#FitnessIMP Sudar y quemar grasa ¿Mito o realidad?

Sudar y quemar grasa son cosas que solemos tener como sinónimos en nuestras mentes en cuanto a bajar de peso se refiere, pero ¿es esto una realidad?

Si piensas que sudar y quemar grasa son sinónimos y van de la mano, es mejor que lo pienses dos veces. A pesar de que sí tienen que ver una con la otra, en este artículo te demostraremos por qué el sudar más no implica que estés quemando más grasa ¡Pon atención!

Si has entrenado alguna vez en grupo, te habrás dado cuenta de que, a pesar de que todos parecen haber entrenado al mismo ritmo y el mismo tiempo, algunas personas terminan bañadas en sudor y otras casi completamente secas, sin importar su contextura, tamaño o condición física. Aún así, solemos pensar que mientras más sudamos, más grasa estamos quemando, o más duro estamos trabajando, y por supuesto con un gran número de calorías quemadas de por medio. Esto no es así.

El sudor es la reacción natural de tu cuerpo para refrescarse cuando se siente “sobrecalentado”. Cuando haces ejercicio, tu temperatura corporal se eleva y la respuesta innata es la producción de sudor. La cantidad de sudor que produces depende mayoritariamente de la cantidad de glándulas sudoríparas con las que hayas nacido, pues podría oscilar entre 2 y 4 millones de glándulas dependiendo de la persona. Las de las mujeres tienden a tener mayor cantidad, pero las de los hombres suelen producir mucho más en comparación, a pesar de ser menos.

Tu dieta y hábitos también influyen en la producción de sudor. Aquellas personas que fuman, toman cafeína e ingieren alcohol con regularidad suelen sudar en mayores cantidades. La ropa que utilizas también tiene que ver con tu sudoración. La grasa corporal, evidentemente, también juega un papel importante como catalizador del sudor.

Por último, por supuesto que la intensidad con la que entrenas tiene que ver con la cantidad de sudor que produces. A mayor esfuerzo, mayor temperatura corporal y por ende mayor sudoración ¡Pero este es apenas uno de tantos influenciadores en el proceso!

Así que, ya lo ves, la cantidad de sudor que produces al entrenar es quizás un indicador muy vago de la cantidad de calorías que estás quemando, pues la intensidad con la que entrenas es solo un pequeño factor dentro de un mundo de combinaciones y posibilidades. La próxima vez que alguien te diga que sudar y quemar grasa es lo mismo ¡Ya sabes cómo responderle!

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios