Consejos para una dieta de adelgazamiento

En la elaboración de una dieta de adelgazamiento no solo se ha de tener en cuenta el concepto energético, también hay que valorar la combinación de los alimentos entre sí, el origen de la obtención de las proteínas, la calidad de los hidratos de carbono, etc.

Pues incluso con la dieta más perfecta y el plan de ejercicios más eficaz es vital mejorar los sentimientos que las personas con sobrepeso tienen respecto a sí mismas y darse cuenta de si la comida sustituye otras alegrías de la vida. El cuerpo y la mente requieren un tiempo para recuperar su peso normal.

Los hidratos de carbono complejos (aquellos que contienen los cereales integrales y legumbres) son los de menor índice glicémico, es decir, nutren durante más horas al absorberse lentamente en la sangre y aportan fibra y energía que nutre sin engordar.

Para adelgazar la cuestión no está en limitar las energías, sino en consumir únicamente alimentos que hacen que la subida de insulina sea progresiva, los niveles de glucosa disminuyan también progresivamente y la sensación de hambre se produzca de forma más tardía.

Los carbohidratos refinados entran con rapidez en sangre llenando las reservas y produciendo un excedente de glucosa que el organismo guarda en forma de grasa.

Al combinar en una misma comida una sustancia grasa (la mantequilla) y una harina (el pan), la glucosa del pan se metaboliza en forma de energía y parte de la grasa de la mantequilla será transformada por la insulina en grasas de reserva en vez de ser eliminada como ácido graso a través del intestino.

Este proceso sucede cuando el páncreas libera mayor cantidad de insulina de la que es necesaria. Es el estado del páncreas el que establece la diferencia entre el individuo con tendencia a la obesidad propenso al hiperinsulinismo y aquel que puede permitirse comer cualquier cosa sin peligro de engordar.

Una alimentación hiperglucídica, con predominancia en frutas dulces, miel, azúcar blanco y dulces, puede conducir a una disfunción pancreática y un consecuente sobrepeso.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios