#OPINIÓN El padre de la democracia #2Feb

William Amaro Gutiérrez | Ilustración: Victoria Peña |

A riesgo que los evolucionistas, ateos, socialistas o comunistas me tilden de loco o fanático religioso, debo decirles con toda convicción, que el verdadero Padre de la Democracia no es otro que nuestro Señor DIOS Todopoderoso. Cuando creó el mundo. Cuando creó la tierra y colocó al hombre sobre ella nació la Democracia. Respeto mucho los conocimientos académicos, ideológicos y políticos de las personas. Y como profesor de historia por 27 años en todos los niveles de la educación, incluso universitaria, puedo dar fe de la necesidad de conocer sobre el tema. Pero no voy a citar a Bolívar ni a ningún otro personaje humano por cuanto no calzan el conocimiento y menos la práctica de nuestro Creador.

Mis apreciados, siempre escribimos para tratar de enseñar, orientar y ayudar a las personas a realizar cambios en su vida. Si no aprovechamos esta valiosa tribuna ON LINE que Dios, a través del IMPULSO ha puesto en nuestras manos hace ya 45 años, para contribuir que la gente tome decisiones importantes, reciban la influencia del Espíritu Santo y que su vida trascienda en hechos y actos decisivos en ellos para Salvación, entonces estamos perdiendo el tiempo.

Cuando DIOS dijo “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree…” Gen.1:26. Estaba mostrando de manera exacta que era una decisión consensuada. El término “hagamos” señala la participación de más de uno y en este caso era Padre, Hijo y Espíritu Santo, lo que evidencia el primer acto democrático de Dios. Más adelante, Dios da otra evidencia de su carácter democrático cuando le otorga todo el huerto al hombre para que lo disfrute, pero obviamente establece limitaciones claras, con consecuencias precisas que el hombre como ser moral debía obedecer. Y así funciona la Democracia. “Y mandó el Señor Dios al hombre diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; Mas del árbol del conocimiento del bien y del mal no comerás de él; porque el día que de él comiereis, ciertamente morirás” Gén.2:16,17.

El carácter de Dios era, es y será tan democrático, que a pesar de que podía haber creado una criatura que le obedeciera de manera automática en todo (es Omnisciente, Omnipresente y Omnisapiente) dejó que éste desarrollara lo que conocemos como “libre albedrío”, por lo cual podía y puede tomar sus propias decisiones. Entonces el hombre, el ser humano, el pueblo de Dios en el pasado y hoy el cristiano tomó decisiones erróneas y lo sigue haciendo, por lo tanto afrontará sus consecuencias. ¡Ojo, pendiente…! Lo único que Dios no hará por nosotros, es tomar las decisiones que a nosotros nos corresponde tomar. Y eso, desde siempre ha sido el principio democrático que caracteriza el carácter de Dios.

Es por ello que me encantan las opiniones que hombres como Abraham Lincoln han emitido. “Al ocuparme en la lectura bíblica, uso mi tiempo muy bien. Acepte usted todo lo que pueda entender de este Libro por medio de su razón y después tome el resto por fe. Haciendo esto, será mejor hombre mientras viva hasta que le llegue la hora de morir. Creo que la Biblia es el mejor regalo que Dios ha dado al hombre. Todo el bien que el Salvador del mundo nos proporcionó se nos comunica en este libro y si no fuera por él, no sabríamos la diferencia entre el bien y el mal. Toda cosa provechosa al hombre se contiene en la Biblia” ABRAHAM LINCOLN. ¿Cómo les parece?

¡Hasta la semana que viene por la WEB Dios mediante!

William Amaro Gutiérrez

[email protected]

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios