Azalea Colmenárez: A Cuba han enviado tres buques con gasolina

Pacífico Sánchez | Foto: Archivo IMP |

A pesar de persistir la escasez de gasolina, de haber suspendido sus operaciones la refinería de Cardón y estar, prácticamente, paralizada Amuay, del poco de ese combustible que se está produciendo en el país, se le está dando preferencia a Cuba, a donde, en lo que va del presente mes, han sido enviado tres buques, denunció Azalea Colmenárez, la dirigente del Sindicato de Trabajadores de Estaciones de Servicio del estado Lara.

Al mismo tiempo está creciendo, en forma desproporcionada, el negocio ilegal de apartar puestos para el llenado de los tanques de los automotores en las bombas a donde está llegando, esporádicamente, el combustible.

La dirigente sindical, en declaraciones a Elimpulso.com, dijo que hace, aproximadamente, veinte días, fueron enviados desde nuestro país a la isla de Cuba, dos buques y, como si esto fuera poco, el lunes de esta semana, el tercero.

El convenio Venezuela-Cuba, para el suministro de gasolina, funciona a plenitud, no obstante que los cubanos se han venido quejando de que los envíos no les satisface porque el líquido está llegando desmejorado en su calidad.

Es grave que se prefiera enviar combustible a Cuba y aquí se haga pasar dificultades a los dueños de los vehículos, comentó Colmenárez, quien denunció además el creciente negocio del apartado de puestos, previo pago en dólares, para el suministro de los 30 litros por vehículo.

En ese negocio están participando uniformados de cuerpos de seguridad, individuos pertenecientes a colectivos y sujetos de consejos comunales.
La práctica que se está aplicando es que se toma una cuadra, en la cual sólo los que se adueñan de la misma son los que establecen sus propias normas, como es la de reservar los puestos a los dueños de los vehículos que pagan.

Por lo general, se reparten cien números en cada bomba, pero de ese total, cincuenta son para los dueños de la cuadra, quienes hacen pasar de primero a quienes han pagado previamente. Pero, en la estación del servicio también les cobran en dólares el combustible suministrado.

Hay que hacer hincapié en que las gandolas apenas traen nueve mil litros y los reparten proporcionalmente a las estaciones de servicio. Sin embargo, no todas reciben, ya que hay algunas que en este primer mes del año no han recibido ningún despacho.

Ahora no sólo hay colas en el interior del país, sino también en Caracas, porque es poco el combustible que se está produciendo, afirmó Colmenárez. La escasez no se puede ocultar y cada día se hace más grave.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios