Investigación señala a Alex Saab como el cabecilla de red que comercializa petróleo venezolano

Brian Vidal | Foto: Archivo IMP |

A través de una investigación ejecutada por el portal Armando.info y el diario español El País, se descubrió que una red de compañías fantasmas presuntamente lideradas por Alex Saab, está siendo utilizada para comercializar crudo venezolano para evadir las sanciones que Estados Unidos impuso sobre la estatal PDVSA.

Esta investigación publicada por ambos medios de comunicación este domingo señala que Alex Saab, el presunto testaferro de Nicolás Maduro preso en Cabo Verde, tiene como “cómplices” a un comerciante mexicano de nombre Joaquín Leal, ya sancionado por EEUU, y al italiano Alessandro Bazzoni, la presunta cabeza principal de una compañía socia de PDVSA de nombre Elemento Ltd.

Según Armando.info, Saab, Leal y Bazzoni “crearon un virtual departamento de comercialización paralelo en ‘outsourcing’ informal para PDVSA”.

En ese sentido, indicó que a través de empresas registradas en México, Emiratos Árabes o Rusia se movilizó el petróleo venezolano por Turquía, Singapur o territorios de Palestina.

Entre esas empresas se mencionó a la mexicana Libre Abordo y Schlager Business Group, que supuestamente están vinculadas a Leal y que desde mediados de 2019 comerciaba el crudo venezolano como parte de un acuerdo humanitario.

Sin embargo, luego de las sanciones de EE.UU. a Leal, Libre Abordo se declaró en “bancarrota” y reportó una pérdida de 90 millones de dólares, por lo que, según Armando.info, no quedó claro si pagó todo el petróleo que recibió y que al mismo tiempo superó lo pautado por el “acuerdo humanitario”.

También se mencionó a Swissoil Trading, supuestamente encabezada por Bazzoni. Aseguró que el “engranaje” para evadir las sanciones “está funcionando” y añadió que, por ejemplo, en noviembre del año pasado “24 cargamentos de petróleo salieron de Venezuela con 639 mil barriles diarios de crudo y productos refinados”.

Las bondades de PDVSA para esta red que involucra a Saab

La investigación señala que las compañías fantasmas consiguen el petróleo venezolano, algunas veces a crédito o con descuentos que van entre el 10 y el 15%.

“Swissoil Trading, la vendedora de commodities representada por el italiano Alessandro Bazzoni, lo transporta a puertos asiáticos -principalmente, Singapur, China y Malasia-, de acuerdo con numerosos comprobantes de carga a los que se ha tenido acceso”, dice la investigación al tiempo que resaltó que los documentos de embarque omiten que se trata de crudo venezolano.

En su lugar se colocaban “como dueños del petróleo a las compañías que lo revendían” para que así pudieran comercializarse sin problemas.

“Los buques a cargo de las operaciones de transporte, tanto con las compañías mexicanas como con las rusas, fueron los barcos cisterna Lion King, Delta Kanaris, Delta Harmony, Melody, Perfect, Azimouth, Commodore, Euroforce y Athens Voyager”, apuntó, aunque las dos últimas embarcaciones ya han sido sancionadas por la Casa Blanca.

De esta manera, señaló la investigación, la red ha tratado de suplir el “vacío” que dejaron los principales socios de PDVSA, luego de las sanciones estadounidenses que fueron aplicadas como una forma de presión para que Maduro abandone el poder en Venezuela.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios