Psicólogos en Lara: Variante brasileña generó crisis de ansiedad y depresión en la población #5May

José Escalona | Foto: Cortesía |

La segunda ola de la COVID-19 vino acompañada de una serie de distorsiones cognitivas que han afectado directamente la psique de los venezolanos. 

La sobreexposición mediática constante a rumores y noticias relacionadas al coronavirus han influido en el bienestar emocional de la población, dando la sensación de riesgo y detonando posibles crisis de ansiedad, estrés o depresión

“El estrés y ansiedad en estos casos  puede verse manifestado por sentimientos de enojo, tristeza, preocupación, además de dificultad para conciliar el sueño, cambio en los niveles de energía e incluso, puede una persona llegar a sentir los síntomas propios de la COVID-19 teniendo a penas un simple resfriado”, comentó la psicóloga Elisaurelis Mendivelso a Elimpulso.com.

Su colega, Juan José Mendoza, añade que la llegada de la variante brasileña al país también generó en la población la exacerbación del miedo y la incertidumbre

“Muchas personas están presentando angustia generalizada por la presencia del virus entre familiares, amigos y conocidos, lo que genera una gran sensación de malestar, preocupación y en un gran número de ocasiones la sensación de pérdida total del control, acompañadas de sensaciones desagradables provocada por la percepción de peligro y vulnerabilidad ante la creciente ola de contagios de la cepa brasileña”, destacó el especialista.

Ambos psicólogos también coincidieron que el distanciamiento social y aislamiento pueden causar un deterioro de salud mental en los venezolanos

“En estos casos, nosotros como especialistas de la salud mental, recomendamos, hacer caso omiso a informaciones que no tengan respaldo de la OMS ni entes de sanidad. Mantener y resguardarse siempre en beneficio de evitar  más contagios, utilizar las herramientas tecnológicas para comunicarnos con nuestros seres queridos, esto va a reducir potencialmente el sentimiento de aislamiento”, agregó Mendivelso.

“El descontrol que genera la exacerbación del miedo y la incertidumbre, hace que las personas se sientan vulnerables ante el contagio de la nueva cepa de la COVID-19, lo que deteriora las actividades sociales, las interacciones sociales y los comportamientos en múltiples niveles de la cotidianidad. De igual manera, el distanciamiento social y aislamiento pueden causar un deterioro de salud mental, ansiedad y depresión. De allí que, la incertidumbre y el miedo excesivo asociada con la pandemia en sí, pueden ocasionar y afectar los problemas de salud mental preexistentes y generar diferentes trastornos en los individuos”, aseveró Mendoza.

Entre las sugerencias para enfrentar la pandemia se encuentran:

1- Cumplir con los protocolos de bioseguridad, usar tapabocas en todo momento y lavarse las manos. 

2- Aceptar y asumir la pandemia como una situación pasajera.

3- Vivir responsablemente, pensar y ser pacientes.

4- Evitar la sobre información y el uso desmedido de las redes sociales. 

5- Hablar y expresar sus miedos. Reconocer tus emociones y manejarlas de la mejor manera. 

6- Enfocarse en lo realmente importante, recuperar la paz y tranquilidad. 

7- Desarrollar la creatividad e invertir tu tiempo en algo productivo. 

8- Aprender a disfrutar las experiencias significativas en familia, hacer cambios necesarios en tu vida. 

9- Hacer algún tipo de actividad deportiva o recreacional.

10- Mantener una actitud positiva para garantizar tu salud mental.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios