AN inicia el debate sobre Ley Habilitante este martes

Copei, Primero Justicia, Alianza Bravo Pueblo, Voluntad Popular y Un Nuevo Tiempo opinan que la lucha contra la corrupción es una excusa

Debido a que este martes el presidente Nicolás Maduro acudirá a la Asamblea Nacional para solicitar una ley habilitante que le permita luchar contra la corrupción, los dirigentes de varios partidos políticos ratificaron su rechazo ante tal petición, por considerar que no es necesaria ya que el Gobierno cuenta con las herramientas necesarias para resolver dicho problema. Además, alertaron que lo que pretende el oficialismo es distraer al pueblo de la grave situación que afecta al país, además de incrementar la persecución a la disidencia.

Al respecto, el secretario general de Copei, Jesús Alberto Barrios, señaló que la ley Habilitante no es necesaria, debido a que el Gobierno cuenta con los suficientes instrumentos legales para atacar la corrupción administrativa. “Entre otras, la Ley Anticorrupción, que fue aprobada en el año 2003 y que no se ha puesto en práctica todos estos años”, apuntó.

Por su parte, el presidente encargado de Alianza Bravo Pueblo (ABP), diputado Richard Blanco, indicó que si el Gobierno quiere luchar contra la corrupción debe hacerlo a través de las instituciones correspondientes y denunciar los hechos irregulares en la Fiscalía General de la República y ante los tribunales del país.

La desesperación de Maduro

Entretanto, la dirigente de Primero Justicia (PJ), diputada Dinorah Figuera afirmó que es notoria la desesperación del presidente Nicolás Maduro de solicitar una Habilitante con la excusa de combatir la corrupción. “El Gobierno tiene todas las instancias legales, Contraloría General de la República y Comisión Permanente de Contraloría de la Asamblea General, entre otras para ejercer la lucha contra la corrupción. El oficialismo quiere una ley habilitante para terminar de saquear las arcas del país, ya están acabando con el oro venezolano”, expresó.

Una nueva burla

A su vez, el dirigente de Voluntad Popular (VP), David Smolansky, sostuvo que la solicitud de Maduro representa una nueva burla y amedrentamiento hacia los venezolanos, con la intención de perpetuarse en el poder.

“Esta petición de poderes especiales es un reflejo de lo que hace cualquier autócrata y dictador con el fin de someter a la sociedad y de esa forma tratar de imponer su voluntad a punta de represión. Estamos muy claros que 99 diputados no podrán con millones de venezolanos que quieren vivir en libertad”, dijo Smolansky.

El vocero de la tolda naranja agregó que si Maduro de verdad quiere erradicar la corrupción debe empezar internamente, cortando todas las redes corruptas que existen en Miraflores y en los organismos públicos.

Reprimir y distraer

De igual forma, el dirigente de Un Nuevo Tiempo (UNT), diputado Hiram Gaviria, advirtió que detrás de la petición de habilitante, se esconde la intención del gobierno de aumentar la represión y persecución contra la disidencia y distraer a la población de los verdaderos problemas que aquejan a los venezolanos, como son la inseguridad, escasez y desabastecimiento.

“El gobierno nacional está sumergido en la falacia, se le ha mentido a los venezolanos, tenemos altos índices de escasez, desabastecimiento, falta de producción y eso se debe a los que gobiernan al país, puntualizó.

Intento desesperado

Finalmente, el diputado Abelardo Díaz, en representación de los parlamentarios de la Mesa de la Unidad Democrática, catalogó la solicitud de Maduro, como un intento desesperado por buscar la legitimidad y constitucionalidad que no tiene actualmente en el ejercicio del cargo de presidente de la República.

“Todos los diputados democráticos ejerceremos nuestro voto en el Parlamento con total responsabilidad y compromiso, tanto con la confianza depositada en nosotros por nuestros electores, como con total respeto al Estado y al país, que en su inmensa mayoría ve este acto como un irrespeto a la autonomía e independencia de los poderes públicos, por ello, nuestro voto será un rotundo no a la habilitante”, manifestó.

Díaz añadió que Maduro no tiene moral alguna para solicitar poderes especiales para una presunta lucha contra la corrupción cuando él y sus camaradas manejan el 95% de los recursos del país. “Hoy Venezuela está ubicada entre uno de los países con más alto índice de corrupción en el mundo.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios