Régimen de Maduro estaría negociando vender Movilnet a empresas privadas

Tal Cual | Foto: Archivo IMP |

Fuentes ligadas a Movilnet, la empresa de telefonía móvil del Estado venezolano, revelaron que la administración de Nicolás Maduro tendría entre sus planes la venta de la compañía y en una fase posterior, Cantv, como parte de un «proceso de descarga» que estaría planeado desde el Ejecutivo de los gastos que generan las empresas a través de la llamada ley antibloqueo, mecanismo que fue «aprobado» por la impuesta asamblea constituyente y que permite a las autoridades hacer grandes transacciones sin pasar por la aprobación de la Asamblea Nacional.

Así lo manifestaron los periodistas especializados en la fuente de tecnología, Fran Monroy y Arnaldo Espinoza, en entrevista concedida a Fedecámaras Radio el martes 2 de febrero. Según Espinoza, al principio se pensaba hacerlo todo a través de una operación pero luego se consideró realizarla por fases, ya que Movilnet “es una propiedad más suculenta porque a pesar de haber perdido el liderazgo nacional” respecto a las preferencias de los clientes, “su infraestructura base es muy atractiva porque en teoría es la operadora celular con más cobertura en el país”.

Indicó que le fue revelado por fuentes ligadas a la empresa que a principios de 2021 fueron contactados varias empresas para la eventual venta de los activos de Movilnet, entre los que se destacan nuevamente el mexicano Carlos Slim, un actor regional que tiene fuerza en Centroamérica y SimpleTV, empresa que ya ofrece servicios de televisión por suscripción y que tiene la posibilidad de participar en el proceso de compra.

A su juicio, es un “panorama perfecto” para Movilnet porque es una empresa que necesita una recuperación importante y que tiene un camino recorrido dentro del país, por lo que mencionó que podría ser parecido al caso de SimpleTV y que además tiene «algo de espectro» para trabajar con la banda 5G.

Señaló que la llamada “ley antibloqueo” permite saltar varios pasos para concretar las transacciones y expresó que una de las dudas que expresan sus fuentes es la comercialización de esta banda de comunicación, que necesita una legislación para poderlo desarrollar en el país. Advirtió que es necesario el cambio de las radiobases porque no han tenido mantenimiento al menos en cinco años y la que ha sido más afectada por la delincuencia. En ese sentido, expresó que la empresa puede costar no menos de 500 millones de dólares y que según su opinión, “no es lo que vale”.

Insistió en que Movilnet representa “un regalo” para aquellos que quieran comprarlo porque tiene al menos dos millones de usuarios y tiene el know how de haber sido líder en el mercado, por lo que sugirió que si llegan con tarifas apetecibles para los clientes, puede recuperar su puesto principal en el mercado. Recordó que cuando Digitel se abrió a la tecnología 4G, su cartera de clientes subió de 8 a 13%.

Expresó que la empresa de telefonía móvil estatal tiene una banda de 700 Mhz, que es una de las bandas necesarias para desarrollar 5G pero que afecta a la televisión análoga, una decisión que debería tomar el Ejecutivo. Sin embargo, cree que la administración de Nicolás Maduro considera que nunca rindió para el Estado y acotó que la empresa es “apetecible, casi como una petrolera” y que puede generar dividendos rápidamente.

Por su parte, el periodista Fran Monroy aseveró que Movilnet está armada pero para los inversionistas es “comprar un carapacho de un Mercedes Benz”, que necesita hacerle varias cosas como por ejemplo hacerle la carrocería, la tapicería, el motor y hacerle los cauchos, elemento que para el comunicador social es el más sencillo de hacer y se está ejecutando con pasos como la creación de una estrategia de mercadeo para agentes autorizados de forma independiente, donde manejan un presupuesto y manejo adicional de las redes.

Además se evidencia un cambio en la página web de la empresa, donde si bien no hay contenido adicional, sí se ven cambios como que no depende del Estado sino que esta independiente.

Sin embargo, coincide con Espinoza en que se necesita un espectro para el desarrollo de la tecnología 5G porque se necesitan tres bandas: Una alta, una media y una baja; esta última es la que representa más problemas para todas las operadoras y está relacionada con la TV analógica abierta. Por ello, explicó que si se sube un poco más las bandas, SimpleTV -o Scale Capital- es la que sería una de las empresas que más suena porque si además se suma la banda que ya posee, de 2.600 Mhz, “sería un pool interesante” porque tendría todos los permisos de Conatel para vender telefonía fija, móvil, internet y televisión satelital.

Monroy es de la opinión que ese “carapacho” cuesta al menos 1.800 millones para ponerlo a funcionar.

Considera que esta acción “es una prueba de que el socialismo no existe en Venezuela y que estamos en un capitalismo de Estado, al más puro estilo de Putin”. Sin embargo, no cree que se busquen hacer cambios “tan brutales” que se necesitan es para vender la empresa, por lo que se venderá “a precio de gallina flaca y después que otro lo engorde”.

“Sería romper demasiados paradigmas de la franquicia socialista y eso no conviene porque hacen las cosas pro debajo de cuerdas y es tanto lo que hay que hacer, que empiezan a hacer cosas”, expresó.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios