Así es la magnitud de la tormenta invernal que está arrodillando a EEUU

Brian Vidal/PI | Foto: Cortesía |

Los constantes apagones son los protagonistas de la situación pues se ejecutan para preservar la estabilidad del sistema, pues la demanda de energía es cada vez más intensa.

Millones de personas quedaron sin electricidad en medio de un frío récord que mantuvo el control sobre la sección media de Estados Unidos el miércoles. La magnitud de la tormenta invernal tomó por sorpresa a las autoridades que no estaban preparadas.

La magnitud de la tormenta invernal ha causado la muerte de unas 20 personas, algunas luchando por encontrar calor dentro de sus hogares. En Houston, una familia sucumbió al monóxido de carbono del escape de los automóviles en su garaje.

Otro murió luego de que las llamas se extendieron desde su chimenea. La situación con la tormenta invernal que está arrodillando a EEUU, es catastrófica.

El calentamiento global hace de las suyas

Los científicos dicen que el calentamiento global causado por los humanos es en parte responsable de que los escapes hacia el sur del vórtice polar sean más largos y frecuentes, según la información de Associated Press.

Las empresas de servicios públicos de Minnesota a Texas y Mississippi han implementado apagones continuos para aliviar la carga de las redes eléctricas que se esfuerzan por satisfacer la demanda extrema de calor y electricidad, ya que se informaron temperaturas bajas récord en una ciudad tras otra. 

Constantes apagones por demanda de calor y energía

En México, los apagones del martes cubrieron más de un tercio del país después de que las tormentas en Texas cortaran el suministro de gas natural importado.

Casi 3 millones de usuarios permanecen sin electricidad la madrugada del miércoles en Texas, Louisiana y Mississippi, más de 200.000 en cuatro estados de los Apalaches y casi esa cantidad en el noroeste del Pacífico, según poweroutage.us, que rastrea los informes de cortes de servicios públicos.

Se predijo que el último frente de tormenta traerá nieve y hielo al este de Texas, Arkansas y el valle del Bajo Mississippi antes de trasladarse hacia el noreste el jueves. 

Las alertas por la magnitud de la tormenta invernal estaban vigentes desde Baltimore hasta Boston, y Texas se preparó para más lluvia helada y posiblemente más nieve.

“Realmente no hay tregua para algunas de las miserias que la gente siente en esa área”, dijo Bob Oravec, pronosticador principal del Servicio Meteorológico Nacional.

La magnitud de la tormenta invernal pone en jaque la lucha contra la COVID-19

El clima ha amenazado el esfuerzo de vacunación contra COVID-19 en todo el país. La administración del presidente Joe Biden dijo que era probable que se produjeran retrasos en los envíos y entregas de vacunas.

Los peores cortes de energía en EEUU han ocurrido en Texas, donde los funcionarios solicitaron 60 generadores a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias y planearon priorizar hospitales y hogares de ancianos. 

El estado abrió 35 refugios para más de 1,000 ocupantes, dijo la agencia.

El gerente de la red eléctrica de Texas, el Consejo de Confiabilidad Eléctrica de Texas, dijo que la electricidad había sido restaurada en 600.000 hogares y negocios el martes por la noche, pero que 2,7 millones de hogares seguían sin electricidad.

Más apagones y más frío

Southwest Power Pool, un grupo de servicios públicos que cubre 14 estados, dijo que los apagones eran “un último recurso para preservar la confiabilidad del sistema eléctrico en su conjunto”.

La vicepresidenta Kamala Harris se dirigió a aquellos que habían perdido la tranquilidad durante una entrevista en vivo el miércoles en el programa “Today” de NBC.

“Sé que no pueden vernos porque no tienen electricidad, pero el presidente y yo estamos pensando en ellos y realmente esperamos que podamos hacer todo lo posible a través de la firma de las órdenes de emergencia para obtener ayuda federal para apoyarlos”, dijo Harris.

La situación en Texas llamó la atención en el Foro Internacional de Energía del miércoles, incluidos los mensajes de apoyo del ministro de energía de Arabia Saudita y el secretario general de la OPEP, Mohammed Barkindo.

“Como ha demostrado el clima extremo en Texas, no podemos dar por sentada la seguridad energética, ni siquiera en un país como Estados Unidos”, dijo Barkindo en el foro, que se llevó a cabo virtualmente.

Viajar sigue siendo una mala idea en gran parte de los Estados Unidos, con carreteras peligrosas y miles de vuelos cancelados. Muchos sistemas escolares retrasaron o cancelaron las clases presenciales.

Pero incluso quedarse en casa puede ser peligroso en lugares sin electricidad.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios