Entrevista Dominical | Rafael Ignacio Montes de Oca: Edmundo González Urrutia es intachable, respetuoso y garante de una transición sin traumas #28Abr

-

- Publicidad -

El doctor Edmundo González Urrutia, quien en su trayectoria como diplomático demostró extraordinarias condiciones reconocidas por Rafael Caldera, Carlos Andrés Pérez, Lusinchi, Luis Herrera Campins e incluso Hugo Chávez,  es un ciudadano intachable, conciliador, respetuoso y, por tanto, garante de una transición sin traumas.

- Publicidad -

Así lo definió en entrevista con El Impulso, el diputado Rafael Ignacio Montes de Oca, dirigente de la organización Haciendo Fuerza Venezuela, quien se muestra gran optimista con este proceso electoral, ya que estima que en Lara es posible que casi el 70 por ciento de la población electoral acuda a las elecciones del próximo 28 de julio.

Cree que será así y no como en el 2021 cuando había un desaliento entre los larenses, porque ahora la candidatura de la unidad será muy fuerte.

Le preguntamos, ¿Cómo cree que será el comportamiento de los larenses en estas elecciones presidenciales?

Voy a referirme a los últimos procesos presidenciales. En el de Henrique Capriles contra Nicolás Maduro la participación fue muy importante, ya que alcanzó casi el 60 por ciento. En el 2021 llegó al 42 por ciento de la población electoral porque la realidad en aquel momento era de poco ánimo  y mucho desaliento, al punto que la llamada clase media en las parroquias Concepción, Catedral y Santa Rosa, así como en el municipio Palavecino estuvo por debajo del 20 por ciento. ¿Qué estamos viendo nosotros para este proceso? Mucho, muchísimo ánimo y eso quedó demostrado cuando jóvenes y personas que no se habían inscrito en el Registro Electoral, así como los que necesitaban actualizar sus datos por cambio de resiliencia, acudieron masivamente a los puntos instalados por el Consejo Nacional Electoral, el CNE, que no facilitó esas jornadas porque quedaron millones de ciudadanos que no tuvieron el derecho a la participación. La gente está muy animada, entusiasmada y esperanzada en esta oportunidad y, por supuesto, mucho más porque las elecciones presidenciales siempre son de gran interés colectivo, razón por la cual creemos que esta vez la participación podría llegar al 70 por ciento.

¿Podría considerarse como la de un outsider la candidatura del doctor Edmundo González Urrutia, cuya inscripción fue hecha por la Plataforma Unitaria para preservar la tarjeta de la MUD, al no haber sido aceptada la nominación de María Corina Machado y fue bloqueada la de la doctora Corina Yoris?

No es un outsider porque la de este tipo surgen como figuras solas, cuyos atributos hacen posible que la gente se identifique con ellos y se convierten en líderes muy rápido. La candidatura del doctor González Urrutia es de la mayor importancia,  porque se trata de un profesional con una calificada trayectoria como funcionario público, que tiene un conocimiento muy profundo de cómo funcionan las instituciones en un país democrático, con mucho respeto a los adversarios y a las individualidades, con firme adhesión a los principios constitucionales y apego a las leyes, y además de probada rectitud. Es un ciudadano intachable. Realmente, en el grueso de la población, no es conocido porque no ha tenido el papel de dirigente en el ámbito político, pero en  este ámbito se le tiene aprecio y admiración por el excelente desempeño en las tareas que ha cumplido. Hoy es el candidato no sólo de la Plataforma, sino de la mayoría de los venezolanos y, además partidos que no están en la Plataforma también están sumando su adhesión a su candidatura. Estamos viendo que al despegar en la campaña no tiene ningún tipo de resistencia y, por tanto, se hace muy fácil que su imagen se está haciendo muy popular en el electorado y esté ya convertido en el candidato con más chance para derrotar a Nicolás Maduro.

Después que aceptó por unanimidad la candidatura de la Plataforma y el apoyo de María Corina Machado, González Urrutia expresó esta semana su mensaje al electorado. ¿Cómo valora sus palabras?

Su mensaje fue muy conciliador. Y he visto una entrevista que le hicieron por televisión, en la cual se aferra mucho a la palabra reinstitucionalización,  porque siente que las instituciones del Estado han perdido y confundido sus funciones. Insistente ha sido su llamado a lograr la unidad no sólo de los partidos de oposición, sino de todos los habitantes de nuestro país. Y de igual manera ha hecho un llamado a la paz, a la armonía, al desenvolvimiento de las actividades de los ciudadanos, así como el regreso a una economía estable. A los gobernantes y demás funcionarios les ha pedido que respondan a los intereses del pueblo y no a los de ellos. A través de sus palabras deja ver que es una persona seria, responsable y equilibrada. Creemos que con él podremos los venezolanos tener la oportunidad de vivir en un país verdaderamente democrático, donde no haya perseguidos ni perseguidores, que se pueda trabajar y percibir salarios dignos, y comiencen nuevamente a funcionar los servicios que hoy son una calamidad para todos.

¿Cómo ve que en esta campaña no haya programas de gobierno y, al mismo tiempo, la mayoría de la gente está expresando su deseo de que haya un cambio?

Efectivamente, ese cambio es lo que está exigiendo la población. Y el mismo tiene que arrancar con el respeto a la Constitución, la cual consagra precisamente derechos para que todos los ciudadanos podamos vivir dignamente. Es por ello que González Urrutia ha hecho hincapié en esa premisa y en restablecer la independencia, la autonomía y la funcionalidad de los poderes. Plantea que las leyes deben prevalecer en todos los ámbitos de la vida nacional. Y, por supuesto, llevar a cabo un proceso de transición, que no sea traumático o difícil, sino todo lo contrario, ágil, equilibrado y proporcione confianza.

Cuando se habla de transición, lo inevitable, son las conversaciones. Si se da como un hecho el triunfo de la oposición, ¿será posible que haya diálogo y acuerdos entre González Urrutia y el gobierno de Maduro?

Todo proceso de transición ha transcurrido con sensatez, sentido común y la mejor disposición de hacer bien las cosas. En Venezuela hemos tenido después de gobiernos fuerte, de dictaduras, transiciones muy convenientes como la del general Eleazar López Contreras, que siendo una persona del entorno de Juan Vicente Gómez, a la muerte de éste hizo posible que se restablece la normalidad política, ya que después fue escogido como presidente Medina Angarita; y el contralmirante Wolfgang Larrazabal Ugueto, a la salida de Marcos Pérez Jiménez, quien fue el factor fundamental para que se instalará un período democrático de cuarenta años. En esta oportunidad hay algo diferente con  el caso de González Urrutia, quien es un funcionario de carrera y como tal, arrancó en el primer gobierno de Rafael Caldera; luego estuvo con el  de Carlos Andrés Pérez y también lo fue en el  de Luis Herrera Campins. Después fue ratificado por  Lusinchi, nuevamente con Carlos Andrés, otra vez con Caldera y tras el mandato de éste,  con Hugo Chávez. Su responsabilidad, seriedad y eficiencia en sus funciones que ya habían sido reconocidas por los mandatarios mencionados es digna de tomar en cuenta, puesto que  lo nombra Caldera como embajador y lo ratifica Chávez. No porque respondiera a sus simpatías y estuviera con el chavismo, sino porque era un funcionario de carrera. Ejerció el cargo de embajador del gobierno de Chávez casi por cuatro años. Fue uno de los primeros en rechazar el golpe de Estado del 11 de abril, firme como siempre ha sido a sus convicciones democráticas. Y dado ese carácter, en un esquema de transición política, sin duda a los chavistas se les va a respetar sus derechos. 

¿Qué piensa pueda ocurrir si dando usted como ganador a González Urrutia, tendrá éste  por lo menos en los primeros años de su mandato, a los demás poderes controlados por el chavismo?

Yo no hablaría de los primeros años, sino de los primeros seis meses.. Se le presenta, entonces, una oportunidad para acordar  cómo van a ser los términos del gobierno. Una persona como González Urrutia. indudablemente, es capaz de  saber manejar la situación muy bien. Los poderes tendrán a un especialista en negociaciones, en entendimiento, en mediaciones.

¿Y con el alto mando militar, que ha estado identificado con el chavismo al punto que el ministro de la Defensa ha pregonado que la oposición no gobernará este país mientras la fuerza armada sea antiimperialista, revolucionaria y chavista?

La presencia de González Urrutia en el Ejecutivo Nacional y su firme disposición de hacer respetar la Constitución y las leyes, claramente hará que la fuerza armada entienda el rol que debe cumplir, máxime cuando el empeño del nuevo gobierno será la reinstitucionalización del Estado. Y yo creo que lo más importante es devolverle el respeto que antes tenía la institución militar en Venezuela, cuya respetabilidad era fundamental para velar por la democracia todo el tiempo. La admiración, el reconocimiento y la proyección que tenían los militares, volverá, para orgullo de los militares y de todo el país. El beneficio será para todos.

La preocupación más lacerante para la mayoría de la gente es la corrupción y la impunidad que ha habido para los escandalosos y millonarios robos que se le han hecho al Estado. ¿Será posible combatir un mal que está enquistado en todas las instituciones, comenzando por el Ejecutivo Nacional, que administra la industria petrolera?

Por supuesto que sí. Si el nuevo presidente de la República decide institucionalizar el país, tendrá que dar el ejemplo  y no estar defendiendo y dando loas a sus funcionarios, sino exigirle a éstos que cumplan honestamente con sus responsabilidades, vigilándolos permanentemente. Y la reinstitucionalización indica que debe haber una Contraloría General que cumpla sus funciones, que tenga autonomía e independencia. De igual forma, una Fiscalía General que infunda confianza, un Poder Judicial que tenga respetabilidad por ser incorruptible, y del mismo modo que los funcionarios sean los primeros que estén apegados a las leyes,  y los ciudadanos no tengan temor de denunciar a quienes violenten la ley. Y el nuevo gobierno debe arrancar con la austeridad por delante,  porque el ejercicio del poder es para servir y no servirse los funcionarios como si los cargos les dieran patente para la arbitrariedad, la corrupción y la impunidad. El que quiera hacer dinero no puede creer que lo va a lograr en la administración pública. Que se dedique a otra cosa. La función pública debe ser sagrada y tratada como la niña bonita del país. Y quienes ahora están señalados, investigados o detenidos por corrupción tendrán que continuar en sus procesos.

Como González Urrutia es diplomático, ¿Qué podría pasar con Guyana con la cual hay un conflicto en la Corte Internacional de Justicia?

Hay una condición muy firme: apegarse al Acuerdo de Ginebra. Es importantísimo ese Acuerdo en cualquier tipo de gestión internacional que haga Venezuela. Y en el conflicto planteado espero que haya resultados positivos para nuestro país.

¿Qué pasará con los más de 8 millones de venezolanos que están fuera del país, quienes en su mayoría no podrán votar en estas elecciones?

Van a volar muy pocos, pero quienes estamos en Venezuela constituimos la mayoría determinante. Las encuestas indican que Maduro registra una caída abismal y la opinión es favorable hacia la candidatura de González Urrutia, no sòlo en los sectores de oposición sino también en los chavistas de todo el territorio nacional, que igualmente han sufrido por sus precarios ingresos y los malos servicios, así como por la indolencia de un gobierno que ha dejado prolongar la crisis económica.

¿Qué podría pasar si la gente no ve un cambio inmediato?

Una de las grandes funciones que debemos tener quienes queremos que haya un cambio y estamos apoyando a González Urrutia es hablarle a la gente con la verdad. La verdad por delante siempre, aunque sea muy dura, sobre todo porque el tema económico es muy grave,  y preocupante el de los servicios públicos. Se va a requerir de tiempo y de recursos para llegar a una normalidad promedio. Ese va a ser el papel político más importante que vamos a tener todos, a partir del 29 de julio. Si se logra conseguir un préstamo como el que obtuvo Irán cuando hubo el viraje en el gobierno, que fue de 200 mil millones de dólares, nosotros pensamos que con 50.000 millones se puede arrancar el viraje democrático exitoso, porque teniendo una recuperación rápida en dos o tres años tendremos una producción superior a los dos millones de barriles diarios de petróleo con tendencia a los tres millones como a fines del siglo pasado y, de igual modo, lograremos resolver en un 70 por ciento el problema de generación eléctrica permanente y del suministro de agua, así como de los demás servicios, especialmente la salud gratuita y educación de calidad desde el preescolar.

¿Qué función va a cumplir su organización en estos días hasta cuando se realicen  las elecciones?

Haciendo Fuerza Venezuela (HFVenezuela) no descansará en sus labores todo ese tiempo para contribuir a que sea el triunfo más contundente de la unidad y se haga realidad la recuperación de la democracia y con ella, la de nuestro país. Por eso somos optimistas y mi llamado, a través de la oportunidad que me brinda El Impulso, es que vamos, junto con nuestros familiares y amigos, a votar el 28 de julio, para que se produzca el cambio que todos anhelamos.

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

- Publicidad -

Más leido hoy

- Publicidad -

Debes leer

VIDEO | Temen inundaciones en la Catedral de Barquisimeto ante la falta de reparaciones prometidas #21May

La Catedral Metropolitana de Barquisimeto, un ícono de la ciudad con 55 años de historia, se encuentra en una situación preocupante debido al deterioro del techo, la madera y algunas zonas lo que genera alarma entre las autoridades eclesiásticas y los feligreses.
- Publicidad -
- Publicidad -