos sujetos a beneficios de los países más pobres con los cuales ha habido renegociación, condonación y reversión de sus deudas, pero en el caso de Latinoamérica muchos países no tienen acceso a los mercados internacionales y lamentablemente nuestra fuente principal, tiene que ser multilateral y en estos momento no se avizora que esa fuente multilateral sea suficiente, porque hay  que aumentar los capitales de los bancos multilaterales de desarrollo y del FMI o su emisión de sus Derechos Especiales de Giro en una coyuntura geopolítica mundial en la cual va a ser muy difícil y los gobiernos van a tener que jugar sus cartas muy cuidadosamente en lo adelante para que no se vaya mucho la mano  ya que es necesario gastar en las personas, en las empresas, tratando de ser prudentes y no dejar que los indicadores fiscales y el endeudamiento se nos vayan de las manos.

Destacan  que la pandemia va a  brindar una serie de oportunidades, en la medida en que se produzca la recuperación de la economía, expresando que para aprovechar estas oportunidades es necesario estar  preparados y para estar preparados hay que tener los ingredientes para que los inversionistas se fijen en ti y esos ingredientes son capital humano y capacidad de asimilar nuevas tecnologías.

Las palabras de cierre del  encuentro estuvieron a cargo del presidente de Fedecámaras, Ricardo Cussano, quien expresó que el empresariado privado venezolano sigue comprometido en  la búsqueda de vías que permitan dinamizar la economía y lograr la Venezuela que todos nos merecemos.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios