Con muy pocos fieles el papa Francisco celebró eucaristía del domingo de Ramos #28Mar

Katherine A. Nieto | Foto: Cortesía |

La misa del Domingo de Ramos se celebró dentro de la Basílica de San Pedro en el Vaticano por segundo año consecutivo debido a las restricciones por la pandémia de la COVID-19.

El papa Francisco ofició la santa eucaristía e instó a los cristianos a que recuperen “la capacidad de asombrarse” para “volver a comenzar” en un mundo marcado por la pandemia.

Este Domingo de Ramos comenzaron los ritos de una nueva Semana Santa en medio de la crisis sanitaria que ha desatado el nuevo coronavirus.

“Volvamos a comenzar desde el asombro”, dijo Francisco ante unos pocos fieles en el interior de la Basílica de San Pedro, donde se realizó la celebración litúrgica del Domingo de Ramos y de la Pasión del Señor, en lugar de en la plaza vaticana y con la presencia de decenas de miles de personas, como era habitual hasta la llegada de la COVID-19.

“Dejémonos sorprender por Jesús para volver a vivir, porque la grandeza de la vida no está en tener o en afirmarse, sino en descubrirse amados. Y en la belleza de amar”, sostuvo el papa.

El pontífice estuvo acompañado por una treintena de cardenales y varios religiosos, quienes respetaron la distancia de seguridad para resguardarse del virus que en Italia ya ha cobrado más de 100.000 vidas.

La tradicional procesión de las palmas se redujo a un pequeño recorrido realizado por los cardenales con palmas entre los escasos fieles presentes en el interior de la basílica, que fue decorada con algunas ramas de olivo.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios