Asamblea Nacional Legítima objeta algunas consideraciones de la Declaración de Belém do Pará #22Ago 

-

- Publicidad -

Algunas consideraciones de la Declaración de Belém do Pará de la Cuenca Amazónica aprobada durante la Cumbre Amazónica celebrada en esa región de Brasil los días 8 y 9 de agosto, fueron objetadas este martes por la legítima Asamblea Nacional de Venezuela, 

Estas objeciones se producen por considerar que los Estados someten el compromiso de cuidado y preservación de la Amazonía al cumplimiento de la cooperación económica internacional. La Amazonía es el bosque tropical más grande del mundo, un ecosistema mega diverso y un estabilizador del clima global, clave en el ciclo del agua.

- Publicidad -

Diputado Ygarza: 

El diputado indígena Julio Ygarza (Un Nuevo Tiempo), al iniciar el debate recordó que la selva amazónica no solo es un paraíso de biodiversidad sino que también desempeña un papel en la lucha contra el cambio climático, al extraer y almacenar enormes cantidades de dióxido de carbono de la atmósfera, uno de los responsables del calentamiento global.

Tras recordar que en el último medio siglo, alrededor del 17% de la selva amazónica ha sido arrasada y una parte aún mayor seriamente degradada, enfatizó sobre la urgencia de proteger de manera integral a la Amazonía, pulmón del mundo. Ocho países conforman la Cuenca del Amazonas –Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela–, pero no todos sus Jefes de Estado están comprometidos con frenar la deforestación en la selva tropical más grande e importante del mundo, entre ellos Venezuela.

Las bases de esta Declaración se centraron el año pasado en la Cumbre Mundial sobre el Clima celebrada en Egipto y establece, de nuevo, metas comunes para el año 2030: combatir la deforestación; erradicar y frenar la extracción ilegal de recursos naturales; y promover el ordenamiento territorial y la transición a modelos sostenibles. Pero también reafirma los principios de respeto a la democracia, la dignidad de los pueblos, el Estado de Derecho, los Derechos Humanos, la libre determinación de los pueblos originarios y la soberanía territorial.

- Publicidad -

Para el parlamentario, la reactivación de las comisiones especiales de Medio Ambiente, Ciencia y Tecnología; Salud, Educación, Asuntos Indígenas, Transporte, Infraestructura, Comunicación y Turismo de los estados miembros, son un paso adelante. Sin embargo, insta de nuevo a los países desarrollados a cumplir sus compromisos y a proporcionar y movilizar $100 millones por año en financiamiento climático.

Al respecto, pidió a sus colegas apoyar la Declaración de Belém e instar a los países que integran la Cuenca Amazónica a asumir el compromiso para recuperar e implementar los modelos sostenibles y propiciar los cambios que el planeta exige. “De allí el cumplimiento de los países desarrollados que son los que destruyen la naturaleza y los recursos naturales y luego hay una desigualdad en la distribución de esas riquezas y de las oportunidades de vida”.

Diputado Guzamana

El diputado indígena Romel Guzamana (Voluntad Popular), aseguró que la Cumbre Amazónica “es una cumbre para matar a los pueblos indígenas. América Latina está en SOS por la extracción masiva de sus riquezas, por el extractivismo y por el uso del mercurio que está acabando con todas las aguas desde la Patagonia, el Paraguay, pasando por Brasil, Venezuela y llegando al océano Atlántico”.

Guzamana pidió “denunciar todas las asambleas que se convocan a favor del cambio climático, como la Cumbre de Belém, porque son para hacer dinero, para mantener el estatus y no para ocuparse de los pueblos indígenas originarios, que son los que cuidan la nación amazónica”, agregó; al hacer hincapié en “el saqueo y la corrupción” que se vive a diario en este bioma tan frágil para la humanidad y que “no deja nada en absoluto para que los pueblos indígenas progresen”.

Criticó a estas cumbres que, según él, “deshonran a los pueblos indígenas”, porque sus voceros solo van a mentir. “Deben tener más respeto. Todos los ríos de la Amazonía están contaminados. 182.000 kilómetros cuadrados tiene el estado Amazonas y prácticamente 42% está siendo devastado. Los parques nacionales Yacapana y Parima B y la cuenca del Salto Ángel en el estado Bolívar, están siendo devastados. ¿Para qué estos criminales de la selva amazónica están apostando a futuro? Ya basta. Hay que decirles «no”.

Por ello pidió a todas las instituciones y organizaciones defensoras de los derechos humanos pronunciarse y denunciar lo que está ocurriendo en el caso venezolano. “No está de más decirle al régimen de Nicolás Maduro que deje de hacer dinero y de hacer propaganda a favor de la Amazonía venezolana, cuando él está devastando a la nación amazónica”.

 Diputada Hernández

La diputada María Gabriela Hernández (Primero Justicia), presidenta de la comisión permanente de Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático, hizo algunas observaciones en torno a la Declaración de Belém, recordando que el control de las emisiones de los gases de efecto invernadero y su mitigación, como la adaptación al calentamiento global, son obligación de los Estados y sus ciudadanos. “Pero mientras la política minera ilegal impere en este territorio, la naturaleza cobrará con mayor fuerza”.

De la Declaración rescató algunos aspectos: 1) que se valora la opinión del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático, en lo que respecta a la afectación de los bosques tropicales, la distribución de los biomas forestales en la composición de las especies, la biomasa, las plagas, las enfermedades y el aumento de incendios; y 2) que se reafirma el compromiso de la preservación del bosque amazónico, y a reducir la deforestación y la degradación de suelos y la conservación y valoración de la biodiversidad.

En lo que respecta al punto 4 del documento, en el cual los Jefes de Estado declararon su preocupación por (cita textual) “el incumplimiento de los países desarrollados en la disposición de cooperación económica equivalente al 0,7% de la renta bruta de financiación climática y por la lentitud, en el alcance de los compromisos, de la descarbonización de la economía antes del año 2050”, Hernández advirtió que “pareciera que los Estados someten el compromiso de cuidado y preservación de la Amazonía al cumplimiento de la cooperación económica internacional. Y esto es muy peligroso, inconveniente e inaceptable”. Porque “el cuidado del bosque amazónico, si bien requiere recursos económicos y científicos, no puede someterse a condición alguna. Tiene que ser un compromiso de los Estados y de los ciudadanos del mundo”.

Al respecto, dejó tres reflexiones: 

  • En 1978 se creó, por parte de los 8 países que compartimos el bosque amazónico el Tratado de Cooperación Amazónica y la ODCA, organismo que lo rige, con sede en Brasil. “Este Tratado es el instrumento jurídico por excelencia para la preservación de la Amazonía y su desarrollo armónico y sostenible, reconociendo su transfronterización, es decir, que está por encima de los Estados miembros. El Amazonas es un ente único que debe ser protegido. Y de este Tratado nace el Parlamento Amazónico como ente legislativo”. Por ello pidió la creación de un órgano judicial como mecanismo de justicia supranacional, independiente de las circunstancias políticas de cada Estado miembro, que armonice con el Tratado de Escazú.
  • “Es inaceptable la hipocresía de la representación del Estado venezolano en la Cumbre de Belém do Pará, por su autoría, creación e implementación de la política más devastadora de la Amazonía, de su bioma y de sus pueblos originarios”, señaló. “El Arco Minero del Orinoco, la entrega de nuestro territorio a grupos irregulares, las actividades ilícitas, el desplazamiento humano, los asesinatos, la contaminación por mercurio, se extiende aún más allá del territorio señalado en la política del Arco Minero del Orinoco. Por eso advertimos con responsabilidad a los Estados miembros del mundo Amazónico, que vean con total cautela las propuestas que han derivado del Estado venezolano, vertidas con sesgos ideológicos y narrativa comunista, ocultando los crímenes de Estado contra la Amazonía”.
  • Hacer énfasis en el Acuerdo de Escazú, del cual Venezuela se niega a ser parte (este impulsa el acceso a la información, la participación pública y el acceso a la justicia en asuntos ambientales en América Latina y el Caribe). Para Hernández, es de vital relevancia para los objetivos trazados en la Cumbre, pues la reforma del Tratado de Cooperación Amazónica requiere de la integración de todos los pueblos y una gran organización de custodia, contraloría y preservación de la Amazonía.

Como reflexión final, destacó que “lo que suceda en la Amazonía le pesará al mundo entero. Sin embargo, la incidencia directa la tienen ocho Estados cuyas democracias y libertades impiden políticas eficientes y eficaces que protejan la vida contenida en el bosque y aquella que dependa del bosque”.

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

- Publicidad -

Más leido hoy

Misión Exploratoria de la Unión Europea se reúne con el CNE por segunda vez #16Abr

La Misión Exploratoria de la Unión Europea sostuvo su segundo encuentro con el Consejo Nacional Electoral, de cara a las elecciones presidenciales del 28 de julio.
- Publicidad -

Debes leer

Índice Bursátil Caracas, cerró en 65.445,70 puntos #16Abr

El índice principal de la Bolsa de Valores de Caracas, el IBC, culminó este martes en 65.445,70 puntos con una variación de 451,19 puntos (+0,69%), con respecto a la sesión anterior.
- Publicidad -
- Publicidad -