VIDEO | Expectativas por soluciones motivan a larenses a votar el 28 de julio #5Jul

-

- Publicidad -

En el corazón de Barquisimeto, capital del estado Lara -la cuarta ciudad más poblada de Venezuela con más de un millón de habitantes- varios larenses se debaten sobre las posibles soluciones a los problemas cotidianos que padecen, como las fallas constantes en servicios básicos. 

Muchos sienten, como Rickson Robles de 25 años, que participar este 28 de julio es una alternativa para cambiar su situación, pues dice que se inscribió en el Registro Electoral porque desea votar por un “cambio”. Es técnico medio de formación y no pierde la esperanza de convertirse en un profesional. 

- Publicidad -

“Es difícil verse en un futuro acá porque el trabajo solo da para sobrevivir. Uno quiere aspirar a más y la opción que uno ve es irse del país”, comenta Rickson. “Intenté estudiar en tres universidades, pero o trabajaba o estudiaba para no ser una carga para mi familia”.

Lea también: InfografiaIMP | ¿Cómo votar en las elecciones presidenciales de 2024?

El joven afirma que pese a la dificultad de informarse en los medios tradicionales, ha podido conocer las propuestas de los candidatos o figuras políticas a través de su celular, dispositivo que se ha convertido en su canal informativo. “Me identifico con María Corina. La veo como una puerta de salida a toda esta situación. Si la oposición no gana, lo más seguro es que me vaya de Venezuela”, asegura Rickson.

Pero no todos los barquisimetanos están al tanto de las ofertas electorales. Alexis Lameda, de 30 años, afirma que desconoce las propuestas de los candidatos y confiesa no estar informado al respecto. Para él, los problemas de servicios básicos no son una motivación suficiente para votar el próximo 28 de julio. “Los problemas no cambian de la noche a la mañana, todo es un proceso. No he decidido participar aún en las elecciones porque no he estudiado la situación política para tomar una decisión”, subraya.

Otra perspectiva expresa Ylenia Rojas, de 44 años. “Me siento motivada a trabajar por un país mejor que el de antes”, dice con determinación. El cambio de gobierno, insiste ella, es esencial para lograr mejoras significativas en todos los ámbitos. 

“Quiero que mis familiares regresen y encuentren un entorno más estable”, agrega Ylenia. Su deseo de reunir a sus seres queridos y construir un futuro más prometedor la impulsan a participar activamente en este proceso electoral. 

Por su parte Gilberto Franco, de 56 años, no titubea al expresar su motivación: “La necesidad de un cambio político es mi principal motor”. Las constantes fallas en los servicios básicos, como la luz y el agua, lo afectan directamente. 

“Espero que un nuevo gobierno pueda abordar estos problemas de manera efectiva”, comenta este larense. La urgencia de una gestión más eficiente y orientada al bienestar de los ciudadanos, asegura, es lo que lo llevará a votar el 28 de julio.

Oswaldo Hernández, de 57 años, comparte una visión amplia y optimista: “Estamos motivados a participar porque queremos cambiar al país para bien”. Su llamado a priorizar la empresa privada y permitir que las empresas trabajen en paz refleja una búsqueda de estabilidad y desarrollo. Ve en el voto una herramienta para construir un futuro más próspero y justo.

Dos visiones sobre la situación del país

En medio de la crisis que afecta a Venezuela, dos visiones contrastadas emergen entre los actores políticos del país. Mientras afectos al Gobierno atribuyen la situación a factores como el agotamiento del modelo rentista petrolero y las sanciones internacionales, la oposición señala la falta de inversión en políticas públicas esenciales y el fracaso del actual modelo político.

Juan Peña, coordinador regional de juventudes del Partido Verde, que respalda la candidatura de Nicolás Maduro, define la situación que padecen los venezolanos por dos causas principales:

En primer lugar, responsabiliza al “agotamiento del modelo rentista petrolero” el cual “ha llegado a su límite”. “La dependencia excesiva de los ingresos petroleros ha dejado al país vulnerable a las fluctuaciones del mercado y a la caída de los precios del crudo”, indica Peña.

Por otra parte, asegura que las sanciones internacionales han causado un impacto negativo en la economía. “Las medidas coercitivas unilaterales impuestas por la comunidad internacional han afectado gravemente la economía venezolana”, señala. 

El dirigente oficialista aboga por el levantamiento total de estas sanciones como una “medida necesaria para la recuperación económica”. Además, destaca el “rechazo generalizado” de la población a estas medidas coercitivas, lo que, a su juicio, refleja la urgencia de encontrar soluciones sostenibles.

En contraste, Sobella Mejías, secretaria general de Acción Democrática en Resistencia de Lara, manifiesta que la falta de inversión en políticas públicas ha sido determinante en el agravamiento de la crisis.

Según la dirigente opositora, el Gobierno ha descuidado áreas esenciales como el sector agropecuario y la infraestructura. “La expropiación de instituciones sin resultados concretos ha agravado la crisis”, advierte.

Agrega que a pesar de los ingresos récord provenientes del petróleo, la calidad de vida de la población no ha mejorado significativamente. Mejías argumenta que el problema radica en el fracaso del modelo político actual, no en las sanciones internacionales.

Convergencias y desacuerdos

Tanto voceros del oficialismo como de la oposición coinciden en la necesidad de abordar la crisis de manera integral. Pero difieren en las causas y las soluciones propuestas. Mientras el Gobierno busca el levantamiento de las sanciones, la oposición trabaja por un cambio de modelo político con una gerencia efectiva y políticas públicas que promuevan el desarrollo.

Ambas partes reconocen que existe cierto grado de desinformación: el oficialista asegura que existe una manipulación en las redes sociales, mientras que la dirigente opositora afirma que la censura en los medios tradicionales les impide, en la mayoría de los casos, llevar el mensaje de la opción política que representa.

Este contenido es un producto del taller Cómo hacer una cobertura electoral de calidad en tiempos de desinformación, de la Escuela Cocuyo 2024, el programa  de formación y actualización de Efecto Cocuyo.

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

- Publicidad -

Más leido hoy

- Publicidad -

Debes leer

Violencia en Lara: Desinformación y opacidad alimentan la crisis #12Jul

El Observatorio Venezolano de Violencia Lara (OVV Lara) alzó su voz para denunciar la grave situación de censura y autocensura que impera en los medios de comunicación de la región, obstaculizando el acceso a información veraz y confiable sobre la violencia que azota al estado.
- Publicidad -
- Publicidad -