Venezuela entra en una nueva etapa de resistencia democrática de su parlamento #20Ene

Juan Bautista Salas | Foto: Archivo IMP |

Venezuela entra ahora en una nueva etapa, la de la resistencia democrática de su parlamento, que ha enviado un mensaje al mundo ante la necesidad de seguir luchando como sociedad, respondiendo con su respaldo decisivo, afirmó el diputado por el estado Lara Luis Florido, presidente de la Comisión Permanente de Administración y Servicios de la Asamblea Nacional legítima

“Esta lucha democrática no va a terminar hasta que logremos ese objetivo que todos queremos y al que todos aspiramos, elecciones libres, justas y verificables”, precisó el legislador larense

Recordó que la Comunidad internacional ha venido actuando desde hace algunos años en función de reclamar democracia para Venezuela, elecciones justas libres y verificables. Dijo que el respaldo que han tenido las fuerzas democráticas se traduce en un significativo esfuerzo que ha tenido toda la unidad democrática en función de conseguir ese respaldo.

Agregó que este parlamento ha resistido el embate de un régimen que le ha quitado sus derechos de legislar, aprobar el presupuesto de la nación, y a representar a los ciudadanos adecuadamente como corresponde en la Constitución.

Indicó que por eso la Comunidad Internacional ha elevado su voz en función de la defensa de la democracia, de los principios de la libertad universal, de lo que representa la democracia en occidente, que el régimen ha buscado desconocer. 

 “El respaldo de la Comunidad Internacional ha sido absoluto, tanto de América, como en los países de Europa, Asia, África y Oceanía. Este respaldo lo que busca y procura es que los venezolanos podamos resolver nuestras diferencias a través de un mecanismo que es muy sencillo: elecciones libres, justas y verificables que es lo que aspiran todos los ciudadanos, y la comunidad internacional”, precisó.

Aseguró que es evidente que el régimen no quiere contarse porque sabe que no cuenta con el respaldo popular y por eso celebra comicios amañados, donde no participen los partidos de la Unidad Democrática, confiscando las organizaciones políticas y el derecho al ciudadano a participar, decidir su destino y tomar la decisión que corresponda para respaldar el proceso democrático.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios