Tortura y muerte de una venezolana en México, le quemaron el rostro con ácido

Enrique Suárez con información de Panorama | Foto: Cortesía |

Sin hacer ruido, apenas avisando a algunos conocidos, Kenny Finol se marchó a un concierto de música electrónica al que había sido invitada. Cortó el contacto con sus conocidos y activó las alarmas. La encontraron muerta en Ecatepec, una ciudad satélite de la capital de México.

Los policías fueron alertados, el domingo 25 de febrero, de que había un cadáver en las cercanías de una escuela. Era una mujer pero tenía el rostro quemado, desfigurado.

Días después, sus allegados en México acudieron a la morgue a reconocer el cadáver que tenía muchas similitudes con Kenny. Cuerpo voluptuoso, cabello rubio, ojos claros. Era ella.

“Era modelo”, le dijeron a la policía. La imagen de Kenny “aparecía en un portal dedicado a ofrecer servicios de damas de compañía”, informaron medios mexicanos.

El 23 de febrero, Kenny avisó a sus allegados que iría a un evento al que la habían invitado unos amigos. A partir de allí, desapareció. “Pensamos que se había quedado sin batería y por eso no la llamamos más”, narraron allegados a la policía.

Pero, al paso de los días, se activaron a buscarla, a denunciar que estaba desaparecida. Así dieron con el hallazgo de la policía y lograron identificarla.

Kenny, nacida y criada en Primero de Mayo, Maracaibo, era conocida en la movida nocturna de la capital del Zulia. En    instagram se presentaba como “la muñeca más cara de la vitrina”.

Se había ido a México en 2015. Los asesinos envolvieron el cuerpo con cinta de embajale industrial.
Los allegados de Kenny en México dijeron que “había tenido una relación turbulenta con un delincuente que la maltrataba. Le fracturó un brazo y en una oportunidad le cortó el pelo para evitar que saliera de la casa”.

No obstante, Kenny se puso unas extensiones y salió. “Ella había decidido seguir adelante con su vida y separarse de ese hombre”, comentaron.

La policía investiga al presunto exnovio de Finol.

Un caso similar se había registrado en noviembre pasado. Génesis Gibson, una varguense que vivía en México, fue hallada muerta en un hotel de la capital. Llevaba varios días desaparecida.

Génesis vivía en Querétaro. Dijo a su madre que iba a encontrarse con un hombre en Puebla y apareció muerta.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios