“No pueden ser enjuiciados por querer comprar una bolsa de comida”

Angélica Romero Navas/Foto: Luis Salazar   |

Familiares y vecinos de las personas detenidas por la Guardia Nacional el pasado jueves en la noche, en un episodio violento que se registró en el Mercal de la Base de Misiones de Chirgua, quieren desmentir la versión oficial de la detención, en donde se aseguró que los clientes atacaron a golpes a los efectivos de la GNB.

Según la versión preliminar, cuatro funcionarios del Destacamento de Seguridad Urbana (Desur) resultaron con lesiones en rostro, brazos y piernas, durante el alboroto que ocasionaron los clientes desesperados por adquirir la bolsa de comida.

Sin embargo, Deisy Rivero, vecina de los detenidos y testigo del hecho, relató una versión distinta de los hechos. Dijo que los clientes estaban enfilados para entrar al establecimiento, pero se percataron que los militares de la Guardia del Pueblo estaban recibiendo dinero y sacando bolsas de comida por otra área del Mercal.

Uno de los clientes se percató y le manifestó a los efectivos que respetaran la cola, a los uniformados les molestó el reclamo y hubo un intercambio de palabras fuertes, otros clientes se alebrestaron y en ese momento los castrenses le exigieron al cliente que se retirara del lugar.

Pasaron dos horas, cuando a eso de las 7:00 de la noche llegó una comisión del Desur para apoyar a la Guardia del Pueblo. “Eran demasiados, como cien, nos asustamos porque ya hasta se nos había olvidado el incidente” relató.

Según contó el grupo que ayer se acercó a este rotativo para dar su versión del episodio, los guardias llegaron violentos, atacaron a los clientes que antes habían reclamado por el respeto de la cola, a una embarazada le dieron un cachazo y un manotazo en el vientre, al ver esto, otros clientes se metieron para evitar que la siguieran maltratando.

Las siguientes escenas, según los testigos, fueron como sacadas de una película: hubo groserías, hombres y mujeres fueron golpeados brutalmente contra las patrullas y con el fusil, y dos menores de edad (de 14 y 17 años) también fueron atacados a golpes.

Los militares detuvieron a siete personas: Jorge Santeliz, Jesús Navarro, Enyuris Navarro, Yamileth Mendoza, Oscar Arriechi, Yexuli González Quero y un adolescente de 17 años.

“Ellos se habían llevado a un muchacho de 14 años que se metió a defender a su mamá, lo maltrataron demasiado pero después lo soltaron porque dijeron que los iba a perjudicar”.

El viernes dejaron en libertad al adolescente de 17 años, según su padre, está amenazado y no quiere declarar porque teme por su vida.

El resto de los detenidos están a la espera de la audiencia de presentación, pero los familiares aseguran que no existió ningún delito ni agresión a guardias.

“Las femeninas que están lesionadas porque iban guindadas en la patrulla y se cayeron, el otro militar está rasguñado, seguramente fue en el alboroto cuando el pueblo intentó defender a los vecinos que estaban llevando” aseguró un vecino de La Zamorana.

Deisy Rivero dijo: “ellos no pueden ser enjuiciados por comprar una bolsa de comida, exigimos justicia, libertad plena, que se haga un proceso sin trampas y que los militares paguen por las agresiones y la mala actuación que cometieron contra el pueblo”.

Movimiento Vinotinto presente

Ellos están siendo representados por abogado Manuel Virgüez, de el Movimiento Vinotinto, defensor de los Derechos Humanos.

Virgüez dijo que el primer paso será evaluar el grado de las lesiones sufridas por los imputados y  luego analizar cada caso para acompañarlos en las denuncias que correspondan. “Debe haber una investigación porque hasta ahora la información que manejo es que se encuentran lesionados, golpeados, incluso una embarazada de alto riesgo está bastante afectada”.

Señaló que la audiencia de presentación será hoy, “hasta donde tenemos entendido va a ser en tribunales ordinarios, pero hay otras versiones de que los van a procesar por fiscalía militar, aún desconocemos la información”.

El abogado aclaró que un civil deben ser juzgado por jueces naturales, porque en el Código Penal Venezolano están contempladas figuras como resistencia a la autoridad, ultraje a funcionario si fuera el caso, “juzgarlos por fiscalía militar es un exabrupto que en este caso no corresponde, si el delito hubiese sido sobre una instalación militar ya es otra cosa, y sin embargo dependería del supuesto” resaltó.

 

Comentarios

Comentarios