“Sector agrícola necesita mucho más que créditos”

Reactivar al sector agrícola representa una dura labor que demanda mucho más que dinero. Para el abogado e ingeniero agrícola, Miguel Soto, el tema de la agricultura en Venezuela es más complejo de lo que se puede pensar.
En primer lugar, el financiamiento y los recursos económicos representan sólo una parte de la cadena productiva, pero no la más importante. “Tenemos que aclarar que la agricultura es un problema complejo, pues no es sólo sembrar la semilla sino cuidar por las operaciones de cultivo, producción y comercialización”.
También influyen otros factores, entre ellos el precio de los rubros, la vialidad agrícola, el traslado de los alimentos desde el campo hacia los centros de consumo, mejoramiento de las líneas de distribución, comercialización de la producción y dotación de insumos. “El Estado tiene que garantizar todas estas condiciones además de una asesoría técnica especializada. Las medidas momentáneas no tocan el fondo del problema agrícola, requiere una respuesta completa e integral, además de una clara voluntad de progreso”.
El abogado destacó que la creación del Fondo Ezequiel Zamora no será suficiente si no incluye la opinión de las asociaciones de productores, campesinos y consumidores en un gran consenso nacional. “¿De qué sirve dar dinero a los productores si traemos cebolla importada?. Este Gobierno no apoya la producción nacional ni garantiza la seguridad por lo tanto crea incertidumbre y disminuyen las inversiones”.
Deudas pendientes
El abogado Miguel Soto consideró justo y oportuno que el Estado responda económicamente por las expropiaciones y toma de tierras en diferentes estados del país. “El Gobierno ha sido indiferente e irresponsable con el pago de las expropiaciones tanto en el área agrícola como empresarial”.
Soto explicó que honrar estos compromisos no está en la agenda presidencial por cuanto no está contemplado en el presupuesto nacional. “En la planificación no hay ni un bolívar para honrar las deudas a los producción. El tema agropecuario no está siendo tratado con la profundidad que requiere”.
El deterioro de las organizaciones tomadas por el Gobierno evidencia la falta de planificación estratégica. “Vemos el decaimiento del Central Pío Tamayo en El Tocuyo y notamos que no existe una política adecuada a las necesidades del sector”.
Recordó que la agricultura es un sector vital para la economía del país, debido al rol que desempeña como garante de la soberanía agroalimentaria.
Foto: Ricardo Marapacuto/ Archivo

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios