#OPINIÓN Ventana abierta: Una misma fe #9Dic

Eduardo Iván González González | Ilustración: Victoria Peña |

Para recordar:

“Un Señor, una fe, un bautismo, un Dios y padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos”

(Efesios 4:5,6).

El apóstol Pablo, les escribió a varias comunidades en la época de la dominación romana. Les habló a los que más tardes formarían las iglesias cristianas de Asia Menor, y estaban situadas en: Roma, Filadelfia, Corinto, Tesalónica, Éfeso, entre otras.

Por ello, al escribir a Éfeso, les pidió que tuvieran un mismo Señor, una fe, un bautismo, un Dios. Ese mensaje es válido para cualquier época y está vigente para nosotros hoy. Y nos preguntamos: De todas las iglesias cristianas que existen ¿cuántas creemos y practicamos lo mismo que está escrito en la Biblia?

Por otro lado, durante unos 300años, Roma realizó una persecución contra los cristianos y por ello rápidamente se perdió la esencia, la originalidad del evangelio que Cristo presentó. Más tarde, con la llegada de Constantino, decreta el edicto de Milán, en el 313 d.C., y se dejó de perseguir a los cristianos.

Según la historia, se comenzó a admitir en el seno de la iglesia cristiana romana, más tarde, Iglesia Católica Romana, personas con creencias paganas, doctrinas que no están sustentadas con la Biblia. Por eso, hay iglesias cristianas que practican numerosos errores.

Por cuestión de espacio solo mencionaremos dos errores que carecen de sustento bíblico. 1) Se cambió la adoración de Dios en sábado (Sabath, reposo), para adorar en domingo (Sunday, día del sol) (ver Daniel 7:19-25; Mateo 5:17, Apocalipsis 13) 2) Se oficializó, dentro del cristianismo, el rezar por los muertos, desconociendo que cuando una persona muere pasa al descanso, está dormida como estuvo Lázaro y espera la voz de Cristo para resucitar (Job 14, Eclesiastés 9:5,6; Salmos 146:1-5; 1 Tesalonicenses 4:13-17).

En sentido similar, antes de las elecciones del 6D, había una postura que muestra la gran división que existe, desde hace años, en Venezuela. Eso nos hace pensar que unos sufrimos muchísimos problemas y otros no. Por ejemplo, si dicen que votaron más de 5 millones de personas, con más de 70% de abstención ¿significa que ellos no sufren la falta de agua; energía eléctrica; salario justo; falta de gas doméstico; ausencia de gasolina; costo de los alimentos; escuelas y hospitales deteriorados y una medicina totalmente dolarizada?

Tampoco se cuentan a más de 5 ó 6 millones de personas que están en el exterior, antes votaban en los consulados y con esta “democracia” no pueden votar donde están. Pero ¡Ya votaron! Porque se fueron para no sufrir los males mencionados en párrafo anterior.

Si restamos esos 5 ó 6 millones, que están en el exterior, a los 19 millones inscritos en el CNE, según página oficial, quedan 13 millones, y si votó el 30%, la cuenta que nos da, es de unos 3.9 millones y por qué dicen votaron más de 5 millones de electores.

Vamos a colocar un ejemplo. En Venezuela hay varias compañías que prestan servicio de telefonía, Internet y televisión. Algunas, cobran lo que les da la gana; cobran sin estar prestando el servicio, algo que se convierte en una estafa. Y ¿cómo reclamamos?

Tal vez por ello, algunos problemas de la nación que nos afectan a todos, por no haber unidad, no se han podido corregir. Repetimos: ¿Será que no nos afectan los mismos sucesos? Acá el problema es que la gente enojada con el gobernante, aparentemente es la misma gente que vota por él o ellos; como refrendándole que siga haciendo lo malo. Es como pagar, hasta por necesidad, a algunas compañías que nos están estafando.

Entonces, si en algo tan grande y con una sola guía como lo es la Biblia, no podemos tener un mismo Señor, fe, bautismo, un Dios y otras doctrinas más ¿Cómo podemos estar en concierto en Venezuela en otros aspectos que sean beneficiosos para todos?

Para ello Cristo murió, resucitó y está en el cielo, para ayudarnos a sostenernos en este vendaval, pero principalmente para solucionar el mayor problema del ser humano: El perdón, la resurrección y la vida eterna. ¿Será que todos vamos a unirnos en ese sentido?  Bien dijo Jesús: “Buscad, primeramente, el reino de Dios y su justicia, y lo demás viene por añadidura” (Mateo 6:33).

Eduardo Iván González González

www.ventanabiertalmundo.com

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios