#ESPECIAL Barquisimeto en penumbras (VIDEO+ FOTOS)

Ingrid Méndez Lárez | Fotos y Video: Ángel García |

Circular por Barquisimeto apenas cae el sol se ha convertido en un dolor de cabeza para sus habitantes, pues al menos doce de las principales vías de acceso de la ciudad presenta fallas en el alumbrado público, que han dejado a la ciudad bajo penumbras.

En un recorrido hecho por el equipo reporteril de elimpulso.com se pudo constatar el estado en que se encuentran varias avenidas de la ciudad, especialmente aquellas que funcionan como vías de flujo de una gran cantidad de tránsito vehicular diariamente.

Tal es el caso de la Avenida Ribereña, ubicada al sur de la ciudad es la principal avenida que comunica Barquisimeto con Cabudare. En los más de 11 kilómetros que abarca esta arteria vial, solo el tramo desde la calle 28 a la altura del Colegio La Salle hasta la calle 38 cuenta con alumbrado eléctrico.

La oscuridad da pie además para el incremento de robos y atracos, aquellos ciudadanos que por mala suerte se quedan accidentados en esta vía están propensos a ser víctimas de esta flagelo,. La inexistente marca en la vía y los llamados ojos de gato brillan por su ausencia haciendo más propenso los accidente viales. De igual manera, quienes transitan la vía a pie a atraviesan la autopista sin la menor precaución.

Caso similar ocurre en la “peligrosa” Circunvalación Norte, que surte de tránsito este-oeste y oeste-este. Ubicada en el norte de la ciudad, esta autopista bordea casi en su totalidad a la capital larense, desde allí el los vehículos de carag pesada alivianan otras arterias viales que durante años sirvieron de vía de acceso.

En esta autopsita que ocupa al menos 27 kilómetros de distancia presenta los postes de electricidad sin servicio a lo largo de su recorrido en ambos sentidos, la oscuridad ocupa toda su extensión, exponiendo a los conductores a un accidente de tránsito y a la inclemente inseguridad. Aunque existen puestos de control de vial, la delincuencia hace de las suyas en varios tramos de la vía, además el mal estado del asfaltado y los separadores viales han obligado a muchos ciudadanos a evitar transitar por la zona tanto de día como de noche.

En el oeste de la ciudad, el panorama no es distinto. La Avenida Los Horcones, Florencio  Jimènez, San Vicente, La Rotaria, Fuerza Armadas la iluminación pública no funciona. En estas vías las zonas residenciales y algunos comercios  son las que proveen de luz algunos puntos de su recorrido.

En la Avenida 20 y carrera 19 tampoco escapa de esta situación. Los comercios a lo largo del principal centro de comercio de la ciudad sirven del faros para el alumbrado de la avenida 20 desde la calle 40 hasta la calle 20. Y  lo mismo ocurre con la carrera 19 a la altura de la calle 26 y se extiende hasta la avenida Vargas. Ésta última mantiene el tramo que ocupa la redoma frente a Los Abogados y hasta el Hospital en una total oscuridad

La Avenida Libertador a la altura de la Iglesia Coromoto, Los Leones y la Intercomunal Barquisimeto- Duaca no escapan tampoco de esta situación.

¿Quién se ocupa de este problema?

La Corporación Eléctrica Nacional CORPOELEC es el ente responsable del mantenimiento y operatividad del alumbrado público de la ciudad. El gerente general del organismo, el Ingeniero Nelson Peña informó que el robo material como el cable de cobre que sirve de conductor para los postes ha sido una de las principales razones por las cuales la ciudad presenta esta oscurana.

Sin embargo, aseguró que  desde principios de año han estado trabajando  para darle solución a este problema, que además se le suma la falta de presupuesto y la escasez de materiales para la reparación y sustitución de alumbrado.

El plan de Corpoelec es continuar con el trabajo para atender el problema del alumbrado eléctrico, a través del plan de mantenimiento y el trabajo mancomunado con otras instituciones del estado.

Lo cierto del caso es que los barquisimetanos deberán esperar al menos hasta mediados de año para volver a ver luz en las calles y avenidas de la ciudad, mientras  luchan por sobrevivir en medio de una crisis económica y social que los agobia.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios