1.100 millones de dólares en pérdidas dejó explosión en Amuay

La explosión hace más de un año en la mayor refinería de Venezuela, que dejó 47 muertos y es considerado por el gobierno producto de un sabotaje, causó pérdidas económicas por 1.100 millones de dólares, informó este lunes el ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez.

El siniestro en la refinería de Amuay, en el estado Falcón (noroeste), el 25 de agosto de 2012, dejó “daños materiales en tanques, 3.400 viviendas afectadas en áreas aledañas y 1.100 millones de dólares” de pérdidas en total, indicó Ramírez al presentar los resultados de una investigación sobre el incendio en esta instalación que procesa 645.000 barriles de petróleo diarios.

El funcionario, también presidente de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), precisó que el incendio, una de las mayores tragedias en instalaciones petroleras de Venezuela, dejó 47 muertes y 135 heridos, y fue producto de un “escape masivo de gas inflamable”.

“El gas se incendió generando una onda expansiva que causó fatalidades, lesionados, daños a instalaciones de terceros y a la propia refinería”, añadió el ministro, insistiendo en que la abrupta fuga fue producto de un “sabotaje”.

Las investigaciones “llevan a la conclusión sin duda alguna de que fue una acción deliberada, fue una acción de sabotaje que produjo esta explosión con sus terribles consecuencias”, añadió el ministro en la presentación en la sede de PDVSA.

La investigación fue realizada durante un año por el Ministerio Público, el servicio de inteligencia, la policía científica y PDVSA.

La fuga de gas provocó un incendio en nueve tanques de combustible, algunos de los cuales permanecieron en llamas cuatro días.

Foto: Archivo

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios