Cavececo: Mayoría de centros comerciales no puede autogenerar electricidad

Juan B. Salas/Foto: AP |

Sólo 1% de los centros comerciales instalados a lo largo y ancho del país están en capacidad de autogenerar su electricidad, mientras que el 99% restante no tiene cómo hacerlo, de acuerdo con la información dada a conocer por la directora ejecutiva de la Cámara Venezolana de Centros Comerciales y Afines (Cavececo), Claudia Itriago.

Precisó que las plantas eléctricas disponibles en los centros comerciales son solo para situaciones de emergencia, ratificando la propuesta de su cámara para ahorrar la electricidad por cinco horas, una cantidad incluso mayor que la recomendación de Corpoelec.

La cámara instó a todos los afiliados a esta organización gremial a cumplir con la medida impuesta por Corpoelec.

Itriago informó que Cámara se ha reunido con la Asociación Bancaria de Venezuela, Ansa y Cines Unidos y todos están de acuerdo con la propuesta de un horario corrido de 12 m a 7 pm.

Itriago afirmó que solicitaron formalmente y en representación de la organización gremial, la suspensión de la medida, pero que ésta no ha tenido respuesta.

Según Itriago, con la medida quedarían suspendidas el 75% de las funciones de cine, al igual que en la operatividad de las ferias de comida.

Itriago destacó que adquirir una planta eléctrica para un centro comercial grande puede costar hasta 2 millones de dólares y que 596 mil puestos de trabajo se verían afectados por el racionamiento eléctrico establecido.

En circular remitida por la Cámara a sus afiliados, se advierte que los centros comerciales que no dispongan de plantas de emergencia, se verán obligados a cesar en sus actividades en los horarios de suspensión del suministro de energía eléctrica establecidos por las autoridades.

Los centros comerciales que cuenten con plantas de emergencia las pondrán en funcionamiento en los horarios señalados, adaptando la operación de sus complejos inmobiliarios o centros comerciales, a los servicios que sean razonablemente operables, y restringiendo aquellos  que no puedan ser garantizados en términos adecuados según los estándares de seguridad y calidad habituales.

 

Comentarios

Comentarios