Ipys: Se agudizará “panorama de desinformación” en Venezuela

Mariángel Durán | Archivo |

El Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela (Ipys) asegura que con el cese de circulación del diario EL IMPULSO la cifra de medios afectados por dificultades en el acceso a materia prima, durante el último semestre del año, asciende a 13.

Los casos se registran también en los estados Monagas, Carabobo y Distrito Capital.

“Se han tomado medidas como cierres por tiempo determinado, en algunos durante un mes o una semana. EL IMPULSO sería el primer caso de paralización indefinida de circulación luego de este 31 de diciembre”, expresó Mariengracia Chirinos, directora de Libertades Informativas del Ipys- Venezuela.

La situación no es nueva, aclara, “es algo que Ipys ha registrado desde el mes de agosto del año 2013 y que se ha mantenido en el tiempo… y que justamente responde a la centralización de la importación de papel periódico que recae en el Estado, a través de la Corporación Alfredo Maneiro. Es parte de un problema estructural dado por la monopolización en la compra de papel periódico”, sintetiza.

En estos tres años, alrededor de 48 medios impresos han denunciado dificultades para el acceso de materia prima y se han visto obligados a reducir su paginación; alrededor de 14 periódicos han salido de circulación de forma temporal y/o definitiva, según las cifras de la organización.

“Otros medios impresos han pasado de ser diarios a semanarios, como el caso del Correo del Caroní, Tal Cual y El Carabobeño, este último luego de un amplio lapso fuera de circulación”, acota.

“Ipys ha insistido, desde el año 2013, en que esta es una manera de restringir la labor de los medios que no solo afecta a estos periódicos como empresa y a sus trabajadores, sino también las posibilidades y ventanas que tienen los ciudadanos para informarse”, estima Chirinos.

Lo que sucederá a partir del 2 de enero de 2017, cuando EL IMPULSO no presente a la colectividad su edición impresa, motivado a falta de materia prima, contribuirá “al  panorama general de desinformación que se vive en Venezuela, en el que el más afectado es el ciudadano”.

En un contexto democrático, continúa,  deberían existir distintas ventanas de comunicación y es el ciudadano quien decide a través de cuál de ellas informarse. “El cese de circulación de cualquier impreso despoja a la ciudadanía de su derecho a la información”.

Chirinos destacó lo que sucede en el estado Monagas, donde a la fecha no hay circulación de ningún medio impreso, por inexistencia de papel, pese a que la mayoría de los existentes manejan una “línea editorial blanda”.

“Si bien es cierto que queda la herramienta digital, se debe tener claro que un 40% de la población venezolana no tiene acceso a internet. Es decir que 4 de cada 10 venezolanos están desconectados de las plataformas digitales, en zonas suburbanas y rurales, a las que solo llega la radio y televisión, algunos medios impresos”, advirtió.

 

Violación a la Constitución

Por su parte, Tinedo Guía, presidente del Colegio Nacional de Periodistas de Venezuela, dijo que EL IMPULSO es uno de los medios más afectados por las políticas oficiales.

“Es lamentable que EL IMPULSO con una trayectoria importante, con más de 100 años informando a la colectividad larense y al país entero, deje de circular”, expresó.

Se trata, a su juicio, de una violación flagrante a la Constitución. “El Gobierno dice que la AN está en desacato, pero ellos también lo están porque no están respetando los preceptos constitucionales. El CNP rechaza toda maniobra que censure, cercene o impida la difusión de la información; en 2017 debemos tomar decisiones muy serias y orientadas a resguardar el derecho a la información de los ciudadanos y la fuente de trabajo para los profesionales del área”.

 

Exigimos respuestas a Corporación Maneiro

Aura Rosa Matheus, secretaria general del Colegio Nacional de Periodistas, seccional Lara, lamentó la noticia sobre el cese de circulación de este rotativo.

“Nuevamente, la angustia y el psicoterror del Gobierno afectan la paz, tranquilidad y armonía que debe reinar en esta época cuando se cierra un ciclo y estamos por arrancar un nuevo año… a estas alturas muchos celebran en familia el fin de año y dan la bienvenida al futuro, pero en el caso de los trabajadores de EL IMPULSO no será así, porque se han cortado los sueños y les han quitado la esperanza con esa fecha del 31 de diciembre como el último día de circulación, debido a una situación forzada por un ente del Estado”.

Matheus cuestionó el cierre del diario centenario de los larenses, “es un diario que es nuestro, una ventana que se cierra, un espacio que se pierde. No es posible que una vez más, Maneiro se niegue a entregar el papel que se requiere para mantener el funcionamiento. Da tristeza, impotencia, rabia… es decepcionante, frustrante, ver cómo en cuestión de horas se dará el cese de circulación de un diario tan importante”.

Además de atentar contra la libertad de expresión,  se viola el derecho sagrado al trabajo, precisó.

“EL IMPULSO se ha caracterizado por ofrecer información oportuna, veraz y equilibrada”, dijo.

La secretaria general del CNP se pregunta ¿por qué Corporación Maneiro apela a la incertidumbre, juega con el tiempo y la angustia de los trabajadores? Al tiempo que exigió celeridad en la respuesta a las solicitudes de despacho de papel.

 

La voz de los ciudadanos también será silenciada

En nombre de la Asociación Civil Fuerza, Unión, Justicia, Solidaridad y Paz (Funpaz), Andrés Colmenárez, expresó que  “callar la voz de EL IMPULSO no significa solo atentar contra las personas que laboran en esta casa editorial, sino también es callar la voz del ciudadano que se siente representado en este diario al hacer sus denuncias o informarse sobre cualquier tema”.

Recordó que el diario EL IMPULSO fue el primer medio regional en visibilizar los casos de las llamadas víctimas de la “represión registrada los días 15 y 16 de agosto del año 2013, durante las manifestaciones posteriores a la elección presidencial”.

“A través de este medio comenzamos a denunciar los tratos crueles e inhumanos que sufrimos las víctimas de esas fechas”.

Según Colmenárez el cese de circulación de este rotativo afecta la libertad de expresión, al igual que el derecho a la información oportuna y veraz.

“La espada de Damocles colocada por la dictatura en Venezuela sobre los medios de comunicación está cada vez más cerca del diario EL IMPULSO”.

Funpaz convoca a la sociedad civil para que acuda este lunes 2 de enero a la sede de EL IMPULSO, a partir de las 10:00 de la mañana, a una manifestación en apoyo, solidaridad, fuerza y esperanza a los trabajadores y a la directiva.

“Dependiendo lo que pueda ocurrir en las próximas horas y lo que pueda decidir Corporación Maneiro, que se ha convertido en una alcabala y  ha jugado de forma sádica con la asignación de papel; son los amos y señores al momento de decidir a quién le otorgan el papel para trabajar”.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios