En este país… 25-03-2012

MÁS SOBRE EL AGUA

En mi artículo sabatino hablé del tema. Vuelvo a hacerlo hoy. No sólo por la importancia que le reconozco, y mis paisanos lo saben desde hace años, sino por nuevos e insólitos acontecimientos vinculados al agua. Voceros políticos del oficialismo, empezando por el Presidente, tacharon de “terrorismo” las alusiones  a la calidad del agua. El primer mandatario pidió a Fiscalía y TSJ “actuar”. La Fiscal General de la República anunció la apertura de una investigación porque las informaciones sobre contaminación del agua “no son veraces”. Horas después, el Tribunal 25 de Control de Caracas acordó medida cautelar que prohíbe a los medios hablar del tema salvo que cuente “con el debido soporte técnico veraz avalado por un organismo competente”. Es decir que a fin de cuentas, solo el gobierno podría decirnos verazmente si el agua que recolecta, procesa y distribuye es de buena calidad.

Me parece objetivo que aquí hay derechos constitucionales involucrados. El derecho a la información y, en último caso, el derecho a la vida.

Pero, si se le quiere dar solución al problema, solución de verdad, podrían tomarse decisiones concretas y prontas. ¿Por qué no se acepta la proposición de la Mesa de la Unidad de designar una comisión científica independiente que evalúe la calidad del agua? O, si se desconfía de los expertos venezolanos o se cree que aquí nadie escapa a la polarización que desde el poder se propicia, podría asumirse el camino que plantea Provea, la ONG dedicada a los derechos humanos, de pedir esa evaluación a la Organización Mundial de la Salud. Si cumplimos las Metas del Milenio, como alega la propaganda gubernamental, cual puede ser el inconveniente de hacer una evaluación independiente de la calidad del agua.

Pero hay más, y más cerca. En el 2001 la Asamblea Nacional aprobó una moderna Ley Orgánica para la prestación de los servicios de agua potable y saneamiento, que de haberse instrumentado hubiese asegurado servicios de mejor calidad. ¿Por qué no se le da cumplimiento?  Tampoco se está cumpliendo la Ley de Agua del 2007, que sienta las bases para una planificación y aprovechamiento sustentable de los recursos hídricos.

Ignora quien escribe si pedir el cumplimiento efectivo de leyes vigentes de la República está en el supuesto de la decisión judicial obtenida por el Ministerio Público, parece lógico y constitucional, que entre las obligaciones de ese órgano está velar porque las leyes se cumplan.   

CARA Y SELLO

Empezó la semana el Presidente con la más curiosa de las advertencias. Una al candidato presidencial Henrique Capriles Radonski de que se planificaría un atentado en su contra y que la amenaza provendría de sectores de la oposición. En la prensa del jueves aparece la Fiscal General de la República declarando que “nadie ha acudido a su despacho para interponer ninguna denuncia” y, en consecuencia, “no hay ninguna investigación abierta”.

Si lo que dijo el Presidente es verdad ¿Cree usted que mentiría al respecto?, el gobierno sabe que el complot existe y, además, sabe quien o quienes estarían en él. Pero no había acudido aún al Ministerio Público a presentar el caso.

Capriles Radonski opina que el gobierno debe garantizar la seguridad a todos los venezolanos, que no sabe si interpretar la palabra presidencial como advertencia o como amenaza y que seguirá recorriendo el país con su mensaje de paz y progreso.

REGISTRO ELECTORAL

A tres semanas del cierre del registro electoral, con Semana Santa en el medio, preocupan la insuficiencia de puntos de inscripción, su distribución inadecuada y la irregularidad de su funcionamiento, aunque este último aspecto ha venido mejorando, según informaciones que este cronista ha recibido.

La negativa del Poder Electoral a abrir puntos de inscripción en las universidades, después que así se había acordado, no ha recibido una explicación satisfactoria, pues el incidente de Táchira no puede generalizarse y luce más como un pretexto porque no hay voluntad.

Esto no es consistente con la hermosa e intensa campaña hacia los nuevos votantes que el propio CNE ha desarrollado.

Por encima de esos obstáculos, toca al nuevo elector, al ciudadano venezolano, hacer un esfuerzo adicional para ejercer su derecho y cumplir con su deber.

NOTICIAS PETROLERAS

En una semana, varias noticias sobre la estatal petrolera. Su nómina aumentó 27% en cuatro años, con base en cifras de la Memoria y Cuenta. No obstante el control de cambio, la empresa exige a las aerolíneas el pago del combustible en dólares. En un año, las cuentas por cobrar de Pdvsa crecieron 44%, de 20 a 28.9 millardos de dólares. Le deben Corpoelec, Pequiven, la Corporación de Guayana y los convenios con Bolivia, Uruguay y Haití. Nicaragua le pagó con pantalones. La empresa invierte más en “desarrollo social” que en exploración, producción y refinación que son medulares en el negocio de donde saca dinero para apoyar el desarrollo del país, un modo lento de ir matando por asfixia a la gallina de los huevos de oro.

De la contaminación de aguas del Guarapiche, el Tascabañas y ríos del Sur del Lago por derrames petroleros se ha prohibido hablar sin validación por parte de un organismo competente, ¿será que pronto se obligará judicialmente a que Pdvsa autorice cualquier información sobre sí misma?

DILE AL LUCERO DEL ALBA

En una semana de noticias raras, sabemos que FONDEN habría adquirido bonos bolivianos y lo sabemos porque sus números dicen que percibió 86.12 millones de dólares, en septiembre, octubre y noviembre de 2010 por concepto de vencimiento de títulos de títulos de la deuda pública de la República de Bolivia.

Pero el informe del Comisario del ente público correspondiente al primer trimestre de 2011, llama la atención sobre el hecho de que Bolivia no emite bonos desde 1920. Por cierto, hace poco el Ministro de Finanzas del gobierno de Evo Morales Luis Arce, declaró a la agencia especializada Bloomberg que su país lanzará al mercado internacional una emisión de bonos en los próximos meses, una operación financiera que la nación altiplánica no realiza desde hace casi cien años, como informó orgullosamente el funcionario.

¿Será que Fonden ha incursionado en el mercado de antigüedades? ¿O qué por razones de hermandad nos vendieron y pagaron el vencimiento de bonos que no han emitido? Tendrá el lucero del ALBA que alumbrarnos los pasos, porque uno no entiende.   

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios