viernes, junio 24, 2022
InicioActualidadOpinion#OPINIÓN Precursores #2May

#OPINIÓN Precursores #2May

-

- Publicidad -

Pese a la creencia de la página en blanco, 

siempre escribimos sobre lo escrito.

- Publicidad -

Michael de Certeau, 1996.

Introducción

En Venezuela, mi país, la palabra precursor tiene un sentido patriótico y libertario. Se emplea para adjetivar al “blanco de orilla” Sebastián Francisco de Miranda (Caracas,1750-Cádiz, 1814) a quien se le tilda Precursor de la Independencia continental y suramericana. Es una palabra que resuena en los oídos de niños y adultos suramericanos. Sin Miranda precursor no habrá Bolívar ni independencia suramericana. 

Otro insigne precursor venezolano, que ha sido considerado el más completo intelectual hispanoamericano del siglo XIX, el caraqueño Andrés Bello (1781-1865) a quien se le considera un pionero, un anunciador de la lingüística que fundaría años después de su muerte el suizo Ferdinand de Saussure. Si Bello hubiese sido escocés o francés, su nombre figuraría en las historias de las filosofías universal, como uno más, en pie de igualdad con los de Dugal Steward y de Brown, de Royer Collard y de Iouffroy, sino incluso con los de Reid y de Cousin. Es preciso, dice el filósofo francés Alan Guy, reparar esta injusticia y acordarle al filósofo venezolano-chileno el rango eminente que se le debe. 

- Publicidad -

El respetado y famoso Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española define a los precursores como aquellas personas que inician o introducen ideas o teorías que se desarrollaran en el tiempo futuro. Pionero es otro de los sinónimos de esta palabra que deriva del latín praecursorem: el que va adelante. Parece ser que deriva del uso que se le daba a la palabra en las tropas del ejército, en razón de que Roma fue un imperio militarista. De allí deriva también avanzada, un grupo de soldados que se adelanta.  Por ello se dice que un precursor es un avanzado, un adelantado en las ideas. La derivación castrense del termino es evidente. 

En todas las actividades humanas y en todas las culturas existen precursores y no creo que ninguna está ausente de ellos. Existen precursores fortuitos, que al descubrir algo de manera dictada por el azar se constituyen en precursores absolutos. 

Hay lo que he llamado precursores secundarios, es decir de aquellos que toman ideas de otras personas, las enlazan y de esta manera se convierten en precursores o pioneros. Los griegos antiguos son precursores de una gigantesca novedad, el pensamiento racional, lo que indica que existen pioneros colectivos. Pero los griegos tomaron muchas ideas de los antiguos imperios de la antigüedad, Egipto y Mesopotamia. Pensamiento racional hubo -cosa poco admitida- en la milenaria cultura de la India.

La seripindia

 Los precursores absolutos son víctimas de la seripindia, fenómeno epistemológico del cual Umberto Eco ha escrito delicias en A paso de cangrejo, 2006.  La casualidad y la fortuna guiaron a Alexander Fleming descubrir la penicilina de manera accidental al dejar una ventana abierta de su laboratorio por donde entra el hongo penicilium, y al español Francis Mojica, que es el pionero de la “edición genética” o CRISPR, descubrimiento sensacional por el cual ha debido otorgársele el Premio Nobel de Medicina en 2020.

Albert Einstein, ¡quién iba a creer!, tuvo sus precursores que pocos recuerdan: el filósofo austriaco Ernest Mach (1838-1916), el matemático francés Henry Poincaré (1854-1912). Mach afirma que el tiempo no es más que una creación humana, y Poincaré escribe en 1902 que rechaza la noción de tiempo y espacio absolutos.

Precursores celestes

El astrónomo inglés Isaac Newton siempre decía que sus logros se debieron a que se montó sobre hombros de gigantes. El astrónomo germano Johan Kepler fue uno de ellos. La ley de la gravedad está casi como en ciernes en la enredada prosa barroca de su libro Astronomía nova, 1609  que Newton completará en 1687 al publicar Filosofía Natural Principia Matemática

Y ahora que hablamos de este astrónomo tudesco, no debemos olvidar que Kepler es precursor de la literatura de ciencia ficción que hogaño cautiva y hace de las delicias de niños y adultos. El sueño o astronomía de la Luna, su novela concisa de corte fantástico se publica en 1608. Kepler es entonces un doble precursor: de la teoría de la gravitación universal y de la literatura de anticipación. Escritores de este género tan popular como Julio Verne, H. G Wells, Isaac Asimov y Arthur Clarke, así como filmes 2001 Odisea del espacio y la muy famosa Blade Runner son como una continuación de lo que en forma pionera inicia el astrónomo Kepler hace cuatro largas centurias.

Precursores de la revolución industrial

Hay pueblos que se creen precursores absolutos. Los ingleses se llenan la boca cuando se refieren a su revolución industrial en el siglo XVIII. El sociólogo estadounidense Lewis Mumford (Técnica y civilización, 1934) lo desmiente categóricamente: la revolución industrial se prepara cuando menos siete siglos antes, esto es, el siglo X de nuestra era con la invención del molino de agua, el reloj mecánico, la pólvora y el papel. En 1100 se abre la primera institución de educación universitaria en la ciudad italiana de Bolonia. Sin tales antecedentes la revolución industrial inglesa no hubiese sido posible. La arrogancia de la Pérfida Albión, que se expresa de manera palmaria en el reciente proceso del Brexit, debería tomar estos precedentes continentales en cuenta y ser, en consecuencia, más humildes y modestos. 

El científico y sinólogo inglés Joseph Needham (1900-1995) sostiene que cuatro inventos chinos hicieron posible el descubrimiento de América y la revolución industrial en Europa: brújula, papel, imprenta y pólvora. Leamos de este bioquímico británico su inmensa obra Ciencia y civilización en China, 1954. Quedaremos asombrados.

Precursor de la sociedad de la información

El gran precursor de los medios de comunicación, un visionario de la sociedad de la información, ha sido a no dudar el filósofo y profesor de literatura canadiense Herbert Marshall McLuhan (1911-1980) quien acuña un término que tendrá enorme repercusión: “aldea global”. Eran sus libros de lectura obligada en mis años universitarios merideños. Con ironía entonces se decía que Mc Luhan había escrito un libro para vaticinar el final de los libros impresos. La galaxia Gutenberg fue uno de ellos, obra que pude adquirir con mi beca de 400 bolívares mensuales otorgada por la Universidad de Los Andes. Las comunidades virtuales, un nuevo tribalismo que profetizó hace casi medio siglo, hogaño son una firme realidad: Wasap, Faceboock, Twitter, Instagram, You Tube y Google. La Nueva Jerusalén está hogaño en Silicón Valley, California. Los seres humanos somos animales que eventualmente podemos ser hackeados, dice el israelí Yubal Harari.

La linterna mágica fue un invento de la edad barroca que salió de la fértil y desbordada imaginación del sacerdote jesuita alemán del siglo XVII Atanasio Kircher, artilugio al que se le considera hogaño precursora del cinematógrafo de Tomas Alba Edison. En Nueva España colonial, la linterna mágica tuvo un admirador en la religiosa sor Juana Inés de la Cruz, cumbre de nuestras letras. Precursora de la linterna mágica de Kircher serán las sombras chinas y hasta se cree que inspira a Platón a elaborar su archiconocido Mito de la Caverna.

 En la Edad Media el filósofo Roger Bacon construye curiosos objetos para hacer magia con las sombras. En el Hospital de Salpetrié de París el doctor Charcot los empleaba como primitivos video beam para tratar casos de histeria, los que llamaron poderosamente la atención de un avispado joven médico judío allí presente: Seguismund Freud. 

Precursores literarios

En literatura los precursores han creado una polémica casi inagotable, una disputa sin pausa. El gran Jorge Luis Borges sostuvo una vez que “El hecho es que cada escritor crea sus precursores”, Kafka los tiene en la célebre paradoja de Zenón contra el movimiento, así como en las parábolas religiosas del danés Sören Kierkergaard. Y no se queda atrás el recientemente fallecido crítico Harold Bloom, quien en El canon occidental (1994) nos habla de las “angustias de las influencias”: hay una ambigüedad de todo creador frente a sus precursores. Este judío estadounidense se atreve afirmar que el psicoanálisis lo creó Seguismund Freud luego de leer las obras teatrales de William Shakespeare escritas cuatro siglos antes. 

El mexicano Octavio Paz escribe (In/Mediaciones,1979) que la literatura de Occidente es un tejido de relaciones, todos los grandes movimientos literarios han sido la consecuencia -a veces la réplica- de otras obras: Reiteración y metamorfosis. Corneille leyó con provecho a Juan Ruiz de Alarcón y Shakespeare a Montaigne.  En otro lugar dice el mexicano que “Sin Kant tal vez Coleridge no habría escrito sus reflexiones sobre la imaginación poética; sin Saussure y Jakobson no tendríamos hoy la nueva crítica”. Cada escritor elije su precursor o precursores, como ha dicho Jorge Luis Borges, uno de nuestros más lúcidos críticos literarios latinoamericanos en su conocida obra Kafka y sus precursores. Otras inquisiciones.

Tirante el Blanco, una novela de caballería de 1490, Gustave Flaubert, William Faulkner, son algunos de los indiscutidos precursores del peruano Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de Literatura 2010. Él no lo niega. Lo reconoce abiertamente en su ensayo La orgía perpetua de Madame Bovary, pequeña gran obra que he degustado con enorme placer a pesar de la gran cantidad de citas en francés, lengua que no manejo bien. Ojalá que en ediciones por venir se le ocurra al ahora hispano-peruano y esposo de Isabel Preysler, hacer las consiguientes traducciones de tan numerosas citas francesas al castellano.

Precursores pictóricos

El cubismo es el gran acontecimiento artístico de principios del siglo pasado. Se da inicio al exponer Pablo Picasso un polémico óleo titulado Las señoritas de Avignon en 1907, una verdadera revolución pictórica que acabó con la tradición visual que venía desde el Renacimiento. Sin embargo el pintor malagüeño, como Einstein, tuvo sus precursores. Ellos son las negroides figuras africanas, las figuras humanas que rompen al canon de belleza de Policleto que se observa en los personajes de El Greco; pero la influencia más notable en Picasso será la del pintor francés Paul Cézanne (1839-1906). “Fue mi único Maestro”, solía decir Picasso. Como sabemos, el pintor francés no emplea la perspectiva visual de Occidente y trataba de reducir los objetos a tres figuras geométricas: la esfera, el cono y el cubo. Este solitario y retraído pintor es, en consecuencia, el verdadero precursor del cubismo y del arte moderno del siglo que nos deja atrás.

Y como hemos hablado del Renacimiento pictórico de los siglos XV y XVI, debemos recordar que este extraordinario movimiento artístico que no sé por qué aún no se ha repetido, encuentra entre sus precursores al pintor florentino Cimabue (1240-1302), sin Cimabue no habrá Giotto ni Massaccio ni Donatellos. Es un portentoso cambio de mentalidad que inicia el Cimabue, lo que E. H. Gombrich llama “La conquista de la realidad.” 

Precursores en ciencias sociales

Notable precursor de la sociología clásica ha sido Alexis de Tocqueville (1805-1859) autor de La democracia en América. Con Saint Simon (1760-1825), este pensador francés echó las bases de lo que luego Augusto Comte (1798-1857) nombrará como sociología, una física social. Se ha acusado a Comte de haber plagiado con desfachatez las ideas de Saint Simon, pues fue su amanuense durante varios años. Saint Simon fue uno de los primeros en llegar a pensar, en oposición a la metafísica de su tiempo, que la sociedad se podía estudiar de manera científica, aplicando para tal propósito los mismos métodos de las ciencias naturales: una fisiología social. Hogaño estas ideas han sido acusadas deterministas en extremo. 

Precursor lejanísimo de la sociología decimonónica ha sido considerado el filósofo e historiador, antropólogo de la cultura islámica Ibn Jaldún (Túnez, 1332- El Cairo,1406). Según este notable pensador de origen andalús español, existe un conflicto entre el desierto y la ciudad. El hombre del desierto pierde su ímpetu y arrojo al conquistar la ciudad, un ciclo que se repite de manera incesante.  Es el precursor de la sociología histórica y de la ciencia de la sociedad, por él llamada Ilm al-iytimaa. Creó también un interesantísimo precedente en filosofía de la historia. Juan Martos Quesada afirma que Jaldún ha creado una historia social que cinco siglos más tarde propusieron los Annales de Bloch, Fevbre y Braudel. Es Jaldún lo que he llamado un precursor absoluto, pues todo parece sacado de su fondo personal, sin maestro o escuela que le precediera. Algunos autores afirman que la historia que cultiva Jaldun es una historia social como la que cinco siglos después construirá la escuela Annalista de Bloch, Febvre y Braudel. La colosal obra de Fernand  Braudel sobre el Mediterráneo, se nutre de muchas observaciones comparativas hechas por el sabio magrebí sobre los modos de vida de las poblaciones aledañas y alejadas del Mare Nostrum. 

Precursor aeronáutico

Ahora que estamos en la civilización árabe y musulmana, de la cual Occidente tiene una enorme deuda que muchas veces no reconoce, me viene a la memoria otro precursor y pionero de la aviación, el sabio andalús Ibn Firnas, quien logra vencer la gravedad por algunos segundos piloteando él mismo un planeador en el año 857 d.C. lanzándose desde un minarete en las afueras de Córdoba, España. Esta proeza se realiza mucho antes de que Leonardo Da Vinci proyectara su aeroplano y su helicóptero, artefactos que no llegan a despegar del suelo. Y como si fuera poco, Firnas logra amortiguar su caída gracias a que inventa un antecedente de lo que hogaño llamamos paracaídas.

Precursores en geopolítica

¿Conocen ustedes a Igor Panarin? Mientras redacto estas líneas se produce un hecho verdaderamente insólito y preocupante: los partidarios del presidente Donald Trump asaltan el parlamento en Washington el 6 de enero de 2021 para impedir el nombramiento formal de Joe Biden como nuevo presidente de los Estados Unidos. Este catedrático ruso advirtió hace dos décadas el quiebre del orden constitucional en este país que, además, tiene una moneda que no tiene valor alguno y que sufre de una aguda crisis económica. En 1998 habló Panarin de la posibilidad de una guerra civil que conducirá al desmoronamiento del gigante del norte y la conformación de seis estados independientes. La tesis Igor Panarin me hace recordar la de “choque de civilizaciones” del profesor Samuel Huntington, lanzada al mundo en 1993 y que se vio como corroborada tras los atentados terroristas del 11 de septiembre en New York y otros sitios de Estados Unidos: el Islam enfrentado al Cristianismo. 

Precursor de Chávez

El presidente de Venezuela, hasta su deceso en 2013, teniente coronel Hugo Chávez Frías, tiene como precursor al militar africano Thomas Sankara, asesinado en 1987, quien en su país, Alto Volta, nación a la que rebautiza como Burkina Faso, gobierna desde 1984 y comienza una serie de reformas como la nacionalización de tierras, rompe con el FMI, inicia una campaña nacional de alfabetización, vacunó a tres millones de niños, acomete un ambicioso plan ferrocarrilero y de carreteras, siembra 10 millones de árboles, prohíbe la mutilación genital de niñas, vende la flota de Mercedes Benz del gobierno, desafía el neoliberalismo y al colonialismo francés. Como si fuera poco, estaba dotado Sankara de un extraordinario icónico carisma como el que acompaña al muchacho venezolano de Sabaneta. 

De este modo concluimos, por los momentos, una fértil línea de investigación que parece casi inagotable.

 Continuará.

Luis Eduardo Cortés Riera

[email protected]

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

- Publicidad -

Debes leer

Biden critica fallo judicial contra el aborto en EEUU #24Jun

El presidente Joe Biden dijo el viernes que luchará para preservar el acceso al aborto después de que la Corte Suprema anuló ese derecho, y pidió a los estadounidenses que elijan a más demócratas que salvaguarden los derechos anulados por la decisión de la corte. “Esto no ha terminado”, declaró.
- Publicidad -