#VIDEO #FOTOS ¡Cumplió su promesa! Peregrino realizó recorrido de la Divina Pastora con mucha fe #13Ene

José Enrique Arévalo | Foto: Katherine A. Nieto |

La Divina Pastora conlleva mares de fe, y esa fe se expresa de diferentes formas. Hay personas que acostumbran a plasmar su devoción mediante la oración, los cánticos y la procesión. Sin embargo, hay quienes le hacen peticiones a la Virgen y suelen ofrecerle promesas para que la Madre de Dios interceda ante sus anhelos.

Por lo general, las promesas de los devotos consisten en acompañarla año tras año en el recorrido que hace la Divina Pastora cada 14 de enero desde el pueblo de Santa Rosa hasta la ciudad de Barquisimeto. Aunque las promesas varían según las intenciones de las personas, ya que hay casos de quienes ofrecen servir o realizar gestos de caridad.

Tomando en consideración que para este 2.021 se pospuso la procesión de la Divina Pastora, es importante tomar en cuenta que habrán muchas promesas de devotos que no podrán cumplirse plenamente, siempre y cuando estas promesas tenían que ver con acompañar la imagen de la Virgen en su peregrinación.

Pero para aquellos que tienen la intención firme de cumplir sus promesas, no hay límites que se opongan. Este es el caso de Alexander Torrealba, devoto barquisimetano que decidió realizar solo y cumpliendo las medidas de prevención ante la COVID-19, el recorrido que hace desde hace 165 años la Divina Pastora desde Santa Rosa hasta la Catedral de Barquisimeto.

Torrealba contó a Elimpulso.com que decidió realizar este recorrido el 13 de enero, un día antes de celebrarse la fecha de la Divina Pastora, para poder cumplir con la promesa que le había hecho a la Virgen, la cual consistía en acompañarla en su procesión y pedirle para que esta interviniera ante el mundo para que se de el cese de la pandemia de la COVID-19, y también, para que sane a su hermano que padece de una enfermedad de la vista.

“Vengo desde la 47 hacia Santa Rosa, y ahora, desde Santa Rosa hasta la Catedral“, contó Torrealba. Explicó que para él, la Divina Pastora es “una madre”, ya que desde que nació lo criaron con la fe católica, y por ende, siente dentro de su corazón la devoción por la Virgen.

Luego, después de hora y media de recorrido, Torrealba llegó a la Catedral de Barquisimeto. En ese momento se dio un hecho sorprendente, y es que justo cuando el peregrino llegó, las campanas de la iglesia comenzaron a sonar, lo que podría ser tomado como un hecho casual, pero para los fieles creyentes, es considerado como un gesto de Dios para recibirlo ante semejante gesto de fe.

Me siento muy orgulloso y emocionado“, expresó. Dijo que está feliz por cumplir con la Virgen y con su hermano, además, enfatizó que confía plenamente en la Divina Pastora, para que ella interceda ante el mundo, y de esta manera cese la pandemia de la COVID-19.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios