CIV: “Los venezolanos tienen amplia conciencia civilista y democrática”

Juan Carlos Salas | /Fotos: Oswaldo Azuaje |

En el marco de la instalación de la centésima quinta asamblea ordinaria de la Conferencia Episcopal Venezolana, su presidente monseñor Diego Padrón, afirmó que los venezolanos tienen una amplia conciencia civilista y democrática, tal como se demostró el pasado 6 de diciembre en las elecciones parlamentarias y posteriormente en la instalación de la nueva Asamblea Nacional.

El también arzobispo de Cumaná, sentenció que el seis de diciembre se convirtió en un contundente rechazo al “despotismo, militarismo, arbitrariedad y la corrupción del sistema que se denomina socialismo del siglo XXI”.

“Luego de las elecciones del seis de diciembre, se ha entrado a un proceso de cambios políticos, que tendrá notables consecuencias, sociales, económicas e incluso psicológicas y espirituales para la nación. La jornada electoral realizada en paz y la toma de posesión de sus curules por parte de los diputados electos, son una ratificación de la conciencia civilista y democrática de los venezolanos y un contundente rechazo del sistema político implementado”, sentenció.

Asegura que la instalación de un nuevo poder legislativo, es el primer paso para la reinstitucionalización del país y la independencia de los poderes públicos.

“Este es un punto de partida también para la recuperación del estado de derecho, la renovación y saneamiento de los organismos del Estado, la revisión de las políticas nacionales y las internacionales, sus acuerdos, convenios y negociaciones”, opinó.

El alto prelado asimismo aplaudió que las organizaciones políticas de la oposición se hayan puesto de acuerdo utilizando “la unidad no solo como estrategia electoral, sino también una unidad de espíritu, de objetivos y de mensajes”.

“Esta es una victoria del pueblo, que reclama cambios reales en los campos de la libertad y la justicia, de los derechos humanos, la salud, la seguridad, la economía y tantos otros. A ese pueblo la nueva Asamblea Nacional, tiene que dar en términos perentorios, respuestas satisfactorias”, exhortó.

Monseñor Padrón invitó a los parlamentarios a tomar medidas que contribuyan a la distensión y reconciliación nacional, como lo prometieron en la campaña electoral.

“Estas medidas consisten básicamente en la amnistía de los presos políticos y la vuelta de los exiliados. También aportarán leyes que corregirán las políticas económicas y castigarán la corrupción”, sostuvo.

Precisa que cumplida esta etapa, que calificó como trascendental de la historia política venezolana, el país debe enrumbarse progresivamente hacía la despolarización.
Insiste que es necesario un dialogo verdaderamente efectivo, entre el gobierno y la oposición, para caminar juntos hacía la recuperación económica y la reconciliación nacional.

“Para que el dialogo sea eficaz, tiene que establecerse sobre realidades y no a partir de premisas ideales y menos aún ideología. En su reciente visita a Ecuador el Papa Francisco dijo que el dialogo es para el bien común y el bien común se busca desde nuestras diferencias. La unidad no rompe las diferencias, sino que las vive en comunión por medio de la solidaridad y la comprensión. En busca del bien común las diferencias siguen, pero quedan en un costado en la reserva”, dijo.

Finalmente pidió, al presidente del poder legislativo nacional, Henry Ramos Allup, quien se encontraba en el acto de instalación de la Asamblea Episcopal, que es tiempo de reconstruir al país y en frases del cardenal Bergoglio “debemos ponernos la patria al hombro”.

 

Comentarios

Comentarios