Ingeniero Rafael Guevara: Hay que ir creando conciencia de que se debe terminar el proyecto Yacambú-Quíbor #21Abr

-

- Publicidad -

Hasta el momento en que fue paralizada la construcción del proyecto hidráulico Yacambú-Quíbor, se habían gastado 800 millones de bolívares y desde entonces se han venido vandalizado las obras porque fueron dejadas en el abandono.

- Publicidad -

Así se desprende de la exposición hecha este jueves por el ingeniero Rafael Guevara, a través de la plataforma digital Zoom, desde Caracas, donde Elimpulso.com tuvo acceso. La presentación del exponente estuvo a cargo del  ingeniero Arnoldo Gabaldon, exministro de Obras Públicas y  quien fue su profesor en la Universidad Católica Andrés Bello.

Dijo que Guevara es un proyectista muy calificado no sólo en Venezuela, sino en el exterior. Está trabajando en Olmos, Perú, en un sistema hidráulico parecido al de Yacambú-Quíbor.

De acuerdo con el expositor, éste proyecto que fue comenzado hace 47 años, requiere para su culminación de 280 millones de dólares y no sólo sería utilizado para el riego del Valle de Quíbor, sino para complementar el suministro de agua a Barquisimeto, puesto que el Sistema Dos Cerritos no lo garantiza por estar obsoletos sus equipos.

- Publicidad -

Lea también: Ingeniero Miguel Nucete: Extremadamente complejo es el proyecto Yacambú-Quíbor 

Hay que ir creando conciencia de que se debe terminar Yacambú-Quíbor porque están muy avanzadas las obras y el día que se produzca un cambio en el país no va a ser fácil conseguir los recursos. 

Ese es un proyecto que debe concluirse, planteó. Es una pena que sea un elefante blanco. A lo largo de su exposición fue mostrando láminas para explicar las distintas áreas que se encuentran en el proyecto.

De acuerdo con los cálculos, ese sistema podría proporcionar 16 metros cúbicos por segundo de agua para la población y 34 para el riego.

Considerando los abastecimientos de Dos CerritosYacambú es posible obtener 20 metros cúbicos por segundo para el consumo de la población.

Habló de otras alternativas que se han propuesto como las de Dos Bocas y Atarigua, pero manifestó que si ya Yacambú-Quíbor tiene una gran parte construida, saldría más aconsejable continuar lo que hace falta.

Comentó que si se presentaran dificultades en el túnel de trasvase, como por ejemplo que éste se rompiera, el sistema podría suministrar agua mediante la instalación de una planta de bombeo que permita el servicio hasta El Tostao.

Un detalle muy significativo es el precio del líquido, que sería de 0,20 dólares por metro por segundo.

Comparativamente terminar Yacambú es más atractivo para el año 2030 que Las Palmas y Dos Bocas.

Manifestó la importancia que tiene la presa de 169 metros de altura, el túnel que está  cruzado por la  falla de Boconó y  la falla del Turbio. 

Contó que el ministerio del Ambiente, en el 2012, había decidido que toda el agua fuera para el valle de Quíbor sin pensar en la calidad del agua, la cual no podía ser utilizada con sedimento.

Señaló que entre las obras de regulación de la presa están los dos túneles de desvío, que tienen 47 años y registran el desgaste, que destruye cemento y cabillas.

Igualmente hizo mención al túnel de acceso para el control de agua, los tres mil metros de galerías de la presa y los aliviaderos.

Destacó el gran filtro que impide la saturación para la seguridad de la presa.

En fin, los estudios realizados en el 2008, utilizando tecnología canadiense, hay que revisarlos antes de comenzar la recuperación del proyecto, el cual se puede concluir entre dos y tres años.

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

- Publicidad -

Más leido hoy

- Publicidad -

Debes leer

- Publicidad -
- Publicidad -