La hipertensión Arterial: Una bomba de tiempo #19May

-

- Publicidad -

Trabajo por: Pausides Rodríguez

La hipertensión (HTA) es como una bomba de tiempo a la que la gran mayoría de la población está expuesta, pero que pasa desapercibida porque inicialmente no acusa síntomas. En nuestro organismo hay estructuras vasculares a nivel del cerebro y del riñón, y hasta el mismo corazón, que se ajustan de acuerdo a la presión arterial que procesen.

- Publicidad -

La presión arterial es la fuerza de la sangre al empujar contra las paredes de las arterias. Cada vez que el corazón late, bombea sangre hacia las arterias. La presión arterial es más alta cuando el corazón late, bombeando la sangre; eso se llama presión sistólica. Cuando el corazón está en reposo, entre latidos, la presión arterial baja; eso se llama presión diastólica.

Hipertensión es el término que se utiliza para describir la presión arterial alta, cuya lectura normal, en los adultos, debería ser de 120 la sistólica y 80 la diastólica.

Así entendimos de la explicación ofrecida por el médico especialista, Reinaldo Ortiz, coordinador docente de la Unidad de Hipertensión de Ascardio, junto a la licenciada Amelis Linarez, coordinadora de enfermería, a propósito de celebrarse ayer el Día Mundial de la Hipertensión, según decreto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) del año 2005.

Una afección peligrosa que es subestimada

Resaltó Ortiz que la HTA es permanentemente oscilante de acuerdo a cada individuo tomando en cuenta sus factores hereditarios y estilos de vida.

“Tenemos una población que está afectada por la HTA pero la gran mayoría de las personas desconocen que son hipertensos, por lo que tienden a subestimar la enfermedad o los niveles de control no son los apropiados”.

“Existe un elemento clave que la población debe entender, no puede pensar que porque se sienta bien y no acuse ninguna sintomatología no significa que no padezca esta enfermedad, que los expertos de la OMS califican de asesina silenciosa”.

En tal sentido Ortiz detalló que existen unas estructuras vasculares a nivel del cerebro y de los riñones que tienden a ajustarse de acuerdo a la presión que manejan, que es lo que se llama la autorregulación del flujo cerebral y del flujo renal.

No es constante, varía de cada individuo

Detalló el médico especialista y docente que la tensión arterial tiende a subir por desajustes que tienen que ver con factores hereditarios, alteraciones genéticas que determinan cierta sensibilidad al consumo de sal, estilos de vida, estrés, obesidad, sedentarismo.

“Esto determina que en la persona comience a subir sus niveles de presión; esos niveles de presión, permanentemente elevados comienzan a dañar la estructura de la pared arterial; esto con el tiempo hace que la pared primero se engruese y segundo comience a ser sensible y en cualquier momento pueden suceder eventos como roturas, que lo vemos mucho en pacientes que sufren accidentes cerebrovasculares; o que conjugados con hiperlipidemia pueden formar atosis cerebral, coronaria, carotídea; o altera la estructura de los vasos torácicos: la aorta torácica, la aorta abdominal, comienzan a lesionarse y comienzan a crecer la arteria y formar lo que llaman aneurismas”.

Por tal razón continuó diciendo el entrevistado que “la HTA a su libre evolución es una bomba de tiempo, esto mismo también conlleva a que órganos como el corazón, para poder soportar esa carga tiene que desarrollar una adaptación, inicialmente fisiológica; pero después es una alteración distorsionada de la pared cardíaca que se engruesa más allá de lo razonable y  permisible”.

“De tal manera que el mismo aumento de grosor de la pared del corazón lleva a que comiencen a haber áreas que no se nutren bien y comienzan a haber los fenómenos de isquemia, fibrosis; y con el tiempo tendríamos lo que se llama cardiopatía hipertensiva, que eso nos lleva después a momentos en las cifras de accidentes coronarios, infartos, anginas, insuficiencia cardíaca y muertes súbitas por arritmias”.

Cifras que no se justifican

“Esto es el final de un evento que primero no se hizo prevención, no se detectó a tiempo, no se hizo el tratamiento adecuado, y es lo que finalmente explica la alta cantidad de personas que mueren en el mundo por enfermedades cardiovasculares”, enfatizó el galeno.

Lo más impactante es que el 60 por ciento de esas enfermedades cardiovasculares, que incluye accidentes cerebrovasculares, infartos, aneurismas de aorta, entre otras, tiene como implicado la HTA, significó.

“Incluso se dice que la tercera parte de las muertes cardiovasculares se deben directamente a hipertensión; tenemos una patología silenciosa, que está afectando a la población mundial; porque la gran mayoría de la población desconoce que es hipertensa; y quienes sí están al tanto de la enfermedad, la subestiman”, concluyó diciendo.

Trabajo por: Pausides Rodríguez

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

- Publicidad -

Más leido hoy

Inameh prevé la llegada de la primera onda tropical de la temporada este jueves #23May

El Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inameh) pronosticó para este jueves la llegada de la onda tropical número uno a zonas cercanas al Océano Atlántico Tropical con una velocidad promedio de 28 kilómetros por hora en dirección oeste.
- Publicidad -

Debes leer

Venezuela encabeza el ranking mundial de crecimiento de mortalidad materna en el siglo XXI #28May

El Laboratorio de Desarrollo Humano informó este martes 28 de mayo que Venezuela ocupa el primer lugar mundial con el mayor aumento en la tasa de mortalidad materna durante el siglo XXI. Con un incremento del 182.8%, el país supera a todas las naciones de Asia, África y América Latina, según datos del MMEIG (2023).
- Publicidad -
- Publicidad -