Mientras el BCV calla, a Delcy Rodríguez se le escapa que inflación de 2022 fue de 234% #23Ene

Trabajo de: www.talcualdigital.com

La cifra de la inflación para 2022 que maneja el régimen queda por debajo de la estimada por el Observatorio Venezolano de Finanzas, que proyectó un 305,7% de incremento para el cierre del año. El BCV aún debe la información oficial sobre el índice de precios correspondiente a noviembre y diciembre

publicidad

La administración de Nicolás Maduro reconoció que la variación anual de la tasa de inflación de la economía venezolana fue de 234% para el cierre de 2022.

Esta cifra surgió de una serie de láminas sobre el rendimiento de la economía venezolana presentadas por la vicepresidenta Delcy Rodríguez, durante una ponencia en un encuentro con empresarios turcos y venezolanos este lunes 23 de enero, reseñada por varios portales de noticias y la agencia Reuters.

La lámina presentada por la funcionaria dejó ver los datos que el Banco Central de Venezuela (BCV) le debe al país, pues no actualiza el índice nacional de precios al consumidor desde octubre de 2022, cuando proyectó una variación mensual de 6,2%.

De acuerdo con las cifras públicas del BCV hasta octubre, la inflación acumulada en esos 10 meses indicaba una variación de 119,4%. Esto quiere decir que creció más de 100 puntos porcentuales en apenas dos meses.

La cifra que reconoce el régimen aún queda por debajo de la proyectada por el Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF), que estimó una variación anualizada de 305,7% al cierre de 2022.

Durante el año pasado, el chavismo impulsó un discurso centrado en celebrar las «victorias» económicas, en el cual aseguraba haber controlado la inflación tras haber superado el episodio de hiperinflación que se extendió entre noviembre de 2017 y diciembre de 2021.

Según analistas y economistas, el régimen consiguió desacelerar el ritmo del incremento de precios mediante estrategias como la intervención cambiaria, que consistió en inyectar dinero a las mesas de cambio de divisas para incrementar la oferta de divisas.

Este plan funcionó durante el primer semestre del año, pero en los últimos meses de 2022 se evidenció un alza en la tasa de inflación, impulsada especialmente por la devaluación del bolívar frente al dólar estadounidense.

La opacidad del BCV se produjo inmediatamente después de registrar la variación mensual más alta en 18 meses, con el 28,7% que reportó en septiembre de 2022. El siguiente mes indicó que la variación había sido apenas de 6,2%, una cifra cuestionada por economistas como José Guerra. A partir de ese momento, dejó de publicar y actualmente debe las actualizaciones de noviembre y diciembre.

Lea más: www.talcualdigital.com

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí