#OPINIÓN Red de Instituciones Larenses: Homo erectus – Homo sapiens- Homo sapiens depraedator (Parte VI) #31Mar

Maximiliano Pérez Apóstol | Ilustración: Victoria Peña |

“El Homo Erectus comenzó a ser remplazado por formas arcaicas de Homo Sapiens hace 400 o 250 mil años, he de suponer que el Homo Sapiens Depraedator comenzó su evolución desde la aparición misma del Homo Erectus y ha perfeccionado su instinto depredador desde que comenzó a progresar en su intelecto como Homo Sapiens…”

Se tiene conocimientos de que desde mucho antes del inicio de la “Revolución Industrial”, desde la prehistoria misma, en petroglifos se han encontrado mensajes que claman sobre la preservación del ambiente, de las luchas y cuidos que deben hacerse para la preservación de la fauna y de la flora en un planeta netamente depredador.

Es mi teoría que, hasta las plantas son depredadoras, las malas hierbas son más invasivas, y los árboles demuestran su fortaleza cuando logran la primacía contra los más débiles en la búsqueda de la luz solar necesaria para poder realizar el proceso químico que tienen el lugar en las plantas con clorofila (Pigmento de color verde que se haya presente en las hojas y tallos de muchos vegetales y que es responsable del proceso de fotosíntesis, se emplea en farmacia y cosmética) y que permite a la energía de la luz , transformar un sustrato inorgánico en materia orgánica rica en energía… “La fotosíntesis”. Fuente: Wikipedia.

Es completamente irracional la forma como se ha destruido, y se destruye, la fuente primaria de oxígeno y de agua, origen y preservación de la vida en todas sus formas en el planeta de agua que conocemos con el nombre de Tierra.
Millones y millones de hectáreas son devastadas a cada segundo transcurrido y tan sólo se acciona con retoricas reuniones, foros, asambleas y hasta cumbres mundiales que conllevan a la creación de leyes que son incumplidas impunemente ante la inacción de funcionarios que, presuntamente, en infinitas oportunidades han dejado de consumar la responsabilidad constitucional y legal que conlleva la autoridad aceptada y, a veces ejercida con abuso.

El Derecho a la vida es un Derecho Humano fundamental y la vida depende del oxígeno y del agua del cual disponemos. Es más, el agua está formada por dos moléculas de oxigeno por cada molécula de hidrógeno, y la vida vegetal es la productora, captadora, transformadora y purificadora de estas sustancias imprescindibles hasta para su misma creadora.

En una oportunidad un amigo me manifestó:

“El agua es vida… tan es así que en cualquier charco cualquier cosa nace, así sean mosquitos o zancudos…”

Los centros poblados, históricamente, han sido fundados en las márgenes de los ríos, lo que ha preservado la vida de seres humanos, quienes han desestimado su importancia y en retribución a las dádivas de nuestro Padre Creador las han contaminado inmisericordemente, vertiendo desechos y sustancias tóxicas en su cauce.

Las nacientes de los ríos están siendo depredadas ante la impunidad reinante y se rumora que cuando los depredadores tienen problemas con los funcionarios estos los arreglan con las vacunas que les cobran en bolívares, dólares y/o especies.

Siguiendo el precepto que expresa, “para muestra un botón”, tenemos el ejemplo del “Valle del Turbio”. Hasta hace menos de veinte años, era un valle verde, frondoso, productor de caña de azúcar principalmente, a el pertenecía el “Bosque Macuto”. Su nutriente, el “Río Turbio”, en su caudal histórico permitía la navegación y, cuando era un adolescente, con amigos y compañeros de estudio, bajaba hasta él, nos bañábamos en sus pozos de aguas cristalinas y buscábamos peces para criarlos en las peceras que hacíamos en garrafones de agua potable.

El “Río Turbio” proveía de agua dulce a gran parte de los barquisimetanos, a través de la conocida “Caja de Agua”, ubicada en la carrera 13 cruce con calle 38…

Continuará…

Maximiliano Pérez Apóstol

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios