En la frontera aumentan los caminantes de retorno y de salida

La Nación |

Con el regreso de la cuarentena radical, bajo el esquema 7+7, retomado por las autoridades en este 2021, volvieron a verse en el municipio Bolívar del estado Táchira los denominados caminantes, quienes presentan una nueva variante: los que van de retorno.

Durante el mes de diciembre, de flexibilización, la figura del caminante había mermado debido a que se activó el ingreso del transporte público hacia la frontera; sin embargo, en estos tres días de cuarentena han cobrado de nuevo presencia en las calles de San Antonio del Táchira.

Hay quienes llegan de Colombia y deben caminar.

Ahora no solo se ven los que arriban a la jurisdicción en busca de salir del país a través de los caminos verdes, mejor conocidos como trochas, con destino hacia Colombia; también están los que retornan a la nación y, frente a la ausencia del transporte público por la cuarentena, se ven en la necesidad de caminar hacia sus ciudades de origen.

Durante un recorrido realizado por el equipo reporteril de La Nación, desde Peracal y hasta La Mulera, se pudieron divisar grupos de caminantes, ingresando y saliendo del municipio.

Muchos, apenas ven pasar un carro particular, mueven la mano solicitando un aventón. Algunos carros se detienen y alivian su travesía por algunos kilómetros; otros pasan de largo, ya sea por falta de espacio o por alguna otra razón.

“Vamos a Maracay”

Este martes, en horas de la mañana, un núcleo familiar, integrado por padre, madre y tres niños, se dirigía hacia su ciudad de origen, Maracay. A la altura del barrio 5 de Julio, en San Antonio, dejaron claro que venían de Colombia.

“Allá duramos año y medio. Estuvimos en Bucaramanga”, señaló Eduardo Silva, quien se desempeñó en varias áreas de la economía informal durante su estadía en el vecino país.

Silva indicó que decidieron regresar a Venezuela, pues la vida laboral, tanto de él como de su pareja, se había tornado compleja como consecuencia de la pandemia. “Aguantamos bastante”, soltó.

La familia Silva retomó su camino con la esperanza de conseguir varios aventones en el trayecto. “No teníamos mucho conocimiento de la cuarentena radical”, aseveraron.

Lea más en www.lanacionweb.com

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios