¡Dile no a las drogas!

 Cualquier persona, familia o comunidad está expuesta a que las drogas ilícitas tomen el control de su vida. Las drogas ilícitas son un grave problema de nefastos efectos; controlan el cuerpo y la mente del consumidor y, a medida que envuelve a la familia y a la comunidad, los carteles de las drogas controlan a la sociedad.

Nadie está a salvo, pues el crimen y todo el submundo que rodea la producción ilícita de drogas, destruye la humanidad para tener una población cautiva de su maléfico poder. No dejes espacio en tu vida, ni en tu familia, ni en tu comunidad, para que las drogas dirijan tu conducta.

Ellas controlan tu creatividad, tu cerebro, todo tu cuerpo. ¡Denuncia al vendedor! El narcotrafico es la más grave amenaza para la integridad física, mental y moral de los jóvenes y la sociedad.

El flagelo de las drogas involucra a todos, sin distinguir el sexo, la edad, la clase social, la raza, ni la religión. Millones de personas están inmersas en un abismo del cual no encuentran salida, porque los carteles de las drogas se han aprovechado de sus debilidades y los adictos se dejan utilizar sin precaver que están destruyendo la única vida que tienen.

El crimen, la drogadicción y el sida, están menguando la moral social y destruyendo las familias y a los hijos. Todas las drogas ilícitas son peligrosas y provocan cambios físicos y psicológicos, exacerbados por el uso prolongado. ¡Dile no a las drogas!

El tratamiento de rehabilitación funciona, si eres víctima de las drogas por haber caído en el uso de esas malditas sustancias. Anímate a pedir ayuda, entiende que existe un camino de retorno para vivir sin ellas. Fortalece tu espíritu y levantate para ser una persona nueva con todas tus potencialidades sin el efecto mortal de las drogas.

Cada vecino debe ser un controlador de su comunidad, pues no sólo corren peligros los hijos de los demás, sino que los suyos también están expuestos. Las drogas ocasionan problemas de salud física y mental, generan adicción y causan sufrimiento a quienes las usan y a sus seres cercanos. El consumo de drogas por vía intravenosa puede propagar enfermedades mortales, especialmente el VIH/sida.

Comentarios

Comentarios