#ESPECIAL #Política Rafael Simón Jiménez: Este año se recuperó la vía democrática #30Dic

-

- Publicidad -

Al terminar el 2021, en lo que respecta al ámbito político venezolano, se puede afirmar que el signo positivo fue la recuperación de la vía electoral.

- Publicidad -

 Esta aseveración es formulada por uno de los analistas políticos más conocidos en el país, como lo es el doctor Rafael Simón Jiménez, exrector del Consejo Nacional Electoral, exvicepresidente de la Asamblea Nacional, profesional del Derecho, historiador y profesor universitario.

Sin embargo, en declaraciones a Elimpulso.com, considera que la crisis económica y social de Venezuela, ocasionada por el gobierno, siguió siendo muy grave y se espera que se reanuden las conversaciones con la oposición, para buscar una salida.

Desunión

Un sector de la oposición, dijo,  que se había negado sistemáticamente a concurrir a las elecciones y ver la salida democrática a la crisis, finalmente participó en el juego democrático, lo que condujo a las elecciones del 21 de noviembre.

Sin embargo, la falta de una sólida unidad permitió que el gobierno ganara posiciones inmerecidas,  añadió. Si nosotros sumamos los votos obtenidos por las diferentes variantes de la oposición y ésta hubiera logrado un bloque compacto, apoyando a los mejores candidatos en cada uno de los estados de Venezuela, pues hubiéramos ganado 17 ó 18 gobernaciones.

El hecho de que fuera exactamente al revés, en que el fraccionamiento fue el signo predominante y que no hubo forma de poner de acuerdo a candidatos en la mayoría del país,  hizo que el oficialismo tuviera una victoria que no merecía.

El gobierno tiene 3 millones 800 mil votos, lo que significa un millón de votos menos que los alcanzados en las elecciones parlamentarias de hace un año  y casi tres millones menos que en las presidenciales del 20 de mayo de 2018.

Al ver estas cifras, evidentemente, la perspectiva electoral del gobierno es muy negativa hacia el 2024. Si se llegara a esa fecha sin un evento anterior, la situación del oficialismo sería muy precaria.

Al momento existe la eventualidad de que el año que viene se realice el referendo revocatorio presidencial, que es una posibilidad y un mecanismo democrático  consagrado en la Constitución y que queda por parte de los sectores democráticos ver su viabilidad en términos de llevarlo adelante.

Por otra parte, hubo otro factor que empañó el resultado del 21 de noviembre, como fueron las votaciones en Barinas, donde el gobierno dio un arrebatón, en los  términos del mayor uso de la fuerza y del desconocimiento del Estado de Derecho, tras reconocer la sentencia de la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia, en la cual se demuestra el triunfo de Freddy Superlano, candidato  del G-4, de la plataforma democrática, y sin embargo procede a inhabilitarlo, sumergiendo al estado llanero en un clima electoral, que yo creo, adelantándome a lo que ocurrirá el 9 de enero, ratificará la victoria de las fuerzas opositoras.

Y será así porque ahora la plataforma democrática está mucho más ampliada, puesto que factores como el partido de Henri Falcón (Avanzada Progresista), el MAS y Unión y Progreso, están sumados a la candidatura de  Sergio Garrido, representante de la oposición después de que el CNE  haya  inhabilitado varios candidatos.

Crisis

Desde el punto de vista económico, el país estuvo este año sumergido en la continuidad de la crisis terrible para los venezolanos.

Venezuela ha perdido, en los últimos seis años, el 80 por ciento de su Producto Interno Bruto y lo más desastroso de esa situación es lo que tiene que ver con los sectores más desfavorecidos de la población. Hay 8 millones de personas, entre funcionarios, jubilados y pensionados, que perciben  menos de diez dólares mensuales, los que los sitúa muy por debajo del umbral de la miseria definida por organismos internacionales, incluyendo las Naciones Unidas. De manera que este año cierra con un saldo negativo.

Existen anuncios de que el próximo año pueda haber un relativo crecimiento económico, el cual se va a concentrar en unos sectores que sólo se limita a las clases pudientes, pero abajo el venezolano común, el trabajador asalariado, va a continuar en esta situación de calamidad, de subsistencia, de tragedia.

Negociaciones

En relación con las negociaciones en México, dijo: Creo que existen las expectativas del país de que puedan reanudarse, después que el gobierno abandonó este año la mesa de conversaciones.

 Mientras el gobierno quiere que se le retiren las sanciones y se le de reconocimiento internacional, la oposición pide elecciones presidenciales y parlamentarias libres. Sólo es posible lograrse todo eso mediante un acuerdo, un consenso, en México o en cualquier otro lugar donde se sientan las partes para buscar una salida a esta crisis que se agrava cada día.

Diáspora

Pocos países en el mundo han vivido las dimensiones de la tragedia, que ha padecido la mayoría de la población de Venezuela, prosiguió en sus declaraciones el doctor Jiménez.

Se habla de un fenómeno contemporáneo como es la guerra civil de Siria, que todavía no ha podido llegar a su final. O la guerra de Yemen o todos los conflictos que han obligado al desplazamiento de sus poblaciones.

Aunque Venezuela no tiene un conflicto de esa naturaleza, la migración es mucho más grave, ya que se calcula que hay entre 5 y 6 millones de venezolanos que están fuera del territorio. Son familias desgarradas, desarticuladas, que para  estos días de navidad y año nuevo seguirán esparcidas en el mundo. Ahora, esa gente no va a regresar al país mientras no existan condiciones para vivir dignamente. Son personas que en un momento determinado sintieron que no podían mantener a sus hijos y demás familiares, motivo por el cual se fueron a resolver sus problemas.

Para que todos ellos puedan volver tiene que haber un ambiente de reconstrucción económica, adujo. Además, reactivación de los servicios públicos y, en fin, mejoramiento de las condiciones de vida. Pero, está demostrado que este gobierno, que es el generador de la crisis, no tiene recursos para resolver la situación.

Es por ello que para enfrentar la crisis venezolana se requiere de un gran entendimiento, mediante el cual se convoque a todos los venezolanos y se tenga un plan para reconstruir el país económica, social, institucional y moralmente.

Si no hay un acuerdo político oposición—gobierno para la reconstrucción en el año 2022, indudablemente, se vivirá mayor calamidad y sufrimiento para los que menos tienen.

Expectativas

Al final de sus declaraciones, indicó que todas las encuestas y sondeos de opinión muestran un deseo muy grande de los venezolanos en reactivar el referendo revocatorio presidencial.

Éste instrumento está en la Constitución de 1999, precisamente para hacer un juicio de valor sobre el gobierno  cuando éste no ha cumplido cabalmente sus funciones y, por supuesto, para salir de la crisis.

Ojalá que esa posibilidad, como la he venido planteando yo, particularmente, pueda ser pactado con el propio gobierno, no en el sentido de que se haga el referendo,  sino en el sentido de que el Ejecutivo Nacional no lo obstruya con medidas judiciales o con medidas de fuerza, como ya lo hizo en el 2016.

Ese año, apuntó, cuando se estuvo a punto de reactivar el referendo, el gobierno lo paró utilizando el sistema judicial venezolano.

Ojalá haya ese acuerdo oposición-gobierno para que se dirima el conflicto político, planteó. Yo he dicho que lo ideal sería un pacto. Porque en caso de que el gobierno lo gane, cosa que yo descarto absolutamente dada la erosión que tiene en el apoyo popular, la oposición debe comprometerse a  actuar dentro de los límites de la Constitución y de la democracia. Y si el gobierno fuese derrotado, entonces, se apele a la Constitución, para terminar el periodo de dos años que quedarían, con el fin de   conformar un gobierno de integración nacional, donde participen todos los sectores del país, y tenga un mandato muy claro: comenzar la reconstrucción de Venezuela, desde el punto de vista económico, social, afectivo, moral e institucional.

Esa es una eventualidad que está en la ruta democrática y los demás aspectos se encuentran en las expectativas de lo que puede ser el 2022, adicionó. Es imposible hoy en día presagia las líneas de desarrollo que tendrá el próximo año. Puede ser que se incremente la conectividad o, al revés, salir de este enorme hueco en que nos encontramos después de la destrucción del país,  ocasionada durante 22 años por un gobierno que ha actuado con la mayor irresponsabilidad, jamás imaginada en el mundo.

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

- Publicidad -

Más leido hoy

UCLA amplía servicio de comedor para beneficiar a 400 estudiantes becados #12Jun

La Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA) ha dado un importante paso hacia el bienestar de sus estudiantes con la reapertura del servicio de comedor universitario. Esta iniciativa, impulsada por la Dirección de Desarrollo Estudiantil y la Dirección de Presupuestos, bajo el liderazgo de Juan Carlos Sánchez y Edgar Alvarado, respectivamente, tiene como objetivo principal brindar apoyo nutricional a 400 estudiantes becados.
- Publicidad -

Debes leer

- Publicidad -
- Publicidad -