martes, mayo 24, 2022
InicioActualidadOpinion#OPINIÓN El Coronel psicópata como jefe en el trabajo, factor de riesgo...

#OPINIÓN El Coronel psicópata como jefe en el trabajo, factor de riesgo psicosocial #26Ene

-

- Publicidad -

«Todo el Arte de la Guerra se basa en el engaño».
Sun Tzu

Este desadaptado social, el Coronel psicópata , narcisista, licántropo y voyerista , usa el arte de la guerra de SunTzu para engañar y sus objetivos personales son salir airoso de sus corrupciones y criminalidades , embaucando a la sociedad , burlándose de las leyes y de la moral; en tanto se enriquece sin trabajar solo chupando parasitariamente a las instituciones. No produce por sí solo, únicamente sabe vivir parasitariamente expoliando. Cualquier empresa de maletín que use es solo una fachada para encubrir su depredación a la institución gubernamental que gerencia para el momento. Esto responde a la pregunta ¿Qué será lo que quiere el negro? Es un delincuente que se hace el gil.

- Publicidad -

¿Cuál es el riesgo psicológico y conductual para el talento humano de la institución de tener como Jefe al Coronel psicópata narcisista? Una persona que ha corrompido a la institución y se ha hecho de una banda interna – lo monos voladores, o la tropa de lo necios – a cuyos integrantes maneja como títeres y le rinden pleitesía y cometen por él los crímenes y los delitos que éste les ordena, además de abominables actos de desprecio y de minusvalía en contra de las personas que este depredador social ha escogido como víctimas.

Para los trabajadores que están conscientes de que su Jefe el Coronel es un psicópata y se dejan usar por él y le acompañan en la corrupción de la institución, es imperioso puntualizar, que no se engaña a quien se sabe engañado. Ustedes son responsables de los delitos que cometen creyendo que no hay cabos sueltos y que el psicópata los resguardará para siempre en sus crímenes. Cada cual es responsable personalmente de sus propios crímenes y de sus propios delitos. Es importante señalar por ejemplo la personalísima responsabilidad penal.

Mientras están embriagados por la corrupción, las alcahuetas y los cómplices trabajadores se sienten invulnerables, impunes e inmunes. Pero el Coronel psicópata en algún momento ya no estará, ni estarán quienes lo apadrinan. Ya no tendrán quien los proteja. Han sido muy débiles en sus principios éticos y morales al dejarse corromper con tanta facilidad por el psicópata narcisista quien les ha permitido violar las leyes y entonces están acostumbrados a tragarse la luz roja hasta que ya no haya fiscal que los alcahuetee.

- Publicidad -

¿Qué efecto psicológico causa en los trabajadores tener a un Coronel pran como jefe? Un sujeto que hace apología del delito y trabajadores que sienten regocijo o privilegio de tener como jefe a un delincuente, un tipejo , ladrón, con una visión egocéntrica del mundo y la sensación grandiosa de autovalía, tramposo, con adicciones , sádico, narcisista, le placen los riesgos en lo que algo ha de violar , de vida parasitaria, sin escrúpulos, mentiroso, mañoso, manipulador , controlador , sin conciencia, sin empatía, envidioso, impulsivo, un maléfico actor e histriónico, camaleónico, engañoso, con un encanto o carisma falso, que no asume culpas ni experimenta remordimientos por sus delitos y atrocidades , violento, narcisista, hipócrita , con repugnantes adicciones ; que no respeta los derechos humanos , que usa como cosas a las personas para sus fines delictuales y personales y hasta de serviles llamándoles eufemísticamente leales , y al cual quieren en todo imitar , pues sienten que son el propio psicópata porque manejan poder delegado y lo ven como a un héroe – cuando en realidad es un anti líder , un delincuente – , al contar con su respaldo, por manejarse entre ellos como cómplices , coautores encubridores; por la impunidad con que escupen y pisotean a los valores morales, éticos y violan flagrantemente las leyes con la aprobación del psicópata que es la máxima autoridad de la institución.

Y muchos prefieren hacer apostasía de Dios mientras adoran y obedecen a un psicópata. Para estos falsos cristianos, no olviden lo que dice el Señor «Maldito el hombre que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de Jehová». ¡Ay Sussana! ¡Ay Borracha! Y ay de los nuevos reclutas que sustituyen a los monos voladores enjaulados que llegan con la misma escuela de corrupción enlodando una noble profesión con las mañas de Kirk y del Coronel psicópata narcisista, licántropo y voyerista.

Pues bien , la ejecución y práctica corrupta del Jefe Coronel psicópata en la institución con aliados para el crimen de entre la fila de los trabajadores , envía marcadamente las señales de que se pueden cometer impunemente delitos en la empresa y esa forma de actuar y desempeñarse se lleva al hogar donde se comentan en familia las hazañas del psicópata y cuantos dólares tienen producto del delito , llevando a la familia la noticia y se enteran todos en casa y los hijos se apropian de esas ideas y creen que es normal y hasta correcto todo lo inmoral e ilícito que su padre o su madre hace con apoyo de su jefe el psicópata, que todo eso es habitual y rutinario, que no tiene consecuencias penales ni éticas ni espirituales y crean en el hogar las bases para fabricar sociópatas por influencia del ambiente , por factores ambientales. Y la institución se desprestigia y la sociedad se corroe, en vez de producir gente honesta, íntegra y decente, crean patrones de comportamiento psicopáticos. Los niños siempre se enteran tarde o temprano de los comportamientos “ocultos y reprochables” de su padre o de su madre. Y en un círculo vicioso, se transmiten patrones psicopáticos a la generación de relevo deformando su corteza psíquica, su caja de valores.

A los trabajadores que son autómatas del Coronel psicópata incluso que en nada les importa cultivar o dejar enemigos en el camino con tal de cumplir las órdenes del mañoso, no se han percatado en su borrachera inmoral de que el psicópata no es eterno y que en algún momento ya no los respaldará y quedarán a la intemperie de la gente que ha quedado lastimada y el karma les llegará. Hay quienes trabajando para el Coronel psicópata se sienten poderosamente atraídos o atraídos por él o ella, al punto de dejarse vencer por la manipulación en un enamoramiento adulterino. ¿Verdad Sussana?

El psicópata les carcome la psiquis. La personalidad del psicópata se ha apoderado de ellos y tienen de su jefe psicópata una insana hipervaloración. Hay demonios disfrazados de Ángeles. Son los Ángeles del psicópata.

Una institución cuya imagen y destino está marcado por el ejercicio corrupto de un psicópata, con el rango de Coronel – porque le impidieron llegar a General- , es un volcán de putrefacción, es un mensaje a la sociedad de que los discursos de corrección y decencia son solo temas de salones, para decir lo que el público quiere oír y escuchar, para hacerse ver como gente con valores ; pero que de las prácticas institucionales habituales de vileza, latrocinio y contrarias a la ética , a la moral y con flagrante violación de las leyes , nadie debe atreverse a censurar ni a criticar. En empresas como éstas, la gente honorable y decente, íntegra y ganada para el honor y con temor a Dios, es gente que incomoda y que molesta, gente que es perseguida y vilmente maltratada, gente a la cual se le violan todos los derechos despectivamente y nadie piensa en el efecto boomerang.

Llamenle como quieran, el karma, el efecto boomerang o lo más certero, la justicia de Dios. Pero no olviden el largo brazo de la ley, que tarde o temprano les pondrán los ganchos. Usted Coronel psicópata es el líder de la red de corrupción y tarde o temprano le pondrán los ganchos.

Las decisiones impulsivas de los psicópatas y sus cómplices, decisiones marcadas por la desesperación y no por la razón, dejan ver sus costuras y los auto delatan, máxime cuando van cambiando las semillas sanas por semillas protervas.

Todos saben que si quieres una buena planta y un fruto incorrupto, entonces has de seleccionar y sembrar las mejores semillas, las más hermosas, las que por sus nutrientes y componentes te producirán un mejor árbol, una mejor cosecha. Entonces, hemos de preguntarnos, ¿qué calidad de semillas están proveyendo para la siembra y posterior cosecha, si desde el inicio todo proceso es solo corrupción? Una semilla corrupta, dará un producto corrompido o dará fruto maléfico. Pero es que estas palabras ni el discurso ni su filosofía interesa a quienes solo están corrompiendo y corrompiéndose y llenándose de dólares mal habidos y la sociedad y la psiquis social nada importan para el interés ya confeso , dejado en evidencia y la costura ya vista de quienes tienen un negocio ilícito dentro de un negocio lícito. Así el Coronel psicópata corrompe , usa y se aprovecha de las instituciones y de quienes son proclives a dejarse enlodar, y consigue aliados en gente sin valores, en gente sin temor a Dios y en gente que en nada le importa el ejemplo que le dan a sus descendientes.

Ya el Coronel psicópata no cuida ni las apariencias y deja claro en sociedad y al resto de los trabajadores que solo los corruptos tienen cabida en la empresa que dirige y controla. O hacen silencio o se van. Si, además que controla, pues es obseso del control de la gente, de los recursos y del miedo. El psicópata es un peligroso depredador social que nos hace perder la confianza en las instituciones pues las corrompe.

El Coronel psicópata peligroso depredador social, es un riesgo psicosocial altísimo, pues corrompe hasta la psicología del trabajador quien puede querer ser émulo de este delincuente y justificarlo hasta las últimas instancias y hasta defenderlo creyéndolo un hábil gerente mientras que es un descarado ladrón y hampón, violador de los derechos humanos. Pero lo adorarás hasta que materialice en ti su psicopatía cuando ya no le sirvas para sus trampas, engaños, robos, manejos dolosos y pare de contar de las tropelías en contra de todo lo bueno y de todo lo sano, haciéndose ver como una persona correcta y de quien no dudarías por la histriónica manera de hacerse pasar por una persona honesta y decente sin serlo. Y henchido de orgullo hasta harás un compadrazgo con el Coronel psicópata.

El Coronel psicópata es una plaga social, un despreciable histrión, peligroso agresor de la autoestima de sus víctimas y de su seguridad psíquica y física. El psicópata hace apología del delito y si crees en Dios te hace apóstata para que lo adores, obedezcas y defiendas a él. Como el caso de Sussana.

No sabes lo peligroso que es el Coronel psicópata, la peor lacra que la sociedad ha podido engendrar, si supieras lo que es realmente un psicópata huirías de él para impedir que controle tu personalidad y tu vida, así como evitar que sus códigos maléficos, delictivos y morbosos se enraícen en tu psiquis. Recuerda que el psicópata es la maldad ambulante y su sonrisa mordaz rubríca la satisfacción en lo que hace y en lo que destruye.

Ahora los perfiles del trabajador en la empresa que gerencia el psicópata son otros, o te unes a la corrupción o te vas. Nuevos cuadros con perfiles a la medida de las exigencias de una gestión corrupta te enseñan los dientes del depredador social y sus cómplices y alcahuetes quedan descubiertos. Llega el momento que ni las apariencias guardan. Los más recientes reclutamientos de personal son cuadros clave de toda la estructura criminal que lidera el Coronel psicópata.

Son eslóganes de este tipo de gestiones: «el chorro de dólares mal habidos primero, aunque nos espere la cárcel o el alma se queme en el infierno por toda la eternidad». O «no importa si sacrificamos a inocentes, si nos volvemos ricos, aunque esperen por nuestras almas en el averno.»

Si quieres evitar la corrupción en ocasión a la actividad de la institución y te advierten de los delitos cometidos por su giro y el desprestigio es la matriz de opinión, cuando múltiples factores te revelan que se ha venido a menos moralmente, que su imagen pública es un bochorno, percatate de los rasgos de la personalidad de quien la gerencia y si es un psicópata allí tienes la respuesta.

Recuerden que la psicopatía es una alteración de la personalidad caracterizada por el narcisismo, la impulsividad y las conductas de control y manipulación.

Para obtener algo a su favor, el Coronel psicópata dará forma a las cosas en su trabajo para su propio beneficio. Esto incluye levantar sospechas sobre colegas, manipular resultados o cambiar la rutina de trabajo de alguien.

«Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo».
Abraham Lincoln

Crisanto Gregorio León

[email protected]

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

- Publicidad -
- Publicidad -

Debes leer

- Publicidad -