#OPINIÓN Parafraseos

Ramón Querales | Foto: Archivo |

• La diferencia entre el béisbol y la política tiene su base en que en ese deporte te ponen out si te agarran robando.

• No es bueno contestar preguntas que a uno no le están haciendo. Nos ahorramos una posible equivocación.

• En general, ¿qué es lo mejor que puede tener un sermón? Lo corto.

• La razón por la cual los futbolistas son muy buenos en Matemáticas, es porque no solo saben usar los pies sino también la cabeza.

• Uno no sabe ni papa del deporte Jiu-jitsu, pero con solo pronunciarlo se tuerce todo.

• A veces nos salimos de las casillas, y otras no queremos entrar en ellas.

• Sub-utilizamos el cielo cuando apenas lo utilizamos para saber si va a llover.

• Haz del buen comportamiento una costumbre y te acostumbrarás a él.

• Siempre hemos tenido un dilema, ¿cuáles son las buenas? ¿Las de cal o las de arena?.

• El saber que estamos perdidos nos da un punto a favor aunque tengamos 99 en contra.

• Las arrugas estarían de lo más contentas si los deseos también se arrugasen pero no es así, el tiempo les pasa por encima.

• Siempre es bueno tener una meta por alcanzar. El guardameta las tiene. Alcanzarla es lo mejor. No tenerla es lo peor.

• La vida es una enfermedad que no se cura ni con la muerte. Si de verdad, después de esta vida, viene la eternidad.

• Quien mucho habla porque no controla su boca, sabrá que más se equivoca, quien no practica lo que predica.

• Maradona le cayó a patadas a la decencia en el mundial. Lastima a la Argentina con la lástima que da.

• No se puede servir a Dios sin ofender al diablo y viceversa.

• El veneno y el perfume exquisito tiene un gran parecido: ambos viene en frasco chiquito.

• Al educador le huelen su condición de tal en todas partes: “ya le atiendo maestro”, “disculpe, maestro”, “tome asiento, maestro”. ¿Cómo adivinan que uno lo es? ¿Seraa que la humildad se nos nota por fuera de la ropa? Yo no conozco a ningún educador rico. Y menos ahora, con esos sueldos de hambre.

• Al avanzar en edad nos damos cuenta de que ayuda mucho ser paciente consigo mismo y con los demás.

• Cuando la verdad se desnuda, ruboriza y embaraza a más de uno.

• Que yo sepa, la riqueza espiritual nunca ha empobrecido a nadie. Todo lo contrario, la material sí puede ser causa de pobreza espiritual.

• Dios es tan grande que olvida nuestras pequeñeces.

• Esto no falla. Si quieres encontrar algo que se te ha extraviado, no lo busques, y lo encontrarás. No vez que uno siempre encuentra lo que no anda buscando. Nos vemos por ahí.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios