jueves, septiembre 29, 2022
InicioActualidadOpinion#OPINIÓN Carlos Herrera Zubillaga y Santa Rosa #14Ago

#OPINIÓN Carlos Herrera Zubillaga y Santa Rosa #14Ago

-

- Publicidad -

La Raza Carora es un baluarte de la ganadería bovina especializada en leche en toda Venezuela y uno de los grandes orgullos del Municipio Torres, ya que es producto del  esfuerzo continuado de varias generaciones. Para Alejandro Riera Zubillaga, ganadero, empresario y figura protagónica del auge caroreño a lo largo del siglo 20 y lo que va del 21,dentro del recuento y promoción que debe hacerse del papel que ha jugado la ganadería en Carora debe darse alto relieve a los aportes que dio Carlos Herrera Zubillaga, quien además de ser el gran promotor de nuestra ganadería a nivel nacional ,también cumplió un rol estelar en el proceso de mestizaje, siempre centrado en la necesidad de mantener la rusticidad de estos animales sin que por contrapartida perdieran su capacidad de producir leche al nivel de otras razas especializadas.

En correspondencia a este criterio de Alejandro Riera, quien como criador de la Raza Carora, con asistencia protagónica e indispensable de Rodrigo Oropeza, colocó a la hacienda  Montevideo como  centro de recría de gran prestigio a nivel nacional, presentamos una breve semblanza de Carlos Herrera Zubillaga y su hacienda Santa Rosa.

- Publicidad -

Santa Rosa  jugó un papel estelar en las décadas de los años cincuenta, sesenta, setenta y parte de los ochenta, por ser la más conocida a nivel nacional en las ferias de exposición que se realizaban a lo largo y ancho del país.

En un principio fue propiedad de Pastor Ramírez Meléndez, quien la vendió a Ramón Herrera. En tiempos cuando no existía la carretera Lara Zulia y las tierras ubicadas en este sector  estaban sin deforestar. Tarea estas últimas que realizaron a machete y hacha jornaleros nacidos en El Paso de  Baragua. De hecho uno de quienes más trabajó en este  sentido en la Hacienda Santa Rosa fue Raúl Aldana, quien de jefe de cortadores luego se convirtió en uno de los encargados de la hacienda y administrador de la bodega que surtía a las familias de obreros que allí trabajaban.

Ramón Herrera le deja en herencia Santa Rosa a sus hijos Carlos y Juan José, casados con dos hermanas  Luz y Lucila Álvarez Mejías. Del matrimonio de Carlos y Luz nacieron Carlos Alberto (Beto), Marilúz  (Lucecita), Mario y Rosa Matilde (Ochita). De Juan José y Lucila nacieron Marisela, José Armando (Mando), Carmen Cecilia (La Perica), Juan José (El Maute) y Carmen Lucila (Chilita).

- Publicidad -

La Hacienda Santa Rosa con Carlos Herrera Zubillaga al frente se convirtió en una de las fincas más emblemáticas de  Carora y del país en general debido a la calidad de sus animales, Pardo Suizo y Tipo Carora.

En las décadas de los cincuenta y sesenta Carora figuraba como una de las ciudades más importantes de Venezuela, no éramos un punto  perdido dentro de un país que despertaba de la ruralidad hacia la consolidación de apretadas urbes, Carora era una referencia y lo  mostramos al mundo  gracias a las Ferias Exposiciones Ganaderas que celebrábamos el 24 de Junio.

Para esa época las grandes cuencas ganaderas estaban ubicadas en los valles de Aragua y Carabobo y sus extensiones de Falcón y Yaracuy, mientras que en los llanos se criaba exclusivamente para carne. Machiques y Villa del Rosario en el Zulia no tenían comunicación con la región petrolera porque aún no se había construido el puente sobre el lago y el Sur del Lago era todavía una región agreste que se trabajaba básicamente con lanchas y chalanas. Esto le permitió a Carora convertirse en el gran proveedor de carne y queso a la creciente población que se estructuraba en torno a la explotación petrolera de la  Costa Oriental.

Con esta ventaja como soporte económico los ganaderos caroreños inician una tarea de mejoramiento genético para también ser eficientes en producción de leche  mediante un tipo de ganado que posteriormente se convirtió en la Raza Carora, combinando este esfuerzo con la cría de unos animales doble propósito de alto rendimiento tanto en leche como carne.

Pero en esta búsqueda no éramos los únicos, a nivel nacional muchos ganaderos se metieron por este camino alentados por  un grupo de veterinarios pioneros egresados de la facultad de Veterinaria de la UCV fundada en 1930. Como ejemplo basta nombrar el ganado Ocampo del doctor Miguel  Ron Pedrique y el Yaracal I trabajado por los ganaderos de esa localidad falconiana.

No obstante experiencias como esas no lograron  cristalizar por distintas razones, el Ocampo debido al desplazamiento de la ganadería por la industria y el  Yaracal I por la  intervención oficial, la cual al querer manejar directamente el proceso lo condujo al fracaso. Cosa muy distinta pasó con la Raza Carora que al ser asumida como un compromiso generacional se mantuvo y se mantiene como la mejor alternativa de ganado lechero a nivel nacional.

Todas estas competencias entre los mejores ganaderos de aquellas décadas tenían como escenarios las Ferias Ganaderas, siendo las mejores del país las celebradas en Valencia  y luego las de Carora. El gran protagonista de ambas fue el caroreño Carlos Herrera Zubillaga, quien como factor fundamental de la Hacienda Santa Rosa dio a conocer a lo largo y ancho del país las bondades tropicales del ganado Carora.

Jorge Euclides Ramírez

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

- Publicidad -

Debes leer

#VIDEO Así resiste el puente Sunshine Skyway la fuerza del huracán Ian #28Sep

Vídeos e imágenes del puente Sunshine Skyway en Tampa, EEUU, circularon este miércoles en redes sociales, pues las cámaras de vigilancia captaron como la...
- Publicidad -