GNB disparó una metra a Roberto Durán

Karina Peraza Rodríguez | Fotos: Karen Paradas/María Fernanda Peñalver |

“Si ellos tienen madre que  se vean reflejados en mí, el dolor que yo estoy sintiendo”.

Libia Ramírez, se dirigió con ese mensaje a los funcionarios que el miércoles en medio de una manifestación, dispararon y le arrebataron la vida a su hijo Roberto Enrique Durán Ramírez, de 24 años de edad.

El joven falleció por un impacto de metra en el esternón, del lado superior izquierdo, que supuestamente fue disparado por un funcionario de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

 

Decidió salir

Roberto Durán, era conocido como El Chino, era residente de la calle 30 entre carreras 31 y 32 de la comunidad de El Malecón, era conocido por la zona y siempre visitaba las residencias Terepaima. “Criticaba el Gobierno. Como todo joven se quejaba de la situación y quería un cambio”, destacó su tío William Durán.

El Chino nunca había salido a manifestar, pero este miércoles fue pautado el Trancazo nacional y al ver tanta gente en la calle se entusiasmo y salió.

Se encontraba dentro de las residencias Terepaima y pasada las 4:30 de la tarde un grupo de jóvenes encapuchados llegó a las instalaciones de la Comandancia General de la Policía, que queda a una cuadra de dicho urbanismo, fueron recibidos por un piquete de funcionarios y comenzó una pequeña confrontación entre ambos bandos.

Cada vez al grupo de jóvenes se sumaron más personas, por lo que los funcionarios de Polilara necesitaron apoyo y a ellos se les sumó un gran contingente de guardias nacionales.

Allí comentan los testigos que la represión fue más fuerte, varias personas salieron heridas con perdigones.

Una de las personas que estaba a lado de El Chino comenta que él joven había empezado a “guerrear” con ellos, se encontraban en una de las plaza que está en el bloque 8 de las residencias Terepaima. “El cargaba un escudo de lata, pero este no tenía agarradero, hubo un momento que los verdes disparaban desde las rejas. De repente más de diez abrieron las rejas y se metieron para el edificio, muchos corrieron y El Chino dejó caer el escudó, en el momento en que se agachó para recogerlo,  el guardia disparó y allí salió herido.

Corrió unos pocos metros, pero no pudo, cayó”, recuerda uno de los presentes.

En ese momento los uniformados se retiraron y a El Chino, lo trasladaron a una clínica del centro de la ciudad en donde falleció.

 

Supo en la mañana

El Chino era el menor de tres hermanos, además de ser el único hijo varón. Su madre conoció la perdida de su hijo la mañana de ayer, pues había pasado la noche del miércoles en casa de su padre en la zona norte y no había cobertura.

Asegura que su muchacho era trabajador y luchador, por al menos cinco años laboró como asistente de cámaras en Somos TV, lugar en donde ella trabajó también. Hace tres años laboraba en una pollera, pero seguía prestando apoyo a la televisora cuando habían operativos importantes, el ultimo fue el 14 de enero con la visita 161 de la Divina Pastora.

“Estaba luchando por nuestro país, en una protesta con otros muchachos. Nunca estuvo en vagabunderías. Yo lo que pido es justicia, que se haga por mi hijo, que me lo robaron, me le quitaron la vida.

Que se haga eco esto a todas las madres de hoy, que están pasando por el mismo dolor que el mío, por favor les suplico que se haga justicia, porque dicen que fueron funcionarios” clamaba ahogada en llanto la señora Libia.

William, tío del hoy fallecido comenta que en está oportunidad los vecinos de toda la zona se unieron y salieron porque están cansados. Aunque señala que en éstas luchas los que mueren son las personas más débiles. Destaca que los políticos acá en Lara no encaran las protestas, solo acuden a las marchas y llegan para las fotos y después se van.

“Ya no va a quedar futuro. Como dijo el joven Neomar, la lucha de pocos es el futuro de muchos, eso fue el legado y es cierto porque son los muchachos los que están saliendo a la calle y dando la cara por nosotros mientras estamos trabajando.

Esperamos que la fiscalía tome carta en el asunto y haga justicia por cada uno de los que han caído por la libertad y la democracia”, hizo énfasis el señor William.

En las afueras de la morgue esperando el cadáver estaba su madre, sus tíos, amigos, su padre supo la noticia, pero no pudo acudir, pues hace solo dos semanas que sufrió un ACV que lo mantiene en casa.

La víctima fatal deja huérfano de padre dos niños uno de 5 años y una niña de tan solo 9 meses de nacida

 

Autopsia reveladora

La mañana de ayer a la morgue del Hospital Central Antonio María Pineda, entró un equipo multidisciplinario integrado por funcionarios del Eje de Homicidios del Cicpc y de la Unidad Criminalística Contra la Vulneración de Derechos del Ministerio Público e hizo acto de presencia  Alfonso de la Torre, auxiliar de la Fiscalía 21 con competencia en Derechos Fundamentales.

Más de dos horas duró el examen forense y se pudo conocer que efectivamente se extrajo una metra de la herida, que presentó en el pecho Roberto Durán.

Dos centímetros de diámetro tenía la lesión y era de forma ovalada. La metra habría penetrado en forma descendente al cuerpo.

Según explica un experto en balística al ser consultado,   la persona que disparó estaba a una distancia entre 20 a 10 metros. Además comenta que de ser ciertos  los señalamientos de los testigos de que el proyectil fue disparado por un GNB, sería una de las evidencias más graves de violaciones de los derechos fundamentales, porque  los cartuchos que están usando para reprimir en manifestaciones son preparados, o como comúnmente los llaman “aliñados”.

En dicho suceso también resultó lesionado otro vecino, quien quedó identificado como Robert Alfonso Uranga Ereú (34), el pronóstico de salud de este hombre es reservado, el mismo también es residente de El Malecón.

Pero será la Fiscalía 21 del Ministerio Público y efectivos del Eje de Homicidios del Cicpc Lara, quienes culminen con las investigaciones.

Ahora El Chino se convirtió en la undécima víctima en la entidad larense en fallecer en medio de las manifestaciones y el quinto caso en donde señalan a un cuerpo de seguridad como responsable del crimen.

 

 

Comentarios

Comentarios