Trabajadores de la Salud exigen un plan real de vacunación nacional sin exclusión #15Jun

Una nueva llamada de alerta emitida por los trabajadores de la salud en Venezuela, divulgó este martes, el diputado a la Asamblea Nacional legítima, Rafael Veloz, ante la falta de un plan real de vacunación en el país.

“Estamos claros que solo saldremos de esta situación con un cambio de modelo político y es por ello que los trabajadores de la salud del FAP-Salud, Confepuv y el Inprenfermería suscribimos el Acuerdo de Salvación Nacional que promueve el Presidente (I) de Venezuela, Juan Guaidó, a quien a su vez le solicitamos que lleve a los países democráticos del mundo nuestro clamor por la urgente ayuda humanitaria y vacunas para todos los venezolanos”, indicaron los trabajadores de la salud.

Aseguran  que es urgente la implementación de un Plan Nacional de vacunación para todos los venezolanos, sin exclusión, ya que se trata de salvar la vida de gran parte de la población que hasta estos momentos se  encuentra desasistida.

A comunicado de los trabajadores de la salud expone:

Los trabajadores sanitarios del FAP-Salud, la Confepuv y el Inprenfermería, señalan que “largas colas, desorganización, arbitrariedad y una mezcla de oscurantismo y mentiras en la información son los factores que han caracterizado el proceso de vacunación que hemos visto en estos días”.

Los trabajadores sanitarios agrupados en el Frente Amplio Profesional, la Confederación de Profesionales Universitarios de Venezuela (Confepuv) y el Inprenfermería, exhortan al Ministerio de Salud a publicar a la brevedad el plan nacional de vacunación que se está implementado para frenar la pandemia de la COVID-19, y se colocan una vez más a su disposición para contribuir en el efectivo y normal desarrollo de dicho plan.

“Queremos recordarle al señor ministro de la Salud de Maduro la urgencia del equipamiento de los centros de salud. Visite los hospitales y realice usted mismo un diagnóstico de la situación. Se lo decimos por si le mienten, porque se dará cuenta que todo está en pésimas condiciones, sin equipos médicos, menos insumos de protección personal, sin agua, sin desinfectantes, sin reactivos, sin ambulancias, sin comida para los pacientes, es decir, los ciudadanos enfermos y quienes tenemos el deber sagrado de cuidar de ellos cada día estamos frente a la muerte. Revise nada más las cifras reales de los fallecidos del sector salud cada semana”, señala la Mgcs. Nereida Villamizar de la Confederación de Profesionales Universitarios de Venezuela (Confepuv).

Colapso total

“Desde que se inició la campaña del programa de vacunación del régimen contra el virus SARS-CoV-2, no existe un plan real donde se establezca cuál es la planificación y organización para la inmunización de la población. Esta situación ha afectado de manera considerable a los ciudadanos, que son presas de la desesperanza, angustia, agonía, estrés, etc. Este es el cuadro que presentan aquellos que están dentro de la plataforma de la patria o se hayan registrado por la página del Ministerio del Poder Popular para la Salud, o simplemente los que exigen el derecho que le asiste para que sean vacunados”, agregó Villamizar.

“El colapso es total, lo cual se evidencia en las manifestaciones de los ciudadanos a través de las redes sociales y en los medios de comunicación digitales, cada día más escasos, que tienen los ciudadanos para expresarse y conocer la verdad de lo que sucede. Largas colas, desorganización, arbitrariedad y una mezcla de oscurantismo y mentiras en la información son los factores que han caracterizado el proceso de vacunación que hemos visto en estos días, subrayó Villamizar.

“Lo lógico sería que existiera un plan de vacunación transparente, de cara al país, que cumpla con los estándares y los protocolos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en los que están establecidos los grupos de personas con prioridad para la inmunización, como lo es el sector salud. Un plan que también goce del reconocimiento y visto bueno de la Academia Nacional de Medicina y de todas las organizaciones, instituciones y personas que han participado en la mesa técnica para tales fines”, precisó la profesional de enfermería.

“Pero no ha sido así. Nadie sabe en realidad cuándo será vacunado, porque hay quienes reciben el mensaje y al acudir al lugar le dicen que no hay vacunas, como sucedió la semana pasada en el CC Millenium de Los Dos Caminos en Caracas. Tampoco saben a ciencia cierta con cuál de las vacunas será inmunizado y a quién le corresponde su aplicación. Dicho proceso se está haciendo con mucha lentitud y poca eficiencia, además se está prestando para que personas se aprovechen de la situación para actuar de manera delincuencial con ofertas de vacunación engañosas”, advirtió.

Es urgente el cambio político

“Los hemos dicho y lo seguiremos diciendo: no nos vamos a cansar de reclamar por el derecho a la salud, a la vida. Sabemos que no harán nada por respetar esos derechos constitucionales, pero es nuestro deber hacerlo. Estamos claros que solo saldremos de esta situación con un cambio de modelo político y es por ello que los trabajadores de la salud del FAP-Salud, Confepuv y el Inprenfermería suscribimos el Acuerdo de Salvación Nacional que promueve el Presidente (I) de Venezuela, Juan Guaidó, a quien a su vez le solicitamos que lleve a los países democráticos del mundo nuestro clamor por la urgente ayuda humanitaria y vacunas para todos los venezolanos”, destacó Nereida Villamizar.

Sector Salud registró 39 nuevas víctimas por la COVID-19

Un total de 39 fallecimientos del personal sanitario del país se contabilizaron en el reporte de Confepuv. Inprenfermería y el FAP-Salud en el período comprendido del 07-06-2021 al 13-06-2021. Con esta cantidad ya son 791 los fallecidos del sector salud, desde el comienzo de la pandemia en Venezuela. el 13 de marzo de 2020.

Cabe destacar que en estos reportes semanales se apuntan todos los que integran los servicios sanitarios de Venezuela como médicos, personal de enfermería, profesionales técnicos, camilleros, conductores de ambulancias y obreros que trabajan en los hospitales. Igualmente, médicos y los trabajadores de enfermería que fallecen en el exterior, por haber migrado a causa de la crisis venezolana, explica el comunicado del sector salud.