Con voz propia – A reclutar más Snowden

Todo parecía estar listo para que, además de cumplir orden del hoy difunto de hacer resfuerzos por restablecer relaciones con EEUU, Obama reconociera legitimidad del proclamado presidente por el no menos cuestionado Consejo Electoral. Se daba exitoso el acercamiento en Guatemala del canciller Elías Jagua con el secretario de Estado John Kerry. Mas reciente, el citado proclamado, cuya nacionalidad está igualmente en entredicho, dio “una nueva señal de que desea mejorar las borrascosas relaciones”.
Pero apareció Edward Joseph Snowden, ex funcionario de las estadounidenses Agencias Central de Inteligencia (CIA) y  de Seguridad Nacional (NSA), que provoca más confusión  en la política exterior venezolana.
Revelaciones sobre  espionaje mediante vigilancia electrónica, incluido el rastreo de información de privacidad y seguridad del ciudadano, estaba en su acción, que en nada extraña a nosotros, porque es práctica rutinaria del corrupto régimen militarista. Grabaciones de rendición de cuentas a dictadura cubana del nefasto Mario Silva, constituyen sólo muestra, que la fiscal ampara.
Aquí se espía a todo adversario, tal lo evidenció reciente caso del historiador Germán Carrera Damas y la diputada María Corina Machado, para quien una emblemática diputada del PSUV pidió pena de muerte en el parlamento.
Después de prometer  “protegerlo de persecución desatada por el más poderoso imperio del mundo”, Nicolás Maduro anunció asilo humanitario, medida negada por 25 países incluyendo Rusia, en cuyo aeropuerto de Sheremetievo permanece desde el 23 de junio. El ex CIA solicitó asilo a Nicaragua y después aceptó el de Venezuela.
Nada de nuestros expatriados, entre ellos 20 mil petroleros. A la Conferencia Episcopal dijo el general Ministro del Interior “que los exiliados cometieron delitos y nunca se pusieron a derecho”.
Entrometiéndose en denuncia del avión presidencial de Bolivia, Maduro anuncio examinar relaciones con España, que las dos Cancillerías habían acordado relanzar. Ignoró que dicha nación  autorizó aterrizaje.
“Como justa protesta quiero decirles a europeos y norteamericanos: ahora más bien vamos a dar asilo si nos pide ese norteamericano perseguido por sus compatriotas. No tenemos ningún miedo”, declaró  el mandatario boliviano.
Una hipocresía pues  rechaza la otorgación de asilo que  concedió gobierno de Dilma Rousseff al senador opositor Roger Pinto quien lleva más de un año en la embajada de Brasil en Bolivia.
Sobre Francia, Italia y Portugal que sí negaron el aterrizaje Maduro se limitó a acusarlos de seguir dictado de EEUU.
El potentado José Vicente Rangel aviva llamas en su programa de Televen al afirmar que “ 5 aviones de guerra, de un lote de 18, comprados por empresarios prófugos que financian acciones golpistas, están resguardados en base militar colombiana controlada por EEUU”.
Familiar es la acción del tristemente célebre Snowden que el régimen se empeña en reclutar, para fortalecer espionaje.
NOTA AL MARGEN: Patria insegura y no por acomodaticio error,  la actuación militar se manifestó en Coro con el asesinato de una madre y su hija.

[email protected]

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios