FOTOS: Ni la lluvia ni el paro impidieron a los abuelos ir a cobrar la pensión

Angélica Romero Navas | Fotos: Daniel Arrieta |

Este jueves no hubo transporte público en la ciudad de Barquisimeto y el cielo estaba nublado, sin embargo eso no fue impedimento para que los abuelos abarrotaran las entidades bancarias para cobrar su pensión.

A media mañana una fuerte lluvia se hizo presente pero los ancianos sacaron sus paraguas, otros se tapaban con cartones y algunos esperaron resignados bajo el aguacero su turno para ser atendidos.

En esta ocasión, los adultos mayores recibieron el monto de la pensión y del bono de guerra con el incremento del 40% que anunció el presidente Nicolás Maduro a finales del año pasado. De este modo la pensión pasó de 177.503 bolívares a 248.510 bolívares, mientras que el bono pasó de 53.252 bolívares a 99.404 bolívares.

La mensualidad para los pensionados pasó de Bs. 248.510 a 347.914 bolívares.

Como es sabido, las pensiones son pagadas con un mes de adelanto, por tanto este jueves los abuelos recibieron el pago de febrero más el correspondiente retroactivo, por lo que les fue depositado un total de 465.069 bolívares.

Olinda Suárez llegó a las 6:00 de la mañana a la sede principal del Bicentenario, necesitaba urgente su dinero para comprarse las medicinas para controlar su hipertensión arterial y una alergia, “aquí estoy pasando frío y hambre y quién sabe por cuántas horas, siempre regreso a mi casa de noche”.

Dice que ni siquiera con el retroactivo le alcanzará el dinero para comprar comida o pagar los servicios de su casa, “me toca decirle a mis hijos que me echen una manita, que necesito algo para la comida”.

María Alejandra Martínez, estaba empapada porque no pudo cubrirse de la lluvia y esperaba cobrar su dinero para comprar verduras en la feria, “tengo la nevera vacía, esto lo voy a usar para comprar comida, pero será mañana porque de esta cola no salgo temprano”.

El equipo de EL IMPULSO constató que en la mayoría de las entidades bancarias hicieron el pago completo a los adultos mayores, este es el caso del Banco Fondo Común y Banco de Venezuela, mientras que Bicentenario pagó sólo 300 mil bolívares, lo que obliga a los ancianos a volver otro día para retirar el resto de su dinero.

El pago lo hicieron con billetes de 100 mil bolívares, que rápidamente los abuelos salían a cambiar por sencillo para retornar a sus hogares.

Aunque los abuelos tienen la opción de gastar su mensualidad a través del uso de la tarjeta de débito, algunos presentan problemas con la misma o están negados a confiar en su uso y prefieren tener el efectivo en sus manos el primer día de pago.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios