El verano y la falta de políticas llevan a la ruina a productores

Hugo J. Boscán/Fotos: Karen Paradas/Archivo |

Cada día que pasa es más grave la situación de los productores del campo, agricultores, ganaderos, avicultores, no sólo por el intenso verano sino también por las dificultades para adquirir los insumos que requieren para sembrar, mantener sus rebaños y el mantenimiento de sus maquinarias.

Todo esto trae como consecuencia el desabastecimiento de productos de primera necesidad que el Gobierno Nacional pretende resolver, solamente, con importaciones, lo que, de paso, contribuye a agravar más la situación de los trabajadores del campo, quienes se han visto obligados a abandonarlo y buscar otras alternativas en las ciudades.

Antonio Pestana, presidente de Fedeagro, al referirse a la reducción de la producción agrícola y pecuaria durante los últimos años, la considera sumamente grave, sobre todo por la falta de políticas de incentivo a la producción nacional.

Cita cifras del Gobierno nacional según las cuales han sido expropiadas 1.200 fincas con 5.200.000 hectáreas.

“Lo más grave es que todas esas tierras expropiadas están ociosas hoy día, completamente ineficientes”, indica.

Cita lo ocurrido en el municipio Morán con varias fincas expropiadas en plena producción y donde actualmente no se produce nada.

¿Hay alguna esperanza?

Si la hay, responde, porque hemos acudido al Ejecutivo y al Poder Legislativo, no con un pañuelo a llorar, sino a hacer propuestas de acciones, a decirles lo que hay que hacer en el país para transformar esta economía de importaciones, oportunistas, en una economía productiva nacional.

Hace un llamado al Gobierno para que tenga la suficiente humildad para reconocer los errores, la inteligencia para aprender de ellos y la madurez para corregirlos.

Dramática situación

La situación que confrontan  en el estado Lara, como la de los del resto del país, es dramática, por la sequía, algo natural, que ha provocado la muerte de muchos animales, baja de producción, y a la falta de insumos, repuestos, seguridad y otros factores que no permiten producir en el campo.

La consideración es de Julio Anzola, del Consejo de Coordinación Agropecuaria del estado Lara.

Piensa que el gobierno debe sentarse a conversar con los productores agropecuarios para buscarle solución al problema, originado por una devastación provocada, como el caso de Agroisleña, fincas expoliadas, robadas, por el gobierno, que hoy están improductivas, calculadas en 5.000.000 de hectáreas de las que antes salían alimentos para la población.

Puso como ejemplo que antes, el país  producía el 98% de la carne para nuestro consumo y hoy no se llega al 30%; exportábamos café y ahora apenas se llega a 400 quintales, por lo que se importa; se exportaba arroz y ahora se importa, igual que el azúcar.

Calificó como una gran mentira del gobierno la tan cacareada guerra económica que se pretende atribuir a quienes  en verdad producen.

Productores caprinos

La situación de los ganaderos caprinos del estado Lara es sumamente delicada, no sólo por la sequía sino también por las dificultades para conseguir los insumos necesarios.

Antonio Mogollón, de Asocabra, se refiere a los medicamentos, vacunas para los animales, alimentos concentrados costosos y otros insumo no asequibles para ellos.

“Tenemos algo de esperanza, tratando de producir un poquito más de carne y leche reduciendo los costos, pero las políticas gubernamentales no nos ayudan para nada”, afirma.

Habla de un  incremento en la mortalidad de animales y la imposibilidad de traerlos de otros países para mejorar las razas nuestras y por ende lograr mayor producción.

Ganaderos a punto de la ruina

En el municipio Urdaneta, concretamente en los valles de Moroturo, los ganaderos están al borde de la ruina, por la sequía que está dejando sin alimento al ganado y por ende produce poca leche, afirma Marco Antonio Faneite, de la asociación que les agrupa.

Denuncia que varios se unieron para perforar pozos y disponer de algo de agua para el ganado y las siembras y fueron detenidos por la Guardia Nacional sindicados de estar incursos en un delito.

“Allá los productores no tenemos agua por el verano y porque las represas están secas, optamos por abrir unos pozos, pero ahora, por sobrevivir, nos van a llevar presos, no es justo”, señala Faneite.

Con respecto a los productos que necesitan, es tajante: “nosotros no tenemos nada, porque Agropatria se convirtió en agronada porque nada se consigue, además de que la delincuencia nos roba las bombas y no hacen nada”.

Sin agua en Crespo

Oliver Arrieche, presidente de Apacrespo denuncia la falta de agua en el municipio porque, “además de que teníamos poca, ahora se la están trayendo para Barquisimeto”.

Dice que con esa medida, por falta del vital líquido, la producción agropecuaria se ha reducido considerablemente.

Expropiado

Arnaldo Garmendia es otra víctima de las invasiones pues su finca cafetera, en el sector La Primavera, Guarico, se la expropiaron en el 2006 y, aunque no le han pagado nada, sigue tomada por personas que nada producen y no le aportan razón alguna sobre su caso.

Tiene documentos que comprueban su propiedad sobre el terreno y de su siembra de café “sólo quedan unas maticas”.

Menos azúcar

Edgar Contreras, directivo  de Socadol, reitera la problemática de los cañicultores, en primer lugar, por el estado en que se encuentra el central Pío Tamayo, de El Tocuyo.

Calcula en 900 mil toneladas el déficit de azúcar que registrará Venezuela este año mientras la caña de pierde en las fincas por demoras en su recolección.

“El central está destruido, no hay posibilidad de moler, tiene graves problemas para la generación del vapor indispensable para la cristalización del azúcar, también para la generación eléctrica”, afirma.

Igualmente denuncia la pérdida de equipos como 20 camiones, dos cosechadoras y cuatro cargadoras de caña que llegaron hace pocos años y los dejaron convertir en chatarra.

Baja producción avícola

La falta de insumos ha reducido sustancialmente la producción avícola pues los nutrientes requeridos, como sorgo, soya y otros microcomponentes son importados y no hay despachos por las deudas de  la agroindustria tiene en el exterior. La explicación la hace el ingeniero Carlos Angulo, de la Federación Venezolana de Productores de Pollo, quien agrega que las empresas venezolanas no pueden producir los alimentos avícolas por falta de materia prima.

Explica que los pollos con 40 días, que antes pesaban 2 kilos 500, 600 o 700 gramos, ahora a duras penas llegan al kilo o 1 kilo 200 gramos por falta de alimentos.  Dice que lo mismo ocurre con la producción de huevos, aunque aclara que no es su ramo.

Calcula en 30 o 40’% la reducción de la producción de pollos de engorde y hasta en un 50 la de huevos.

“Estamos en crisis”

“En Lara la situación es crítica, estamos a punto de cerrar las granjas porque, con las sequía, no tenemos el agua que requiere el pollo; las represas y pozos del eje Padre Diego-Pavia se han secado”, dice José Meléndez, de Aproavila.

Aporta cifras: En Lara se producían 10 millones de pollos por cosecha y actualmente se está entre 6 y 7 millones, lo que representan cien millones de kilos, reducidos a 60 millones. Señala que los márgenes de ganancia son muy reducidos, lo que ha llevado a granjeros a cerrar sus fincas.

Meléndez también informa que las empresas que suministraban pollitos y alimentos con un período de 21 días entre lote y lote, ahora lo subieron a 60 días y de 5 lotes anuales bajaron a 4.

“Cada día ha venido empeorando la situación y no hay esperanzas de que mejore porque ahora, con el aumento en la mano de obra, estará peor”, expresa Meléndez.

Señala que algunos productores, en vista de que nadie quiere comprarle sus granjas, han optado por desarmar los galpones y venderlos por partes, el zinc, las telas gallineras, cortinas y todo lo que contienen.

Estado responsable

Para julio Anzola, el Estado es responsable del desabastecimiento y lo hace con pruebas.

Lácteos.-Es dueño del 50% de plantas de pulverización y pasteurización de leche cruda y el único importador.

Café.-Es dueño del 70% de las torrefactoras del país y controla toda la producción del grano.

Arroz.-Es dueño del 55% de la capacidad instalada de trillado de arroz.

Pesca.-Es dueño del 65% de la capacidad instalada de procesamiento y envasado de atún y sardinas.

Cárnicos.-El Estado administra el 60% de la capacidad de matanza.

Maíz blanco.-Es dueño del 45% de la capacidad instalada de procesamiento de harinas precocidas.

Azúcar.-El Estado es dueño de 10 de los 16 centrales azucareros del país (63%).

Antonio Pestana, presidente de Fedeagro, también aporta cifras.

En caña de azúcar, la producción nacional es del 32% de las requeridas para el consumo nacional.

En maíz blanco para la harina precocida, es del 38%, 1.400.000 toneladas.

En maíz amarillo, de las 2.500.000 toneladas requeridas apenas se produce el 20%.

En café, se necesita 2.400.000 quintales y sólo se producen 300.000, una producción de 15.5%.

Arroz, necesitamos 1.200.000 toneladas y se produce sólo el 55.5%.

“Hemos caído en todos los rubros por lo que debe haber una corrección inmediata en las políticas públicas”.

 

Comentarios

Comentarios