#OPINIÓN Milagro

Carlos Mujica | Foto: Archivo/Referencial |
milagros de la divina pastora. 16/12/2015. foto ivan piña

Así como la energía en lo físico acompaña el esfuerzo humano en el logro de resultados, la energía espiritual también produce resultados intelectuales y artísticos. Este “Milagro” es una creación espiritual, producto de mi consecuencia en mi sueño de conservar viva la huella de tu amado recuerdo. Son tantos los días de tu partida que se han ahogado en el pasado, pero tú mientras yo viva permanecerás en mi presente. ¡Te amo!

Ella murió… y los días que siguieron desde sus amaneceres se sumaban voluntariosos en su ausencia para olvidarla.

La humedad de mis ojos en todos esos días que de continuo siguen, no labraron en mis sentimientos la tumba infernal del olvido.

Llegan los días con su futuro lleno de presagios y el presente insumiéndolos los fagocita haciendo lo imposible.

Ese futuro que siempre lo disuelve la palabra. Yo le decía, como quien tiene ante sí un valioso tesoro que nadie hasta mis ojos jamás habían mirado: ¡NEGRA! y el dulce blanco de su piel se canelizaba difundiendo el amor contagioso de sus encantos en los despojos del aroma de la corteza.

La lloro porque con ello cumplo espiritual la dulce fidelidad. Y si mi Dios oyera el gemir desconsolado de mi inaudito llanto una indescriptible alegría jamás imaginada mi ser invadiría.

De Tertuliano admito estas palabras: “El hijo de Dios murió y es todavía más creíble porque es increíble, y después de enterrado Resucitó, porque esto es imposible.” Las cosas del espíritu y de la fe nazarena en los hombres de la Tierra están llenos de imposibles y en algún inconcebible de los imposibles, podría para sorpresa de aquellos incrédulos creyentes, por mi amor infinito, perseverante; con su fidelidad otorgar al fin por imposible acariciar en ti otro milagro.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios