FOTOS | La historia del vanguardista Palacio Municipal de Barquisimeto

-

- Publicidad -

Para 1960 Barquisimeto tenía proyectada una serie de infraestructuras modernas entre ellas la Catedral Metropolitana, el edificio de la Biblioteca Pío Tamayo, el Mirador de El Manzano, las zonas industriales, una serie de parques y algunos corredores viales.

Será en 1966, cuando ya instalada la directiva del Concejo Municipal del Distrito Iribarren, bajo la presidencia de Luis Gallardo, deciden construir la nueva sede del Poder Legislativo local, y en una sesión extraordinaria, el ayuntamiento aprueba por unanimidad la construcción del Palacio Municipal de Barquisimeto.

- Publicidad -

Para la edificación de la moderna sede nombran a un jurado calificador integrado por el ingeniero municipal, un representante del Ministerio de Obras Públicas y otro del Colegio Nacional de Arquitectos, así como un miembro del Colegio de Ingenieros del estado Lara, quienes, en octubre de 1966, presentan los anteproyectos que sumaban 32, para luego de revisarlos disminuyen a 22 y que, a finales de aquel año, se seleccionarán solo siete.

Según relata el cronista Carlos Guerra Brandt, que, en ese concurso, pionero en Venezuela, cada anteproyecto permanecía en sobre cerrado con una clave que nadie podía desvelar, y al final, aquel jurado concluyó que el mejor proyecto sería el diseñado por el arquitecto valenciano, Jesús Tenreiro Degwitz, quien ganara, con esta obra, el Premio Nacional de Arquitectura en 1991, además del Premio Sociedad Bolivariana de Arquitectos en 1988, y posteriormente, el Premio IX Bienal Nacional de Arquitectura en 1998.

El cronista refiere que, reunido el Concejo Municipal, aprueban el proyecto del arquitecto Tenreiro y bajo la asesoría legal del Dr. Gustavo Adolfo Anzola, consultor jurídico del ayuntamiento, la municipalidad adquiere un solar con asiento en la carrera 17 entre calles 25 y 26 de Barquisimeto.

El futuro Palacio Municipal se proyectará en un área marcada por edificaciones coloniales, frente a la Plaza Bolívar de Barquisimeto haciendo esquina este con la casa de Eustoquio Gómez, diagonal con el Edificio Nacional (sede de los tribunales) y la plaza La Justicia.

En una de las casonas situadas en el predio en cuestión nacería el Dr. José Ángel Álamo y, propiamente, en la casona de la esquina de la carrera 17 con calle 25, vivió el general Aquilino Juares, presidente del estado Barquisimeto. Posteriormente será la residencia de Casta J. Riera, fecunda educadora, periodista radial y destacada promotora cultural.

Guerra Brandt cuenta que, en esa casona histórica, se firmó el acta constitutiva que creó la Asociación Nacional de Periodistas, hoy Colegio Nacional de Periodistas.

El 28 de diciembre de 1966, en ese predio, colocarán una placa que anunciaba la construcción del Palacio Municipal. El vanguardista edificio se concluirá a finales de 1968 y se inaugurará, en horas de la noche del 19 de abril de 1969, con toda la pompa que merecía semejante estructura en concreto armado con acabado en obra limpia.

Asistieron al magno evento el gobernador del estado Lara, Rafael pepi Montesdeoca, el viceministro de Obras Públicas y el presidente del Concejo Municipal Raúl Azparren, que juntos cortaron la cinta inaugural.

La infraestructura municipal fue bendecida por el arzobispo de Barquisimeto, Dr. Críspulo Benítez Fonturvel, para luego asistir a la sesión especial convocada por los ediles Dori Parra de Orellana, Carlos Giffoni, Carlos Sequera, Jesús María Pérez Coronel, Jesús Dávila y Carlos Zapata Esacalona.

Como orador de orden fungió el reconocido Individuo de Número de la Academia Nacional de la Historia y ex gobernador de Lara, Dr. Carlos Felice Cardot, quien deleitó a la ciudad con un discurso brillante.

En las fachadas del Palacio Municipal de Barquisimeto, predominan la simetría y el uso de quiebrasoles de concreto como elemento plástico y funcional para controlar la incidencia de la luz solar en el inmueble. El perímetro exterior del edificio se estará circundado por jardineras con predominio de vegetación ornamental y de sombra. Dispone de tres plantas o pisos, en las que se distribuyen las áreas de oficinas, y un sótano.

Entre sus áreas se encuentra una sala de artes, una galería de retratos de los alcaldes del municipio Iribarren y presidentes del Concejo Municipal a lo largo de la historia, un salón de Sesiones y una sala situacional. Es la sede de la Alcaldía y el Concejo Municipal de Iribarren.

El Palacio Municipal de Barquisimeto forma parte del Patrimonio Cultural, siendo declarado Bien de Interés Cultural de la Nación en 1999.

Fotos: Colección cronista Carlos Guerra Brandt

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

- Publicidad -

Más leido hoy

Venezolanos que salieron del país ahora sufren las inundaciones en Brasil #19May

Las inundaciones que han devastado la región sur de Brasil han golpeado con especial dureza a las cientos de familias venezolanas que huyeron de la grave crisis en el país y que ahora se han visto obligadas a empezar de nuevo, tras perder lo poco que tenían.
- Publicidad -

Debes leer

- Publicidad -
- Publicidad -