jueves, octubre 6, 2022
InicioActualidadOpinion#OPINIÓN Gaveta azul: Impresiones del Japón #8Ago

#OPINIÓN Gaveta azul: Impresiones del Japón #8Ago

-

- Publicidad -

Nuestro viaje a Japón, en la década de los 80 fue estrictamente de trabajo pero algunas experiencias muy notables me dieron una semblanza bastante precisa de la cultura japonesa, particularmente de sus costumbres ancestrales y de su profundo respeto por las normas, producto de una educación muy rígida, tanto en lo familiar como en la escolaridad.

Una primera experiencia al respecto fue observar que los japoneses no conocen el raterismo; los puertos japoneses son totalmente abiertos, usted observa en cualquier muelle un montón de productos de exportación y están protegidos por una cinta plástica amarilla y un breve memo que explica el contenido, el destino y el buque donde será cargado. Lo observado lo complementó un breve viaje de compras que realice por las zonas cercanas, entré a una tienda y no estaban los encargados, llamé varias veces, salí a la puerta, me asomé a la tienda de al lado, que igualmente estaba desatendida, sin embargo volví a entrar a la anterior y llamé de nuevo, y salió de un largo pasillo lateral un señor excusándose porque estaba en la hora de descanso y almuerzo pero me atendió con suma cortesía. No cierran  sus negocios a la hora del almuerzo. Muy extraño para nosotros verdad?

- Publicidad -

Ese fin de semana estábamos  en el puerto de Nagoya y el día domingo no había actividad portuaria. Después del desayuno y mi obligada visita a la sala de máquina, subí a cubierta y observé varios grupos familiares que estaban pescando.

Los japoneses viven del mar totalmente, todo lo que en el agua tenga patas, pelos o brinque es considerado comestible, razón que los lleva a cuidar en forma extrema las aguas de sus mares. Sus muelles no muestran ningún signo de contaminación, razón por la que cuando no hay actividades de carga o descarga se utilizan como sitios de pesca y cada grupo va totalmente equipado, nada de improvisaciones. Pero lo curioso de este caso, es que empezaron a bajar los tripulantes de nuestro buque a curiosear. Bastó que se acercase uno a cualquiera de los grupos para que lo adoptasen y con suma cortesía y dedicación le entregaban sus cañas de pescar y les instruían sobre las técnicas para utilizarlas, media hora mas tarde nuestros marinos estaban con todos los grupos familiares. La cortesía del japonés, la forma de tratamiento, son de esmerada educación.

Bajé a las inmediaciones a comprar unos souvenirs y de regreso a bordo tomé una vía que me había comentado el jefe de estiba que me llevaba a un parque que valía la pena conocer. En efecto así lo hice. Lo primero que observé fue a un grupo de chiquillos jugando béisbol. Todos estaban correctamente uniformados y equipados, nada de improvisaciones, desde muy tierna edad les enseñan a actuar con apego a toda norma y regla.

- Publicidad -

Tomé asiento en un banco y me dispuse a observarlos. En ese momento no jugaban, estaban alrededor del montículo discutiendo entorno a una situación del juego, pasados unos dos minutos, se me ocurrió intervenir, me levanté, dí dos sonoras palmadas y en alta voz pronuncie el llamado de rigor a jugar : PLAYBALL.

¡Sorpresa! Los niños cesaron de inmediato la discusión, se voltearon respetuosamente hacia mi, hicieron una reverencia y se dispusieron a seguir jugando. Una legítima conducta Samurai.

La esencia de la conducta de esta mítica figura, el guerrero Samurai, persiste y se mantiene vigente en su cultura. Es indudable que son conductas y actitudes producto de un profundo respeto a sus tradiciones ancestrales y una educación muy rígida que enfatiza valores de calidad excepcional.

Otra singular situación, me lleva a comentar lo que observé de la mujer japonesa. Sus formas están muy alejadas de la voluptuosidad de la mujer tropical pero muy prontamente cautivan nuestra atención por lo delicado de sus maneras. Asociamos a la condición femenina delicadeza de gestos, sobriedad y cierto grado de sublimación en cuanto a sus manifestaciones emocionales, la mujer japonesa ostenta ésto en un máximo grado y eso cautiva a las personas que tratan. Recuerdo que cuando llegamos a Tokio, una de las primeras actividades organizadas por la agencia fue una breve reunión protocolar de bienvenida y la delegación que nos visitó al efecto incluía a 3 jóvenes japonesas, aunque la visita era de relaciones públicas propiamente dicho, las actitudes eran de carácter ceremonial y realmente nos impresionaron e impactaron por la gran diferencia del tratamiento al que está acostumbrada nuestra sangre tropical.

Tres de las prioridades en la política interna del Japón tienen que ver con la atención especial que le merece a la actividad gubernamental la justicia, la seguridad y la educación. Los funcionarios que cumplen actividades en estas secretarías y sus derivados son los mejores pagados en la burocracia japonesa. Por otra parte otro elemento importante son las cuantiosas inversiones en investigación tecnológica y científica. Una de las razones que los mantienen en los países de vanguardia.

Pedro J. Lozada

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

- Publicidad -
- Publicidad -

Debes leer

Biden: Maduro tiene que hacer «mucho» antes de que se alivien sanciones #6Oct

Antes de que se alivien sanciones, Nicolás Maduro tiene que hacer «mucho», dijo el presidente de EEUU, Joe Biden, este jueves. La afirmación se produjo luego de que un texto del Wall Street Journal señaló que hay un supuesta intención de EEUU de relajar las sanciones para que Chevron produzca crudo
- Publicidad -
- Publicidad -