#COLUMNA Soliloquios de café: Templanza venezolana #10Ene

Maximiliano Pérez Apóstol | Ilustración: Victoria Peña |

“El que durante su vida ha huido de los placeres y los bienes corporales como de algo extraño y funesto, que esté confiado por lo que al porvenir de su alma se refiere. El que ha amado los placeres de la ciencia y ha adornado su alma, no con una vestidura impropia, sino con aquella que más le cuadra, con virtudes tales como la templanza, la justicia, la energía, la libertad, la veracidad ; este debe aguardar tranquilo la hora de su partida al otro mundo, como si estuviera dispuesto para emprender el viaje cuando lo ordene el destino.”

PLATON

Platón (428 a.C. – 347 a.C.) fue un estudiante griego, filósofo de Sócrates y maestro de Aristóteles. Se interesó y afrontó muchos temas, entre ellos la justicia, la belleza, la igualdad, la política, la epistemología y la filosofía del lenguaje.

Geert Geertsen, conocido como Erasmo de Róterdam (28-10-1466 – 12-07-1536), fue uno de los más famosos e influyentes estudiosos de Europa. Su traducción del Nuevo Testamento condujo a una revolución teológica. A él debemos la expresión siguiente:

“El que toma las riendas del gobierno no debe ocuparse en sus asuntos propios, sino en los públicos; debe únicamente interesarse por el interés general, no apartarse ni lo ancho de un dedo de las leyes que él ha promulgado y de las que es ejecutor, y responder de la integridad de todos los funcionarios y magistrados. Expuesto a las miradas del pueblo, puede ser como un astro benéfico que procura la máxima dicha de sus súbditos, o como maléfica estrella que acumula los mayores descalabros. Los vicios de los demás ni se advierten ni se divulgan tan vastamente, pero él está en posición tal que, si en algo se aparta de la honestidad, ello se extiende a muchedumbre de personas como funesta peste. Los reyes están, además, tan expuestos por su sino a encontrar al paso mil cosas que les suelen desviar de la rectitud, como son placeres, independencia, adulación y lujo, que han de agravar la vigilancia y redoblar el esfuerzo para mantenerse al margen de ello y no dejar, engañados de cumplir con el deber.”

Fuente: Mundifrases.com

Los venezolanos que hemos sido sometidos al crisol inexorable de situaciones extremas aprendimos la cualidad humana de hacer las cosas con moderación y pregunto:

“Dios ¿Para qué me estás preparando?”

La humanidad está desconcertada ante la incertidumbre ocasionada por la pandemia que le azota inclementemente y de la cual no se han hecho las investigaciones pertinentes sobre su origen y así poder determinar su propósito, pero a los venezolanos además de esto, pareciera que nos han caído la maldición de las llamadas 7 Plagas de Egipto y la excusa es la denominada guerra económica que ha creado el bloqueo que nos agobia y, en las calles abundan los automóviles 2021 y a cada paso nos conseguimos con la inauguración de comercios que sólo expenden bienes importados, en su mayoría suntuosos.

Mientras, el ciudadano común sobrevive con salarios que rondan un (01) dólar mensual y, ni describir al heroísmo de los pensionados y jubilados, situación que ha traído como consecuencia nefasta la migración de la población económicamente activa que se va de su terruño separándose de sus seres queridos y propiedades en búsqueda de sobrevivir y tratar de enviar alguna remesa que permita a sus familiares adquirir los alimentos y/o medicinas necesarias para su subsistencia, y ahora se les amenaza con expropiarlos.

Divina Pastora bendita, virgencita querida, por favor, apiádate de Venezuela…

Maximiliano Pérez Apóstol

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios