Presencia de mineros y grupos armados mantiene en tensión a comunidades indígenas de Bolívar

Correo del Caroní |

Habitantes de la comunidad indígena San Luis de Morichal, ubicada en el municipio Sifontes del estado Bolívar, denunciaron el pasado 2 de febrero el intento de invasión de sus tierras por parte de mineros y un grupo armado de la población de El Dorado, con el fin de ejercer la minería ilegal.

Trascendió que el grupo arribó a la población por los ríos Cuyuní y Chicanán, y se instalaron en una zona cercana.

La comunidad pidió protección para los pemones, ya que en 15 años contabilizan al menos 11 asesinatos y desapariciones. En 2018, por ejemplo, desapareció Oscar Meya, hermano del capitán Omar Meya, a manos de los autodenominados sindicatos.

Durante la mañana del lunes 8 de febrero hubo una reunión con los mineros de El Dorado, y se les exigió que abandonaran el territorio y sus áreas de influencia.

“Ayer (lunes) tomaron las zonas de La Franela, Clarita, luego tomaron la zona de Chiwao, y ahora quieren invadir y amedrentar la comunidad de San Luis de Morichal”, denunció un habitante del lugar, consultado por Correo del Caroní, quien prefirió no identificarse.

Denuncias en El Dorado

La tarde del lunes se difundió un comunicado, atribuido a la comunidad de El Dorado, que denuncia a militares por impedir el ingreso a las minas de la zona.

Reseña que los funcionarios bloquearon el acceso fluvial hacia las minas El Chivo, La Lambada, El Portón, La Franela y otros yacimientos de El Dorado.

Asimismo, denunciaron ser víctimas de maltrato por parte de los organismos militares, y dijeron que “un grupo de efectivos militares e indígenas amedrentaron a la población minera, los cuales fueron sacados de sus trabajos y llevados al puerto en El Dorado, amarrados”.

“Nuestros hijos se van a morir de hambre, no es posible que no nos dejen trabajar tranquilos, ahora quedamos atrapados. ¿Qué les vamos a dar de comer a nuestros niños? Le hacemos un llamado a las autoridades para que tomen cartas en el asunto, ya basta de tanto atropello”, cita la nota de prensa.

Sobre la presencia del grupo minero, la directora de Laboratorio de Paz, Lexys Rendón, destacó recientemente que “el altísimo potencial aurífero, la concesión de explotación en zonas aledañas dadas por Nicolás Maduro ha afectado gravemente a comunidades indígenas convirtiéndolas por la fuerza y las prebendas en comunidades mineras. San Luis de Morichal ha resistido negándose a perder su autonomía”.

En las denuncias contra la presencia de mineros y grupo armado en San Luis de Morichal, indican que están liderados por alias Fabio, cuyo sindicato controla la zona de El Dorado y ha logrado intervenir varios caseríos en Sifontes.

Rendón también destacó que este es el tercer intento de entrar por la fuerza y las armas a la comunidad indígena de San Luis de Morichal.

Fosa del Silencio y San Luis de Morichal

El galardonado trabajo periodístico sobre Los desaparecidos en la búsqueda de El Dorado, una investigación de Codehciu en alianza con La Vida de Nos, se relata la historia de Óscar Eliézer Meya -indígena del pueblo pemón- quien después de estudiar cinco años de medicina en el estado Guárico, se había devuelto a San Luis del Morichal, en el sur del estado Bolívar, de donde era. Allí trabajaba en una mina de oro. Y un día mientras tomaba unos tragos junto a un primo, lo desaparecieron.

Lea más en www.correodelcaroni.com

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios