FOTOS: Niños Cantores de Lara celebra aniversario

Mariángel Massiah | Stiven Valecillos |

La Escuela de Niños Cantores del estado Lara fue fundada en el año de 1983 por la profesora Carmen Alvarado; para la fecha, la fundación arribó a su 33 aniversario y lo celebró con la tradicional presentación de fin de año.

La cantata navideña es una actividad tradicional y macro de la escuela, de hecho se efectúa desde su creación para permitirle a los niños un espacio donde pueden mostrar lo aprendido en el primer trimestre de clases que inicia en el mes de septiembre; la diferencia es que en el escenario presentan un repertorio navideño, de villancicos y aguinaldos.

El majestuoso espectáculo tuvo lugar la mañana de este domingo 18 de diciembre, en el auditorio Ambrosio Oropeza. La escuela de Niños Cantores ofreció al público larense una muestra de lo aprendido en todas las cátedras: flauta dulce,  canto popular, piano y guitarra; además presentaron en tarima el tradicional coro de pequeños cantores infantil dirigido por la profesora Adriana Rodríguez, el coro infantil y el coro juvenil a cargo del artista Pablo Mogollón. Igualmente tuvieron participación las cátedras de lenguaje e instrumento.

La primera parte de la actividad estuvo a cargo de la profesora de piano Maira Riera y sus alumnas, quienes demostraron su destreza en el piano. La directora de la fundación, María Carolina Lara, hizo entrega de un reconocimiento a la “queridísima” profesora “por su excelente trabajo y desempeño” a lo largo de seis años de labor educativa, artística, profesional “con una base plena de responsabilidad”.

En la segunda parte de la actividad el hermoso escenario, decorado con instalaciones de colores y arreglos navideños, recibió a Carla Azuaje en la voz y Laura Quivaleria (guitarra), quienes le dieron la bienvenida a la navidad con un canto que hizo que en el ambiente se comenzará a respirar alegría.

De esa manera la tablas recibieron a las maestras de kínder musical Angélica Rodríguez, Dayana Pérez y al músico Willian Hernández, junto a un grupo de niños de entre 2 y 3 años que interpretaron el villancico Vamos Pastorcita y Lunita de Plata y generaron ternura, emoción y euforia en el público.

Posteriormente pasaron a escena los chicos de preparatorio quienes con tal solo 5 años de edad continuaron la presentación navideña guiados por su maestra Noriana Villareal. Seguidamente, los alumnos de la cátedra de lenguaje musical subieron a las tablas y asombraron al público con su talentosa obra de folklore venezolano Los Pastores de San Joaquín; fue una presentación donde los pequeños artistas relucieron su talento en el canto, lenguaje, expresión y coordinación.

La profesora de kínder musical, Angélica Rodríguez, indicó que el objetivo de la escuela es que los niños aprendan a cantar y en ese proceso de formación se instruyan en los valores de la disciplina, al ser un trabajo que no solo educa al niño sino a sus familiares, con unos vértices específicos para el canto como lo son la palabra, la rima y el cuerpo en movimiento.

“Para el desarrollo de los niños es fundamental que crezcan en un entorno natural apoyado por los elementos del arte, no solamente de la música sino de la cultura en general. Un niño que se desarrolle en contacto con las expresiones artísticas será un niño disciplinado, saludable y expresivo”, señaló.

En tanto, la administradora de la institución María Antonia Lara destacó el gran reto y responsabilidad que ha significado continuar con este legado. En su opinión nada se compara a la satisfacción de ver a los niños crecer y evolucionar como una gran familia.

“Es una satisfacción escuchar los aplausos. Lo principal que quiero celebrar en estos 33 años, es haber conseguido un gran y hermosa familia musical”.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios