Movilidad reducida en diversas vías de Barquisimeto (Fotos)

Ir de un lugar a otro en Barquisimeto no es tarea fácil, menos aún si se requiere atravesar la ciudad de extremo a extremo. La congestión vehicular en las calles, carreras y avenidas de la capital larense ya no son un asunto exclusivo de las horas “pico”, sino que se presentan durante todo el día.

Conductores ansiosos que esperan el cambio de luz, buscan con afán alguna vía alterna que luzca más despejada que las arterias principales e incluso cometen alguna imprudencia, son parte del paisaje en la otrora apacible y despejada urbe. Otro escenario recurrente son las colas, algunas más semejantes a enormes estacionamientos.

Las carreras 24, 26, 27 y 28, así como la avenida Carabobo, fueron en algún momento buenas opciones de desahogo. Sin embargo, al verse considerablemente reducida la movilidad en la avenida Venezuela por la implementación de los canales exclusivos del sistema de transporte masivo Transbarca, todo ese flujo de automóviles pasó a congestionar las vías aledañas.

En el centro

El casco central de la ciudad también se vio afectado por Transbarca. Si bien es cierto que el nuevo sistema ha beneficiado a un considerable número de pasajeros, sus efectos sobre la movilidad urbana no han sido los mejores.

La avenida 20 es, desde hace varios años, un boulevar exclusivo para el paso peatonal, y actualmente para la circulación de las unidades del sistema de transporte masivo. Paralelamente, las carreras 21 y 18 recogen el tráfico vehicular en sentido este – oeste, que incluye un importante volumen de unidades de transporte público. Atravesar cualquiera de estas vías, desde la avenida Vargas hasta la calle 42 (24 cuadras), toma entre 35 y 40 minutos.

Semáforos

La sincronización de los semáforos es otro aspecto que debe abordar la municipalidad, a fin de agilizar el tránsito automotor en la ciudad.

Si bien varios de estos dispositivos ya cuentan con un cronómetro que indica los segundos que restan para cambiar de luz, muchos de ellos ubicados en vías neurálgicas no conceden suficiente tiempo en luz verde, lo cual origina congestión.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios