Principal hospital de Gaza se queda a oscuras mientras Israel se enfrenta a aliados por su ofensiva #11Nov

-

- Publicidad -

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, se opuso este sábado a los crecientes llamados de sus aliados occidentales para proteger a la población civil palestina mientras sus tropas rodeaban el mayor hospital de Gaza, donde cinco personas — incluyendo un bebé prematuro — fallecieron luego de que el último generador se quedó sin combustible, dijeron los médicos.

Israel sostiene que el hospital de Shifa es el principal puesto de mando de Hamás, que los insurgentes utilizan a los civiles que están allí como escudos humanos y que se han instalado en elaborados búnkeres subterráneos. En los últimos días, los combates cerca de este y otros hospitales en el norte de Gaza se han intensificado a medida que se agotan los suministros.

- Publicidad -

“No hay electricidad. Los equipos médicos han parado. Los pacientes, especialmente aquellos en cuidados intensivos, empezaron a morir», afirmó Mohammed Abu Selmia, director del centro, en una conversación telefónica en la que podrían escucharse el sonido de disparos y explosiones de fondo.

Según Abu Selmia, los soldados israelíes estaban “disparando a cualquiera dentro o fuera del hospital” e impedían ir de un edificio a otro en el recinto.

La afirmación de que las tropas de Israel eran la única fuente de los disparos no pudo ser verificada de forma independiente.

Preguntando sobre los reportes de que los soldados estaban abriendo fuego en el patio del hospital, Peter Lerner, un vocero del ejército israelí, dijo que sus fuerzas están “en medio de intensos combates contra Hamás en las inmediaciones de la zona en cuestión». El ejército toma todas las medidas posibles para evitar dañar a los civiles, agregó.

Netanyahu dijo que la responsabilidad de los daños a los civiles recae en Hamás, repitiendo sus acusaciones de que el grupo insurgente utiliza a los gazatíes como escudos humanos. Aunque Israel ha instado a la población a desalojar las zonas de combate, “Hamás está haciendo todo lo posible para impedir que se marchen”, añadió.

La declaración se produjo después de que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, pidió un alto el fuego e instó a otros líderes a sumarse a su llamado. Además, en declaraciones a la BBC, apuntó que no había “ninguna justificación” para los bombardeos israelíes.

Miles de civiles se habían refugiado en el centro en las últimas semanas, pero muchos huyeron el viernes luego de varios ataques cercanos que causaron un fallecido y varios heridos.

En declaraciones a la televisora Al Jazeera, Abbas, el vocero del Ministerio de Salud, dijo que en Shifa hay todavía 1.500 pacientes, 1.500 trabajadores sanitarios y entre 15.000 y 20.000 refugiados.

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

- Publicidad -

Más leido hoy

- Publicidad -

Debes leer

- Publicidad -
- Publicidad -